Archivo de la etiqueta: siglo XX

La Torrecilla de Jócar

Situada al norte, tras las ruinas del pueblo, este cerro de 200 metros de altura domina el paisaje, cual atalaya defensiva. Antaño servía a pastores y campesinos para orientarse y ubicar el pueblo. Un majano en forma de cono (que se mantiene en pié) actuaba de faro, como era habitual en la Sierra Norte de Guadalajara.

Dicen que desde aquí la artillería bombardeaba Tamajón, en la zona republicana (el frente estuvo durante toda la guerra en el Sorbe) y que en la cumbre se conserva un búnker. Quisimos comprobarlo y subimos por la vereda que arranca desde la pista a Fraguas; en poco más de media hora llegamos arriba (hay otra senda desde la carretera de Arbancón, algo más larga y menos empinada).

El búnker impresiona: por su orientación oeste, forma semicircular y soterrada por el este, 2 entradas (una en curva), 3 arpilleras para disparar, poyete en la sala interior para el descanso,… Construido de hormigón, con muros de 40 cms de espesor se mantiene tal cual fue hecho, salvo por la maleza en las entradas. Nos preguntamos como subieron los materiales.

Está protegido por tres nidos de ametralladoras situados al sur, que vigilan la carretera de Arbancón. Desde aquí se contempla Tamajón a simple vista; asi los artilleros podían corregir el tiro observando el impacto con prismáticos. La distancia no supera los 8 kms en linea recta.

Abandonado al final de la guerra, quizás fuera el momento de recuperar este búnker, como parte de la historia y como mirador, ya que las vistas son espectaculares. De ellas hablaremos otro día.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Rebeldes con causa en la Sierra Norte de Guadalajara

No resulta difícil encontrar en la Sierra Norte de Guadalajara situaciones en las que el vecindario se rebeló contra el poder:

  • Desamortización de Madoz (1.852): Retiendas solicitó en 1.864 al Gobernador que el monte de Abajo y la dehesa boyal quedasen para disfrute de los vecinos. Así se otorgó el 10 de marzo de 1.865, quedando fuera de la desamortización 250 Has (gracias Aurelio). (Hay otros ejemplos, no documentados que perviven en la memoria popular)
  • La repoblación forestal de la posguerra: ya hablamos de Las Navas de Jadraque ( una situación similar vivió Ujados). Hay varios casos más.

    La Vihuela

  • Expropiación forzosa: algunos lugares fueron expropiados (por cuatro pesetas) y arrasados para reforestar (Jócar). En La Vihuela ICONA se apoderó de los terrenos sin acuerdo ni compensación. Varias familias siguen peleando en los tribunales por sus derechos. Otros pueblos, aún habitados, fueron expropiados para la construcción de un pantano (mítica fue la resistencia de Alcorlo).
  • Agrupación de municipios: Debido a la despoblación, en los años setenta el Gobierno promovió la agrupación de ayuntamientos. Los vecinos de La Mierla se opusieron a integrarse con Tamajón, y sigue como municipio independiente. En Semillas el poder pretendió cambiar el nombre al pueblo resultante de agruparlo con Las Cabezadas y Robredarcas (SECARRO). Los vecinos se opusieron y Semillas siguió con su nombre de siempre.

Contaremos estos casos con más detalle en próximas entradas.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Rebeldes con causa en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares

Rebelión en la Sierra Norte de Guadalajara

En la época de Franco la rebelión era imposible, so pena de ser castigado duramente. Por eso resulta impactante la historia de Las Navas de Jadraque, un pueblo de la Sierra Norte de Guadalajara que osó rebelarse contra el sistema.

El decreto 2168/1961 del Ministerio de Agricultura aprobaba la repoblación forestal con pinos de la cuenca del pantano de Alcorlo, que afectaba a varios pueblos, entre ellos Las Navas de Jadraque. El 31 octubre de 1.962 se firmaba el Consorcio GU-3118 , “Taina Vieja y otros”, entre el Patronato Forestal del Estado y el Ayuntamiento, que delimitaba la zona a repoblar (119,98 Has, propiedad del ayuntamiento).

Cuando tiempo después la máquina fue a hacer su trabajo en el término de Las Navas, los vecinos se rebelaron. El ayuntamiento envió con presteza a 2 vecinos (entre ellos Emilio, el futuro alcalde) y consiguieron pararla. El Concejo y los vecinos acordaron impedir la repoblación con un solo argumento: Si a 900 Has del término, le quitaban 120 Has para pinos ¿de que iban a comer?

