Archivo de la etiqueta: siglo XVI

Robledo la Mata, lugar abandonado

Perteneciente al término de Valverde de los Arroyos, es conocido también como La Mata de Robledo. Está ubicado sobre unos riscos en el valle del rio Sonsaz, al norte del pueblo, con el que se comunicaba (mal) a través de una senda desde Zarzuelilla. Hoy el accesos sigue siendo complicado.

Cortesía de Ricardo María

Cortesia Ricardo María

Su origen podría ser medieval, como poblado de pastores en verano. La primera referencia data del Censo de Pecheros de 1.528. Tambien se le menciona en la escritura de compraventa de 1.543 cuando Doña Ana de la Cerda adquiere Valverde y sus pedanias “con todos sus vecinos, costumbres, derechos, y servidumbres, según le podían pertenecer, desde la hoja del monte a la piedra del río”.

En el Censo de los Millones, del año 1.591, se menciona que La Mata de Robredo está despoblado. Posiblemente el lugar fue abandonado a lo largo del siglo XVI, y sus habitantes se trasladarían a las vecinas Zarzuelilla y Valverde.

Cortesia Ricardo María

Cortesia Ricardo María

Del viejo poblado nada se conserva. Ahora es un conjunto de tainas, parideras y corrales de verano que estuvieron en uso hasta bien avanzado el siglo XX. Construcciones típicas de de Arquitectura Negra, con muros de caliza y tejado de pizarra a dos aguas. De escasa altura y ausencia casi total de ventanas, los edificios están en buen estado. Su imagen solitaria en un paraje tan agreste impresiona.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Angón y su peculiar iglesia

Tristemente Angón figura en las crónicas como el pueblo de Guadalajara con menos habitantes en 2.019, según el Censo oficial. Concretamente 7 vecinos (de derecho; si consideramos los habitantes de hecho hay menos), habiendo perdido 3 en solo un año. Pero este lugar tiene tambien sus encantos, entre ellos su peculiar iglesia, dedicada a Santa Catalina.

De origen románico, esta rodeada por un muro en la fachada norte y da al cementerio por el sur. Justo aquí se conserva original una portada, hoy cegada, con arco de medio punto y dovelas sobre jambas de sillares. En el interior la puerta está tapada por el retablo. Se observa en la parte inferior del muro norte, donde se situa la puerta actual, un paramento del siglo XIII, sobre el que se levantó la iglesia actual en el siglo XVI, cuando Angón alcanzó un gran desarrollo.

De esta época datan la espadaña sobre vanos originales, la portada orientada al norte con arco de medio punto, sostenido por pilastras entre columnillas adornadas con bolas y rosas. En el interior resulta interesante la capilla aneja al presbiterio, cuadrada y de estilo gótico con la bóveda de crucería que conserva su policromía. Las ménsulas están decoradas con personajes que sostienen en sus manos los arcos. Se cree que esta capilla ya estuvo anexa a la iglesia románica antes de su remodelacion.

La posición de la puerta actual (al norte, cuando en las iglesias románicas de la provincia se situan al sur, por el frío), las figuras desnudas de Adán y Eva sobre el arco, toscamente talladas a pesar que son del siglo XVI, las rosas de la vida sobre las jambas, la piedra procedente de las canteras del pueblo que también fue utilizada en muros y ornamentos platerescos de la catedral de Sigüenza, … conforman de peculiaridad de esta iglesia, según explica el cronista provincial.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Angón y su peculiar iglesia

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El teatro en la Sierra Norte

El teatro resurgió en el siglo XIV para mostrar los misterios de la fé cristiana en las fiestas del Corpus, de la Virgen, del Santo patrón, … Dos siglos después se difundió por todo el país como Autos Sacramentales, representados por actores contratados por ayuntamientos, cofradías, … como en Tamajón, con la Cofradia del Rosario. En pueblos pequeños los vecinos pagaban el auto, que tenía lugar al final de la procesión: El Vado (abandonado), Majaelrayo y Valverde de los Arroyos.
Pronto surgieron obras profanas. Hay constancia del paso por Cogolludo en 1.550 de la compañía de Lope de Rueda, donde representó unos entremeses. En el siglo XVII proliferó este tipo de teatro en esta villa y en las vecinas Tamajón y Beleña.En Sigüenza las obras de teatro se representaban en el crucero de la catedral. Al principio eran de tipo religioso, pero en el siglo XVI también se representaban obras cómico-satíricas. Si bien en la época era algo aceptado, con la Contra-Reforma surgieron los problemas y estas obras pasaron a la Plaza Mayor.

