Archivo de la etiqueta: tradición

Toros en Cogolludo

Cortesia JL Perez Arribas

La primera referencia de los toros en Cogolludo, y posiblemente en la Sierra Norte de Guadalajara, data de 1.546. En las “Ordenanzas Municipales” se dice: ”Primeramente que la persona en quien se rrematare la carniçería …………sea obligado a dar doze ducados a el conçejo de esta villa o a sus mayordomos para el toro de señor san rroque”. Los toros se popularizaron en el siglo XVI en las villas importantes.

En Cogolludo, las corridas se celebraban en la Plaza Mayor; el Duque de Medinaceli y acompañantes la veían desde el balcón del cuarto rico. Hay constancia de 5 corridas, según nos cuenta el maestro JL Perez Arribas. En la de 1.563 se mataron 2 toros, siendo “la carne de uno para los pobres de la villa, como era costumbre”. La de 1.573 tuvo trágicas consecuencias, como indica la leyenda de la Cruz de piedra.

Cortesia JL Perez Arribas

Al principio se celebraban el dia de San Roque, pero se fue extendiendo a otras fechas festivas como el Corpus, Virgen de los Remedios, Santiago, Virgen del Rosario, … a partir de 1.606, cada vez que el Duque de Medinaceli venía a su palacio y/o quería obsequiar a sus ilustres visitantes, como el obispo de Sigüenza.

Desde entonces, y salvo el lapsus de la guerra (in)civil, las corridas no faltaron ningún año durante las fiestas patronales en honor de Nª Sª de los Remedios. Por Cogolludo ha pasado lo más granado de las figuras del toreo de la época: Victoriano de la Serna, Andrés Vázquez, Efraín Girón, Antoñete y Victoriano Valencia, … Y la tradición continua.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Toros en Cogolludo

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Epidemias en la Sierra Norte de Guadalajara durante la Edad Media

En los siglos XI y XII se produjo la repoblación de la Sierra, se fundaron la mayoria de los pueblos y se fortalecieron los ya existentes, organizándose en Comunes de Villa y Tierra. Esto unido al aumento de la natalidad, estructuraron la comarca…. que se vio modelada por grandes epidemias en siglos posteriores

La primera pestilencia, según recogen las crónicas de Alfonso X el Sabio, llegó al reino de Castilla hacia 1.350, pero hubo oleadas de peste en 1.363 y 1.374 que provocaron el abandono de muchos lugares de la Sierra que nunca se recuperaron (despoblados) y múltiples leyendas (envenenamiento masivo, hormigas gigantes, …) para justificarlo

En 1.450 otra epidemia de peste diezmó Atienza y su territorio, con tal virulencia que tuvieron que pedir ayuda al rey, provocando su decadencia. Atienza pierde su poder estratégico, politico y demográfico y de su Común de Villa y Tierra se desgajaron el condado de Galve, el Señorio de Jadraque, el Condado de Miedes, …

Las luchas politicas y militares por el trono en el reino de Castilla, las fluctuaciones de las cosechas, las hambrunas, la subida de precios y la gran mortalidad por las epidemias sumieron a la Sierra Norte de Guadalajara en un pozo del que tardó más de un siglo en salir.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Epidemias en la Sierra Norte de Guadalajara durante la Edad Media

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural

Uva y vino autóctonos de la Sierra Norte de Guadalajara

Recientemente se ha descubierto una uva autóctona, y única en el mundo, en un antiguo viñedo de Cogolludo: la uva tinto fragoso. El mérito es atribuible a la Finca Rionegro y al Instituto del Vino de Castilla La Mancha (IVICAM), incluido en el IRIAF. Pero vayamos por partes:

  • Las distintas variedades de la vid proceden de un tronco común y tienen su origen en hibridaciones naturales, artificiales y mutaciones.
  • El IVICAM mantiene una base de datos genética de de la vid (“Germoplasma”), uno de cuyos objetivos es preservar y estudiar variedades autóctonas minoritarias o en peligro de extinción. Su información está adisposición de los viticultores de la región.
  • Por cada variedad hay 6 indicadores genéticos (“microsatélites”) que la identifican.