Los vecinos se enfrentaron a las máquinas y las pararon tantas veces como hizo falta. Tras múltiples gestiones en Madrid con el ICONA, donde acudieron alcalde, concejales y el cura D. Julián, en 1.969 lo consiguieron. A partir de ese año ICONA no insistió más y dejó aparcado el tema (creemos que alguien sensato, y con poder, decidió dejarlo en el cajón sine die). A efectos prácticos, la repoblación se paró para siempre.

Recientemente se ha firmado la anulación definitiva del Convenio con la Junta de Castilla La Mancha, (que asumió las competencias de ICONA), volviendo las tierras a su legítimo dueño … ¡ y sin repoblar! Sea este nuestro pequeño homenaje.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Rebelión en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Mundo rural

La segunda Misión Pedagógica a la Sierra Norte

Ya hablamos de las Misiones Pedagógicas, de la primera que recorrió la Sierra Norte  en 1.932, y nos hicimos eco de las otras dos en años posteriores. Un artículo en Nueva Alcarria (28 abril) del maestro Tomás Gismera nos da detalles de la misión, que tuvo lugar del 24 mayo al 1 junio de 1.933:

  • La organizó y dirigió el profesor de la Escuela Normal de Guadalajara D. Eusebio Criado, ayudado por el ingeniero industrial Ricardo Martinez y 12 alumnos de Magisterio; algunos con experiencia en misiones y otros debutantes (Tomás los nombra a todos).
  • Estuvieron en Condemios de Abajo, Galve de Sorbe, Cantalojas, Valverde de los Arroyo, Campillo de Ranas y Colmenar de la Sierra.
  • Hubo audiciones en Codemios de Abajo, dos en el Ayto y el resto en la escuela: un dia para mujeres y jóvenes (un éxito, solo faltaron 6) y otro para hombres (fueron casi todos).
  • Se establecieron servicios de música en Campillo y Condemios de Abajo.
  • Hubo proyecciones en Condemios de Abajo (23 mayo), Galve de Sorbe (24), Cantalojas (25 y 26), Campillo de Ranas (29) y Colmenar de la Sierra (30).
  • Se organizaron bibliotecas en Cantalojas y Valverde de los Arroyos

El profesor Criado fotografió a los danzantes de Valverde de los Arroyos (que bailaron en honor de las misiones) y recopiló algunas fotos antiguas, que constituyen un pequeños tesoro. Todavía se recuerda que subieron al Ocejón y que escucharon con fervor los romances de la Condesira y la Loba Parda, recitados por dos vecinos.

Lar-ami

Comentarios desactivados en La segunda Misión Pedagógica a la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural

Minas de plata de La Bodera: esplendor y abandono

En 1884 se creó la Sociedad “El Faro” que abrió la mina “San José” aprovechando en parte los trabajos de la época anterior. Los filones abiertos son ricos en fluorita y plomizos, con una muy aceptable riqueza en plata. En los años posteriores continúan los trabajos, abriendo dos minas más, San Joaquín y María. La producción sube hasta los 500 quintales métricos de galena argentífera en los años 89 y 90, alcanzando los 1.201 en el año 1.891, solo superada en ese año por la mina Santa Catalina. Las irregularidades de los filones, los problemas administrativos, la cantidad de concesiones y su dispersión provocaron (al igual que en Hiendelaencina) un nuevo periodo de decadencia en 1.892; esta vez solo duró 5 años.

“El Faro” reanudó los trabajos en 1.897; un año después produjo 20 toneladas de plomo argentífero y 12 Tms en el siguiente, con tres minas más abiertas, San Enrique, San José y San Benito.  La Sociedad entra en crisis y desparece en 1.901, abandonando su explotación. Otro periodo de abandono, de 6 años esta vez.

170308-la-bodera-2

Cortesia de los autores y la revista De Re-Metallica

En 1.908 se abre la Mercedes y se desescombran minas antiguas, produciendo 5 Tms de mineral y dando trabajo a 52 obreros, de los cuales 26 eran mineros. El año siguiente es excelente y se abren grandes expectativas por la riqueza del mineral; la belleza de los cristales de galena y fluorita contribuye a esta expectación.

En 1910 se crea la Sociedad “La Bodera” con el fin de invertir en la mejora y modernización de la explotación. Se ampliaron  las minas San José, Mercedes y Carolina, instalando un transporte por cable hasta la estación de tratamiento, casas de mineros, carpintería, herrería así como una central eléctrica. Sin embargo, con todas las instalaciones en funcionamiento, la producción de 1.914 fue de 10 Tms de mineral, con un 63% de plomo y un 0,36% de plata, superando con creces los gastos a los ingresos, por lo que se paralizaron los trabajos.

Los años 1.915 y 16 las minas siguieron en mantenimiento y sin producción; continuaron así y/o con muy escasa producción hasta su cierre definitivo en 1.925, coincidiendo una vez más con Hiendelaencina y por las mismas razones: escasa riqueza del mineral de plata, baja competitividad con otros productores de plata, el bajo precio de los minerales de plomo y cinc,…

Lar-ami

Comentarios desactivados en Minas de plata de La Bodera: esplendor y abandono

Archivado bajo Costumbres, Paisajes y lugares

El efecto 2.000 en la Sierra Norte

A finales del siglo XX se acelera la recuperación. Los hijos de la Sierra Norte, ya jubilados, pasan aquí largas temporadas y retoman viejas tareas (el huerto, las colmenas, recogida de espárragos,…) Las mujeres recuperan recetas (gachas, migas, puches, …); hacen conservas y mermeladas, … vendiendo los excedentes. Se recuperan costumbres: tertulia en la calle, tomar el fresco y/o el sol en la plaza,.. Atraen hijos, nietos, amigos,…y algunos se quedan. Descubren rincones muy hermosos, naturales y de los otros. Esta nueva visión los conecta con la historia y la tradición. Se despierta la conciencia ecológica.

Nacen las Brigadas anti-incendios, donde trabajan jóvenes que se instalan en la Sierra, y se protegen espacios naturales. Se empieza a valorar lo antiguo, lo genuino: molinos, casas, almazaras, fuentes, … que refuerzan el orgullo del pueblo. Porque son diferenciadores, de gran valor; es la conciencia popular.

Los vecinos se organizan, recuperan fiestas y crean otras nuevas. La Administración mejora infraestructuras y los ayuntamientos desarrollan planes de urbanismo para proteger la fisonomía de su pueblo, que le dan los materiales de la zona: pizarra, caliza, adobe, gorrones, madera, …Son los pueblos coloraos, de la arquitectura dorada, pueblos serranos, pueblos negros,

Ayuntamientos, vecinos, prensa, amigos y amantes de la tierra hacen una apuesta de futuro y dedican su esfuerzo a poner la Sierra Norte en valor. Quizás porque ven al turismo rural como motor de desarrollo de la comarca. ¡Es el efecto 2.000!

Lar-ami

3 comentarios

Archivado bajo Costumbres, Mundo rural, Paisajes y lugares

Casetas en los cruces de carreteras

caseta 1Al visitante de la Sierra Norte le sorprende las casetas situadas en los cruces de carretera, la mayoría en mal estado. Conviene explicar que hasta bien avanzada la posguerra, había pocas carreteras en la Sierra Norte que merecieran tal nombre. Los pueblos se comunicaban entre si por carriles y sendas de herradura. Las carreteras de Tamajón (CM-1004), Cogolludo/Atienza (CM-101;CM-1001) y Jadraque/Atienza (CM1003-CM1001) vertebraban la sierra (no seguían el mismo trazado que hoy).

Por ellas circulaban los autobuses que venían de Madrid (La Bernal, que tenía su sede junto a Cuatro Caminos) y de Guadalajara. Los vecinos de pueblos que no estaban junto a estas carreteras, a lo más que aspiraban era tomar el autobús en el cruce más próximo, desplazándose hasta ellos andando ó en caballerías.

caseta 2La espera en el cruce podía ser larga ya que el estado de las carreteras y la subida/bajada de viajero en cualquier lugar no permitían cumplir el horario. Y penosa: en verano por el calor, en primavera/otoño por la lluvia y en invierno por el frío y la nieve. Para remediarlo se construyeron estas casetas, sencillas y sin mobiliario pero suficientes.

Ya han perdido su función, aunque hay autobuses que suben desde Madrid y Guadalajara y persiste la costumbre de pedir al autobús que pare en el cruce. A veces es respetada por alguna empresa.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Casetas en los cruces de carreteras

Archivado bajo Actualidad, Costumbres, Mundo rural