Con el cambio, el teatro laico ganó libertad y audiencia, pero aparecieron conflictos entre la nobleza, el Cabildo y el Consistorio, por los miradores y los balcones de la plaza que eran muy solicitados y se alquilaban a buen precio. Asi el ayuntamiento decidió construir un Patio de Comedias, anexo al Hospital de San Mateo, cuyas obras se terminaron en 1.621. Estuvo en uso hasta finales del siglo XVIII, cuando fue derribado y reconvertido en dos viviendas adosadas. En el último tercio del siglo XIX surgieron Asociaciones culturales donde destacó el Liceo Seguntino, impulsado por el periodista y academico Manuel Perez Villamil. Lo contaremos otro dia.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El teatro en la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Fiestas y eventos, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Las fuentes de Cogolludo

Esta villa carece de ríos importantes (el Aliendre desde luego no lo es) y sin embargo en su término abundan las fuentes. En el casco urbano de Cogolludo merecen destacarse las fuentes de la Plaza Mayor y de Abajo, ambas del siglo XVIII, asi como estas otras.

La fuente de San Pedro, en la plaza donde se situa el rollo que confirma el estatus de villazgo, junto a la iglesia. La fuente del Caño, con su lavadero de sillería citada en el siglo XVI y donde existió una almazara, según el Catastro del Marques de de Ensenada. La fuente de la Niña a la entrada del pueblo y una fuente de los Moros, que existió en la cuesta del mismo nombre.

Con estas fuentes el suministro de de población estuvo garantizado hasta de llegada del agua potable a las casas en 1.970. El Palacio disfrutaba de dos grandes fuentes: una en el patio de servicio y otra monumental de varios pisos situada en el cruce de los dos paseos del jardín. Hubo otra fuente instalada en 1.619 en el monasterio franciscano y tres fuentes más (una ornamental de 4 caños) en el Convento Carmelita.

En las afueras conviene mencionar la Fuentecina, situada en un barranco en el camino de Aleas. Por el paseo que se dirige a Arbancón está la Pililla y la fuente de la Zarcilla, de cuyas aguas se cuenta que las mozas que beben su agua se casan con alguien del pueblo o relacionado con él. De todo ello sabemos gracias al maestro JL Pérez Arribas que las cita y describe con detalle en su libro “Cogolludo, su historia, arte y costumbres”.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Las fuentes de Cogolludo

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Los túneles del Lomo en Cogolludo

Las villas cargadas de Historia, como Cogolludo, albergan secretos que solo el tiempo y la curiosidad desvelan. Como estos túneles en el Lomo que nos ha descubierto un interesante artículo de Nueva Alcarria. Una red de pozos y pasadizos recorre el subsuelo de la villa para llevar agua a las fuentes y al palacio.

Cortesía Nueva Alcarria

Cogolludo alcanzó su apogeo en el siglo XVI, cuando el I Duque de Medinaceli construyó y habitó su palacio renacentista con influencias mudéjar, convirtiéndo esta villa en un foco de poder y cultura. Entre los servicios requeridos por los duques, para hacer ostentación de su poderío, están el pozo de nieve y la traida de agua desde el Lomo, obra realizada en 1.508 y que no resolvió del todo el problema.

Cuando el Concejo realizó su traida a la fuente de la plaza (1.535-45), los Duques aprovecharon para llevar agua al palacio, lo que provocó un conflicto de intereses que en 1.563 acabó en denuncia. La sentencia les condenó a pagar 1.000 ducados al ayuntamiento. A su vez los nobles denunciaron a la villa por no abonarles el impuesto del Pan de Pecho (dos fanegas de trigo por cada vecino) y reclamaron el pago de 7.800 ducados. Tras unos años de forcejeo legal, se llegó a un acuerdo satisfactorio para ambas partes en 1.597.

En el Lomo hay dos manantiales, uno en un pozo de ladrillo y el otro en una cueva, al fondo de un ramal de la galería. Se accede por una escalera, posiblemente de la misma época, aunque ambas fueron restauradas en 1.939 con los presos republicanos recluidos en la iglesia de San Pedro (un recuerdo del paso del general Moscardó por de villa). Obras reciente y de investigación en los archivos municipales han descubierto esta joya de la ingeniería renacentista. Ahora se trataría de ponerla en valor, haciendola visitable.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de Guadalajara

Toros en Cogolludo

Cortesia JL Perez Arribas

La primera referencia de los toros en Cogolludo, y posiblemente en la Sierra Norte de Guadalajara, data de 1.546. En las “Ordenanzas Municipales” se dice: ”Primeramente que la persona en quien se rrematare la carniçería …………sea obligado a dar doze ducados a el conçejo de esta villa o a sus mayordomos para el toro de señor san rroque”. Los toros se popularizaron en el siglo XVI en las villas importantes.

En Cogolludo, las corridas se celebraban en la Plaza Mayor; el Duque de Medinaceli y acompañantes la veían desde el balcón del cuarto rico. Hay constancia de 5 corridas, según nos cuenta el maestro JL Perez Arribas. En la de 1.563 se mataron 2 toros, siendo “la carne de uno para los pobres de la villa, como era costumbre”. La de 1.573 tuvo trágicas consecuencias, como indica la leyenda de la Cruz de piedra.

Cortesia JL Perez Arribas

Al principio se celebraban el dia de San Roque, pero se fue extendiendo a otras fechas festivas como el Corpus, Virgen de los Remedios, Santiago, Virgen del Rosario, … a partir de 1.606, cada vez que el Duque de Medinaceli venía a su palacio y/o quería obsequiar a sus ilustres visitantes, como el obispo de Sigüenza.

Desde entonces, y salvo el lapsus de la guerra (in)civil, las corridas no faltaron ningún año durante las fiestas patronales en honor de Nª Sª de los Remedios. Por Cogolludo ha pasado lo más granado de las figuras del toreo de la época: Victoriano de la Serna, Andrés Vázquez, Efraín Girón, Antoñete y Victoriano Valencia, … Y la tradición continua.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Toros en Cogolludo

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El castillo y la muralla de Cogolludo (II)

Cortesia JL Perez Arribas

El castillo estaba regido por un alcaide designado por el Marqués, cuyo cremonial de toma de posesión describe el maestro Juan Luis Perez Arribas:

el alcaide desde fuera de las murallas daba tres aldabonazos en las puertas. Una vez abiertas, el alcaide y su séquito se dirigían a un tablado en la Plaza Mayor, donde juraba pleito y homenaje al duque, tomando posesión del cargo y recibiendo las llaves del castillo. Luego subía escoltado por la guarnición hasta la fortaleza, tomando posesión de ella”.

Su función era la defensa y guarda del castillo, con una pequeña guarnición formada por vecinos del lugar, que estaban obligados a prestar el servicio. Aunque el Duque trasladó su residencia y la Cancilleria Ducal en 1.493 al Palacio, el castillo se mantuvo como símbolo de su autoridad y en orden de defensa, sobre todo para sofocar los pleitos entre el señor y sus vasallos.

Don Luis de la Cerda, I Duque de Medinaceli, comenzó la construcción del Palacio en 1.489 (el primero renacentista en España) y una nueva muralla aprovechando la anterior, pero preparada para armas de fuego. Asimismo remodeló completamente la villa, hizo la Plaza Mayor, de donde partían calles de trazado recto, en contraste con las medievales, estrechas y retorcidas.

Pero el tiempo fue pasando y el castillo cayó en desuso, por su estado y por su nulo valor estratégico. Durante la guerra de Independencia “El Empecinado” situó aqui su cuartel general. Tomado por el general Hugo, el castillo fue dinamitado el 11 de agosto de 1.811. Las tropas del General Moscardó, en la guerra (in)civil tambien tuvieron aquí su cuartel general. Y entre guerra y guerra, el castillo quedó en un estado total de ruina.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo y la muralla de Cogolludo (II)

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El pozo de nieve de Cogolludo

Los pozos de nieve, para conservar frescos los alimentos y disponer de hielo en verano, tienen su origen en Roma, año 200 a.c. Pero no fue hasta el Renacimiento, siglo XVI, cuando se extendió su uso por los nobles más refinados y poderosos de Castilla. Como el Duque de Medinaceli en Cogolludo

En una ladera umbría se construía un pozo, de 6-8 mts de profundidad, suelo firme y 5 mts de diámetro. Una capa de nieve de 50 cms, se apisonaba para convertirla en hielo y se cubría con una capa de paja, como aislante. La operación de repetia hasta que la nieve (la ultima capa de paja) llegaba a ½ metros de la boca. Sobre ella, un travesaño con polea y tablado para sacar el hielo, que a su vez protegia la nevera del exterior.

Cortesía JL Pérez Arribas

El maestro Juan Luis Perez Arribas, en su libro “Cogolludo, su historia, arte y costumbres” nos cuenta que la nevera de Cogolludo está situada al noroeste del castillo, a 150 mts, en la ladera umbría del Lomo. Tiene 5 mts diametro y unos 8 de profundidad. Los muros son de caliza y calicanto, cubierta por una bóveda falsa; en el fondo un desaguadero que vertía el agua al arroyuelo próximo. La entrada, situada al oeste, tiene 1,50 de alto x 0,90 mts de ancho, con un sillar como dintel, rodeada por un zócalo de sillares.

Es él unico pozo de nieve que se conserva en la Sierra Norte de Guadalajara, de ahi su importancia. El Catastro de la Ensenada (año 1.752) lo menciona, por lo que suponemos que fue abadonado tras la marcha de los Duques de Medinaceli (finales siglo XVIII). Recientemente el Ayuntamiento ha procedido a su limpieza y restauración. En breve será visitable, sumándose a los muchos encantos de Cogolludo.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Esculturas realizadas en alabastro de Cogolludo

El maestro Juan Luis Pérez Arribas detalla con precisión obras escultóricas realizadas en alabastro de Cogolludo, y que por su belleza merecen un hueco en la Historia del Arte.

  • Sepulcro de Doña Aldonza de Mendoza, hermanastra del Marqués de Santillana, realizado entre 1.435-40 en estilo gótico. Instalado en la iglesia del Monasterio de Lupiana, hoy está en el Museo provincial.
  • Estatuas yacentes de Juan II y su esposa Isabel de Portugal, padres de Isabel La Católica. Realizadas por Gil de Siloé entre 1.489-93, están situadas en la Cartuja de Miraflores de Burgos. Una obra maestra, financiada por la reina Isabel y con la influencia del Marqués de Santillana.
  • Retablo de Sta Catalina (catedral de Avila), de Gonzalo y Juan Rodriguez en el año 1.524
  • 2 cenotafios de Beatriz Galindo (La Latina) y su esposo, año 1.531 y de estilo plateresco. Situados en el Monasterio Concepcion Jerónima y en el Museo de San Isidro de Madrid.
  • Sepulcros de la Capilla del Obispo en Madrid, obra maestra de Francisco Giralte, año 1.545
  • Púlpito renacentista de la catedral de Sigüenza, obra maestra de Martin de Vandoma de 1.572
  • Esculturas menores en la iglesia de Santa María de Cogolludo y de San Pedro, siglos XVI-XVII.

Hay otras obras de alabastro atribuidas (no documentalmente) al alabastro de Cogolludo: la Virgen Blanca de Retiendas (siglo XIV), el Dorado de Jirueque (siglo XVI), el grupo escultórico de Franciso Eraso y esposa (Sres de Mohernando), en la iglesia parroquial, obra de Pompeu Leoni de 1.570-75 (autor de las esculturas de Carlos V e Isabel de Portugal del Claustro de los Jerónimos en el Museo del Prado).


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

El Renacimiento y el siglo XVI en la Sierra Norte de Guadalajara

Tras la pacificación de Castilla, la conquista de Granada y el descubrimiento de América, una ola de prosperidad recorrió la Península Ibérica. Los Reyes Catolicos pusieron estabilidad, y las buenas cosechas acabaron con el hambre. Surgió una época de pujanza y bienestar … dentro de un orden.

Todo ello afectó a la Sierra Norte de Guadalajara, máxime cuando la familia Mendoza (que habia llegado a la comarca 150 años antes) alcanzó en este tiempo su máximo esplendor. Se construyeron iglesias y se reformaron otras, se las dotó de retablos, esculturas y cuadros, … que combinaron el estilo renecentista (plateresco) con el gótico tardío. Preciosos ejemplos son el Doncel en la Catedral de Sigüenza y el Sepulcro el Dorado en Jirueque.

Iglesias de inspiración románica y/o gótica se derruyeron. En el mismo lugar se construyó la nueva iglesia, representativa de la pujanza del pueblo (a veces supera su objetivo con creces), reutilizando materiales (marcas románicas en sillares) y/o conservando los elementos más valiosos. La iglesia de Tamajón con verja y retablo de la capilla de los Montúfar y púlpito plateresco (de Covarrubias) es un ejemplo.

Se fundaron conventos (Cogolludo, Tamajón, Siguenza,…) y se reconstruyeron murallas y castillos. A mitad del siglo aparecen las primeras ermitas a la entrada/salida de los pueblos, con el mismo patrón, costeadas por suscripción popular (efecto de la Contrareforma). La joya del Renacimiento, sin duda es el Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo, el primero de su estilo en España (año 1.504) y con unos maravillosos interiores.

El Renacimiento embelleció a nuestros pueblos pero también afectó a los vecinos de la época. Esto lo contaremos mañana.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El Renacimiento y el siglo XVI en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte