Archivo de la etiqueta: siglo XVII

Sobre la Inquisición y el Monasterio de Bonaval

Javier Dávara se ha hecho eco de sucesos del Monasterio de Bonaval en el siglo XVII, que recogió Julio Caro Baroja (visitó Bonaval el 13 de enero de 1.965) en su libro Vidas Mágicas e Inquisición. Sea este un breve resumen.

En 1.646 era prior fray Valeriano de Figueredo, de origen portugués y posiblemente converso; al decir de los monjes un hombre inquietante y estrafalario. Contaban que en su muleta ocultaba un pequeño demonio, que invocaba en su provecho. Y decían que dos frailes jóvenes hicieron un regalo en secreto a “María de Mora, vecina de la Puebla de Valles. El prior, al enterarse, la despoja del obsequio y los amonesta; los monjes sospecharon que se había enterado por quebrantar el secreto de confesión o por el diablo.

Otro monje, fray Bernabé Fernández, había solicitado (pedido relaciones) a la viuda Coba y así lo confesó al prior que lo hizo público, con gran escándalo y provocando la enemistad entre ambos. Para evitar mayores males, el monje fue trasladado a la abadía de Monte Sión. Desde allí, en abril de 1.646, denunció al prior ante el Inquisidor de Toledo, por romper el secreto de confesión y tener tratos con el diablo.

Declaraba que, el año anterior, los 6 monjes de Bonaval estaban esperando a Fray Valeriano en la plazuela del monasterio para despedirlo …pero ninguno lo vio partir. Los frailes pidieron al alcalde de Retiendas, Juan Martín, que lo buscase, lo que hizo sin éxito; una prueba irrefutable de trato con el demonio.

Asimismo lo acusó de sacrílego, mujeriego y de otros muchos pecados. El general de la Orden del Cister, Fray Rafael Oñate, responde ordenando el traslado de fray Bernabé al convento de Valparaíso, a tres leguas de Zamora. Pero el fraile escribe al Inquisidor insistiendo en su denuncia… Y aquí termina el asunto, … sin que nada más se sepa de estos personajes.

Según parece, el general del Cister y el Inquisidor decidieron de común acuerdo archivar la denuncia y dar por concluido el tema… para evitar situaciones similares entre monjes de la misma orden. Desde casa hay una preciosa ruta hasta Bonaval, siguiendo la Hoz del Jarama.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Las cofradías de Tamajón en la Edad Moderna

Las cofradías nacieron en el siglo XIV, tras la peste, como grupos laicos con fines piadosos sujetos a la iglesia. Formadas por personas de la misma profesión (cofrades), sus ordenanzas recogían sus obligaciones: ritos, fiestas litúrgicas, cuotas, limosnas, bienes, exvotos y socorro entre miembros,… Ahora que nos acercamos a Semana Santa, es el momento de hablar de las cofradías de Tamajón, que el historiador D. Aurelio García López recoge en su libro “Tamajón en la Edad Moderna”, y que fueron numerosas (hasta 8), como una muestra más de la pujanza de la villa.

Santísimo Sacramento: data de la segunda mitad del XVI y se caracterizaba por la disciplina y el rigor. No pedían limosna y sufragaban los gastos con rentas propias y aportaciones de los cofrades.160315 cofradias
Vera Cruz: de tinte franciscano existía en 1.598. Sufragaban los gastos de cera y misas con limosnas. Sus ordenanzas recogían el recorrido de la procesión de Semana Santa.
Santísimo Rosario existía en 1.580 y tenia altar en la iglesia, en el lado del evangelio. Estaban regulados la organización de procesiones (3), judiada, danzas y comedias, fiestas, multas,… Era la más rica del municipio; sus ordenanzas están detalladas en el libro de Dr Garcia López.
San Nicolás de finales del XVI y desapareció en 1.772. Con escasas rentas para ceras, misas y una comida entre cofrades.
San Sebastián: ya estaba en 1.659 y no tenía rentas. Procesión con misa el 20 de enero, comida de cofrades y almoneda.
Nuestra Señora Asunción: de mediados del XVII. Su día grande era el 15 agosto: estaban obligados a ir a la Víspera, misa mayor y procesión con velas. Debían asistir a enfermos y entierros de cofrades.
Esclavos del Dulce Nombre: fundada en 1.611. Acogía a tejedores y tratantes de lana y tenía altar en la iglesia, junto a la capilla de los Montúfar. Los cofrades debían confesar/comulgar cada 3 meses y asistir a las 12 procesiones anuales.
Nuestra Señora los Enebrales: existía en 1.637 y aún se mantiene, con reglamento aprobado en 1.954