    Cortesía IVICAM

  • El IRIAF determinó que la uva descubierta (tinta para vinificación), Uva Tinto Fragoso es única.
  • Un grupo de investigadores hizo un análisis comprarativo con la variedad Tempranillo y estudió su potencial enológico, con resultados más que satisfactorios.
  • Finca Rionegro decidió hacer un vino exclusivamente con esta uva, cuyo proceso de fermentación ha finalizado recientemente, siendo presentado en TVE y aplaudido por los expertos.

Además de potenciar nuestro patrimonio cultural, se abren nuevas oportunidades de negocio. Para la Sierra Norte de Guadalajara supone un valor añadido que confirma una vez más que los encantos de esta tierra son únicos.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Uva y vino autóctonos de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Tortillas y revueltos de verduras silvestres en la Sierra Norte

En primavera abundan estas verduras en la Sierra Norte de Guadalajara y antaño, el pueblo que es sabio (y que durante siglos practicó una economía de subsistencia) aprovechaba para variar su menú. Algunas se cocinaban en potajes y cocidos; otras se tomaban rehogadas, sin más acompañamiento que la hogaza de pan. Pero cuando se podía, se hacían tortilla o revueltos; cada familia tenía gallinas en el corral para autoconsumo. La diversidad de verduras y el saber popular originaron infinidad de recetas. Según el tipo de verdura, antes de pasarlas por los huevos batidos, requerían un tratamiento diferente:

Los cardillos, collejas y pucharacas (espinacas) han de hervirse con agua y escurrir bien. Espárragos trigueros, mocosos, sarceros, … han de pasarse por la sartén para dejarlos tiernas. Algunos resultan poco apetecibles si no se combinan con la patata (tortilla al gusto), como capirotes y colmenillas. Pero todos combinan bien con este tubérculo, incluso mezclándolas.

Estas recetas desaparecieron con la despoblación, si bien todavia se practican en nuestros pueblos. Hoy son delicatessens, que algunos bares ofrecen como tapas y restaurantes serranos incluyen en su carta. Si te las ofrecen, serás afortunado. Ya me lo agradecerás.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Tortillas y revueltos de verduras silvestres en la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Cuaresma y bebidas en la Sierra Norte de Guadalajara

Antaño la Iglesia prohibia comer carne en Cuaresma, salvo a quienes pagaban religiosamente la Bula (nunca mejor dicho). Pero sobre el beber no decía nada. Y en la Sierra Norte de Guadalajara esta distinción tenía su importancia.

En Cuaresma se bebía como de costumbre, como cuando apretaba el frío, pero se comía menos y se ayunaba más (el que podía; en algunas casas la penitencia duraba todo el año). El alcohol hacía efecto antes, a pesar de que el vino, blanco y tinto, eran de baja graduación (7-8º). Lo que provocaba más trifulcas de lo habitual.

El vino tiene una larga tradición en la Sierra desde la Edad Media; hasta los monjes de Bonaval lo incluían en su dieta. Y cuando la economía no lo permitía, se acudía al revino y a la bebida, derivados del vino que conservaban un tenue sabor y olor al preciado líquido.

Pero no eran las únicas bebidas. Del vino de nueces, aunque se hacía en verano, se solia guardar alguna botella para Cuaresma. En algunos lugares se hacía hidromiel, pero de forma residual. Había alambiques para obtener aguardientes y licores (de cerezas, de guindas, …) El inventario de 1.510 del Monasterio de Bonaval registra la existencia de 2 alambiques.

Pero de estas bebidas y de su elaboración artesanal solo quedan recuerdos: todos desaparecieron con la despoblación de los 60´s. Menos mal que nos quedan los vinos de altura y algún vecino que no renuncia a su propio vino. Le animamos a compartirlo con este bloguero. ¡Salud!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Cuaresma y bebidas en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos

Tradición y fiesta en la Sierra Norte de Guadalajara

Las fiestas tradicionales definen el carácter de los hijos del pueblo y mantienen el arraigo con su tierra. De ahi su importancia, además del interés etnográfico y turístico. Quizás rito y significado hayan cambiado, adecuándose a los tiempos, tanto si la fiesta se ha mantenido y/o fue recuperada. Pero no ha variado la emoción que despierta en los vecinos, dificil de apreciar por visitantes y turistas. La Sierra Norte de Guadalajara disfruta de un centenar de ellas.

Un caso paradigmático es Retiendas y su fiesta de las Candelas, la única botarga que se mantuvo siempre (excepto los años de la guerra in-civil). Cada año el pueblo en fiesta acoge a un centenar de vecinos y decenas de visitantes. No importa la climatologia. En fines de semana anteriores y posteriores, apenas son visibles algunos vecinos y los turistas que se dirigen al Monasterio de Bonaval.

Este año una exposición de fotografías recorría la fiesta desde los años 40 hasta la actualidad. Los mayores se emocionaban al reconocer padres, tíos y conocidos; algunos contaban anécdotas de ellos. Solo por ver estas escenas mereció la pena ir. Bueno por eso y por ver a Noelia de botarga. Lo bordó; ella es así.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Tradición y fiesta en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos

Dos museos desconocidos de la Sierra Norte de Guadalajara

Desconocidos pero muy interesantes. Los museos de Almiruete (Botargas y Mascaritas) y Valverde de los Arroyos (Etnográfico), tienen mucho que ver. Chiquititos pero muy cuidados, se disfrutan en unos minutos inolvidables. La proximidad y belleza de sus pueblos son otros alicientes que invitan a visitarlos.

Ubicado en un edificio típico de la Arquitectura Negra de Valverde (con balcones), está organizado en 4 áreas: sala del telar y artes textiles, sala de herramientas, sala de audiovisuales y sala de exposición de fotografías antiguas, además de la biblioteca. Sin menoscabar las ayudas de las Administraciones, este museo debe su existencia al esfuerzo y constancia de los vecinos, que se turnan para mantenerlo abierto en fines de semana. Acoge exposiciones temporales sobre temas serranos.

Con los trajes de Botargas y Mascaritas que han llevado los vecinos en su fiesta más ancestral, se creó este museo de Almiruete (algunos con 100 años de antigüedad). Cada año incrementa su patrimonio con las máscaras del carnaval finalizado, ya que la tradición marca que solo pueden usarse una vez. Por temática y características es único en el mundo. Está situado en la Plaza del Olmo, la entrada es gratuita y el horario de 10.00 a 14.00 horas. La escasez de medios económicos solo permite abrirlo en fechas muy concretas.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Dos museos desconocidos de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

Semillas y SECARRO

Sabido es que en los años setenta, Semillas cambió su nombre por SECARRO, suma de la silaba inicial de Semillas, Cabezadas y Robredarcas, y que años después (dicen que ante la oposición del vecindario), volvió a su nombre inicial. Intentemos documentar estos cambios:

  • El BOE del 12 de mayo de 1.967, y por temas de ocupación de tierras para la repoblación forestal, menciona Robredarcas como Entidad Menor dependiente de Las Cabezadas (lo era al menos desde 1.857).
  • Según algunos autores fue el gobernador civil, Pardo Gayoso, quien en 1.959 promovió la unión de los pueblos de Semillas y Las Cabezadas, cambiando su nombre por SECARRO. 
  • El decreto 3400/1969,de fecha 11 de diciembre, aprueba la fusión voluntaria de estos municipios y su cambio de nombre por SECARRO, con capitalidad en Semillas.
  • Si bien a partir de ese momento se utilizó el nuevo nombre -SECARRO-, siempre iba seguido de la coletilla (Semillas), incluso en documentos oficiales. Así figura en el BOE de 16 marzo 1.972, que hace referencia a la expropiación de terrenos para obras en el embalse del Pozo de los Ramos
  • No se sabe a petición de quién (suponemos que del Ayuntamiento y/o del Gobierno) D. Amando de León, historiador de número de la Real Academia de Historia, en un informe del año 1.975 recomendaba volver al nombre inicial de Semillas.
  • Unos meses después, el 8 de Noviembre de 1.975, el Consejo de Ministros aprobó el cambio de nombre a Semillas, según informa ABC.

Y así continua. ¡Esperemos que por muchos años!

Lar-ami

Comentarios desactivados en Semillas y SECARRO

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

Plantas medicinales de la Sierra Norte de Guadalajara

Los pueblos de la Sierra Norte empezaron a tener servicio médico en el siglo XIX. Desde antiguo la gente buscaba y encontraba remedio en las plantas, de su municipio y/o de tierras cercanas. El Estudio Etnobotánico de la Sierra del Altorey, de Carolina Lozano y Jerónimo Pérez, incluye estas:

  • Sanguinaria (Paronychia argentea): perenne y de color rojizo, crece pegada a suelos calizos y arenosos. Florece en primavera, cuando se recoge la planta entera; una vez secas y en infusión son un buen remedio para el dolor de garganta.

    Gayuba

  • Romaza (Rumex pulcher): comestible; machacada y como cataplasma cura heridas infectadas
  • Malva (Malva sylvestris): los vahos de su flor (cocida) cura los catarros.
  • Jara pringosa (Cistus ladanifer): el caldo de sus flores cocidas cura los eczemas; el de sus hojas asienta el estómago.
  • Gayuba (Arctostaphylos uva-ursi): su hoja cocida está indicada para las infecciones renales. Sus hojas se exportan al Levante y de ellas se extrae una aceite medicinal muy apreciado.

    Jabonera

  • Vasos, jaboneras (Umbilicus rupestris): sus hojas, a las que se les quita una fina capa del envés, se cura heridas infectadas y verrugas aplicándolas como cataplasma durante unos dias.
  • Espino, espino blanco, majuelo (Crataegus monogyna): una infusión con sus flores produce efectos similares a la tila.
  • Rosal, escaramujo, carambujo (Rosa canina): sus frutos se tomaban contra lombrices y diarreas.
  • Ruda (Ruta graveolens): calma el dolor de articulaciones y rebaja la inflamación. Seca, se fríe con aceite y la masa se aplica como cataplasma.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Plantas medicinales de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Plantas aromáticas de la Sierra Norte de Guadalajara

Cantueso

Aunque la mayoría de estas plantas se dan en toda la geografía mediterránea, en la Sierra Norte de Guadalajara tenemos varias autóctonas. Sean estos unos ejemplos tomados del Estudio Etnobotánico de la Sierra del Altorey de Carolina Lozano y Jerónimo Pérez.

  • Laurel (Laurus nobilis): se cría en barrancos húmedos y umbríos. Aderezo de guisos y asados
  • Hinojo (Foeniculum vulgare Miller): se utilizaba para aderezo de las aceitunas
  • Cantueso, cantihueso (Lavandula stoechas): arbusto aromático, siempre verde y abundantes ramas.

    Saúco

  • Poleo (Mentha pulegium): crece en lugares húmedos al borde de los arroyos. Florece en verano.
  • Menta, Hierbabuena del borrico (Mentha suaveolens): excelente olor; crece en juncales y lugares húmedos.
  • Orégano (Origanum vulgare): autóctono, crece en los claros del bosque y a orilla de los caminos.
  • Tomillo (Thymus mastichina): florece de mayo a julio, sobre sustratos silíceos y en roqueos calizos.
  • Saúco (Sambucus nigra): su flor blanca olorosa ahuyenta a las moscas (y a las malas personas).

    Té de roca

  • Manzanilla (Anthemis arvensis): crece en sitios despejados; la tradición dice que ha de cortarse en la mañana de San juan para que conserve sus propiedades curativas.
  • Té de roca (Jasonia glutinosa): crece en terrenos calizos, poco ácidos y soleados

Algunas de estas plantas también son medicinales; hablaremos de ellas en otra ocasión.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Plantas aromáticas de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de Guadalajara