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Fiestas, Mundo rural

Evolución demógrafica de Tamajón

D. Aurelio García López incluye en su libro Tamajón en la Edad Moderna datos interesantes sobre la evolución de la población en este lugar

A partir de entonces la población se mantuvo estable hasta la despoblación de los años sesenta. Hoy su población de derecho es 175 habitantes (incluyendo las pedanías de Almiruete, Muriel y Palancares).

Los métodos censales eran diferentes en cada época y por tanto las comparaciones resultan poco útiles. Pero permiten confirmar la evolución de Tamajón y sus gentes, que hemos expuesto en ocasiones anteriores y que no es muy diferente de la que han seguido los pueblos de la Sierra Norte.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Evolución demógrafica de Tamajón

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Tamajón en los siglos XVI y XVII

Siempre se ha dicho que la edad de oro de Tamajón fueron los siglos XV, XVI y XVII. Hasta que D. Aurelio García López incluye algunos datos relevantes en su libro Tamajon en la Edad Moderna, que indican que el XVII no fue tan brillante.

Tamajón ya era villa en 1.480 y señorío de la familia Mendoza, que en el siglo XVI era propietaria de tierras, un tinte, un molino harinero de cubo en el valle de Retiendas (el molino de Huertas) y su casa palacio (el ayuntamiento). Un siglo después solo mantenían los derechos señoriales; las alcábalas (10% de las ventas que se pagaban al Señor) bajaron de 6.500 reales a menos de 2.000.

151112 Tamajon XVIIOtro indicio de esta decadencia es el préstamo de 1.000 ducados que el Concejo municipal tuvo que pedir en 1.614 a Felipe III para la compra de grano, ya que las cosechas de 1.614 y años anteriores habían sido malas. El rey lo concedió, pero exigió que Tamajón avalase el préstamo con sus bienes:

  • El molino harinero de Retiendas y otro en el Jarama (existió hasta 1.721 cuando una riada se llevó el azud y la caz; se desmanteló y los materiales se vendieron por 85 reales).
  • El encinar de arriba y dos robledales, el de arriba y el de abajo
  • Unas casas destinadas a concejo con su delantera labrada,

Lar-ami

Comentarios desactivados en Tamajón en los siglos XVI y XVII

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Ribera

La fábrica de vidrio de Tamajón II

Según explica D. Aurelio García López en su libro Tamajon en la Edad Moderna (siglos XVI a XIX), el Sr Cadot vendió la fábrica de vidrio en perfecto estado de funcionamiento, incluyendo maquinaria y útiles a D. Rafael Garreta, un industrial de Madrid, por 50.000.-reales. El Ayuntamiento aceptó el traspaso del arrendamiento bajo la condición que si la fábrica estaba parada 5 años, pasaría al pueblo.

El nuevo propietario instaló un tejar en las lagunas de Cantarranas (aún se ven sus ruinas junto al mirador), compró las besanas de los Arenales y el Arca del Convento, anexas a la fábrica así como los arenales de Sacedondillo. Retomó el proceso de fabricación en 1.829 con los oficiales ya contratados y aumentó la plantilla con un maestro tallador (Juan Boanal) y un aprendiz del pueblo.

Vidrio IILos productos fabricados en 1.830 podían comprarse en Hermanos Garreta en la calle Desengaño: vasos y floreros de cristal azulado, vasos de cuartillo lisos asiento grueso, de medio cuartillo y de copa, botellas para agua de 2,5 cuartillos. Rafael murió en 1.833 y su viuda continuó la actividad.

Según la revista España, el 1 mayo 1.835 que sus productos se vendían en la Carrera de San Jerónimo y que la fábrica llevaba unos años cerrada. Hay constancia que en 1.845 fabricaba vidrio blanco y seguía en funcionamiento en 1.856 (había 28 fábricas en España). En 1.863 no figura y dos años después estaba en ruinas. Hoy parte de su interior ha sido reedificado como vivienda privada y su acceso está vedado.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Ribera

La fábrica de vidrio de Tamajón

Situado en la carretera de Muriel frente al convento franciscano, su edificio (en ruinas y a la venta desde hace años) no pasa desapercibido. Poco se sabía de esta fábrica… hasta que D. Aurelio García López lo incluyó en su libro Tamajon en la Edad Moderna (siglos XVI a XIX). A principios del siglo XIX llega a España, procedente de Francia, la fabricación de cristal; la primera fábrica de vidrio se construye en Aranjuez en 1.826. Solo un año después (4 abril 1.827) comienzan los trámites para instalar un una en el lugar donde hoy está.

151008 vidrio 1La presencia de arena, buena caliza, cuarzo adecuado, leña y agua abundantes llevaron a Carlos Cadot a solicitar de Tamajón el arrendamiento del lugar (unas 3 fanegas). El ayuntamiento lo concedió el 5 de abril de 1.827, así como permiso para vallarlo y el uso del agua de las lagunas de Cantarranas. Se firma el 22 de abril por 550.-reales/año y durante el tiempo que la fábrica esté en funcionamiento

151008 vidrio 2Se construyó con ladrillos y baldosas de los tres hornos de Sacedoncillo; el vallado se hizo con sillares y sillarejo de la zona. Las calderas de hierro necesarias se traen a Francia con permiso real. Se trajeron de Aranjuez maestros y oficiales del vidrio, atraídos por el buen salario. Como Francisco Machie (1.000 reales/año con un oficial) y Francisco Belttuy (1.200 reales con un oficial).

En algo más de seis meses la fábrica estaba operativa y en la exposición industrial de 1.827 recibió una mención por la calidad de sus productos. Pero algo debió ocurrir, ya que el Sr Cadot lo vendió todo el 22 de enero de 1.828.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares

Remodelación del convento de Tamajón

150713 Rmconvento 1La humedad deterioró en pocos años (poco más de 100) la iglesia, que además resultaba pequeña, incómoda y fría; se propuso la construcción de una nueva, aunque se carecían de recursos propios. El convento consiguió en 1.722 que el matrimonio Del Olmo, vecinos de Tamajón, incluyera en su testamento la donación de todos sus bienes, a cambio de ser enterrados en la nueva iglesia, misas cantadas y responso perpetuo sobre sus sepulturas.

En 1.737, tras la muerte de los esposos, sus bienes donados fueron vendidos y el dinero dedicado al fin previsto. Para reducir costes, se contrataron los materiales por separado y del proyecto se encargó un fraile de la orden; se cree que fue fray Sebastian Martinez de Pastrana. La construcción, incluida una escalera a la sacristía, se contrató por 14.500 reales con Roque Pascual y Custodio Benito.150713 rmconvento 2

La iglesia era de una sola nave, con tres ventanas en el lateral, sillares en las esquinas y sillarejo en el resto, coronado por una pequeña cornisa. Sus medidas eran 15,8 x 12,8 x 6,12 mts de altura; un contrafuerte en cada lateral sugiere que estaba coronada por una cúpula y cubierta por una bóveda de cañón. Se cree que la portada era rectangular, de sillares, sobre la que se levantaba una breve espadaña.

150713 Rmconvento 3La piedra fue sacada de la cantera de Tamajón, y trabajada por canteros de la tierra. Los fondos resultaron insuficientes y se acudió a limosnas, a la vez que se solicitó ayuda al Duque del Infantado (Señor de Tamajón) y al Concejo. Las obras finalizaron en 1.742 y la iglesia se inauguró el 9 de septiembre, con el boato que la ocasión requería.

Así lo explica Aurelio García López en su libro Tamajón en la Edad Moderna (siglos XVI a XIX)

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera