Archivo de la etiqueta: siglo XV

Esculturas realizadas en alabastro de Cogolludo

El maestro Juan Luis Pérez Arribas detalla con precisión obras escultóricas realizadas en alabastro de Cogolludo, y que por su belleza merecen un hueco en la Historia del Arte.

  • Sepulcro de Doña Aldonza de Mendoza, hermanastra del Marqués de Santillana, realizado entre 1.435-40 en estilo gótico. Instalado en la iglesia del Monasterio de Lupiana, hoy está en el Museo provincial.
  • Estatuas yacentes de Juan II y su esposa Isabel de Portugal, padres de Isabel La Católica. Realizadas por Gil de Siloé entre 1.489-93, están situadas en la Cartuja de Miraflores de Burgos. Una obra maestra, financiada por la reina Isabel y con la influencia del Marqués de Santillana.
  • Retablo de Sta Catalina (catedral de Avila), de Gonzalo y Juan Rodriguez en el año 1.524
  • 2 cenotafios de Beatriz Galindo (La Latina) y su esposo, año 1.531 y de estilo plateresco. Situados en el Monasterio Concepcion Jerónima y en el Museo de San Isidro de Madrid.
  • Sepulcros de la Capilla del Obispo en Madrid, obra maestra de Francisco Giralte, año 1.545
  • Púlpito renacentista de la catedral de Sigüenza, obra maestra de Martin de Vandoma de 1.572
  • Esculturas menores en la iglesia de Santa María de Cogolludo y de San Pedro, siglos XVI-XVII.

Hay otras obras de alabastro atribuidas (no documentalmente) al alabastro de Cogolludo: la Virgen Blanca de Retiendas (siglo XIV), el Dorado de Jirueque (siglo XVI), el grupo escultórico de Franciso Eraso y esposa (Sres de Mohernando), en la iglesia parroquial, obra de Pompeu Leoni de 1.570-75 (autor de las esculturas de Carlos V e Isabel de Portugal del Claustro de los Jerónimos en el Museo del Prado).


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

La casi batalla de Cogolludo

No me privo de hacer un breve resumen de esta historia que cuenta Javier Plaza de Agustín en su blog Historia de Guadalajara. Sus protagonistas son Cogolludo y Maria de Castilla, hija de Enrique III y hermana de Juan II de Castilla, que se convirtió en reina de Aragon por su matrimonio con Alfonso V.

Si bien su esposo no le otorgó amor (era poco agraciada, apenas tuvieron relaciones y no tuvieron descendencia), si le dió su confianza, nombrándola Lugarteniente del reino (hasta 1.432) y de Cataluña. La reina María, con su personalidad y buen hacer, medió con éxito en varios conflictos.

Recordemos que durante la primera mitad del siglo XV, la rivalidad de los Infantes de Aragón (primos y cuñados de María) con el rey Juan II cuyo trono y control pretendían, tuvieron a Castilla en una guerra civil larvada, que los nobles inclinaban hacia un lado u otro, dependiendo de las regalias prometidas (el Marqués de Santillana apoyó a unos y otros según le convino). A periodos tranquilos sucedian episodios puntuales. Como la “casi batalla de Cogolludo”, que quedó en casi por la intervención de la reina María.

En 1.429 los infantes de Aragón acamparon con su ejército al sur de Cogolludo con aviesas intenciones. Los fieles al rey, encabezados por D. Alvaro de Luna, salieron a su encuentro instalándose enfrente. El cardenal de Foix se interpuso entre ambos para evitar la batalla y obtuvo una tregua de 24 horas. Tras varios dias de marcha forzada, llegó la reina Maria y plantó su tienda en medio del campo de batalla, forzando la negociación.

Su propuesta tuvo éxito: Castilla respetaria sus propiedades y no harían daño a los Infantes, a cambio de que estos volvieran a Aragón. Asi la reina María evitó el enfrentamiento (la casi batalla de Cogolludo), que no la guerra. Esta no terminó hasta la derrota definitiva de los infantes de Aragón en Olmedo en 1.445, con el fuerte apoyo del Marqués de Santillana.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en La casi batalla de Cogolludo

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Arte mudéjar en el Palacio de Cogolludo

Cortesia de los autores

La influencia del arte mudéjar es muy evidente en la Sierra Norte de Guadalajara. Su máxima expresión la alcanzó en el Palacio de los Duques de Medinaceli de Cogolludo. el primer edificio renacentista de España, tal y como recoge el libro que le han dedicado Juan Luis Pérez Arribas y Javier Pérez Fernández.

El interior del palacio estaba decorado con abundantes elementos mudéjares, que predominaban en casi todas las estancias. Las yeserías (espectacular la que está encima de la chimenea del salón principal, el cuarto rico) y azulejos vidriados, de diferentes formas (cuadrados, rectangulares y en estrella de 4,6 y 8 puntas) y tamaños, así lo reflejan.

Cortesia de los autores

En los suelos los azulejos se combinan con baldosas de barro cocido (hexagonales y octogonales) consiguiendo un bello efecto; en los zócalos solo azulejos. Los colores son verde, melado, marrón, negro y blanco con una variada gama de tonos. Los azulejos renacentistas incorporan el azul y el amarillo.

Cortesia de los autores

Las yeserías son de estuco (masa de yeso blanco, polvo de mármol y agua de cola a la que se añadía alumbre para darle más dureza) y solo nos han llegado dos: la del cuarto rico y la sobrepuerta (arrabá) de la entrada desde el patio a este cuarto. Pero también las había en las arrabás de las 5 puertas de la galería baja, las 7 de la alta y las 6 ventanas que dan a la Plaza Mayor.

 Los elementos mudéjares embellecen esta obra maestra de Lorenzo Vázquez, arquitecto de la familia Mendoza, que realizó otros edificios emblemáticos como el Colegio de Santa Cruz en Valladolid y el Palacio de Antonio Mendoza en Guadalajara.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Arte mudéjar en el Palacio de Cogolludo

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

El nuevo año…con música

Dicen que hay que empezar el año con buen pié. ¡Que mejor que hacerlo con música! Si además de calidad viene cargada de historia, añade un plus de motivación para este 2.015 que se presenta complicado.

El gran músico Alonso Mudarra, nacido en Guadalajara en 1.505, desarrolló su carrera bajo la protección del IV Duque del Infantado, bisnieto del Marqués de Santillana y Señor de Tamajón. Se educó en Palacio y tuvo acceso a su biblioteca, la más importante de Castilla desde que fue creada a mediados del siglo XV. Aquí se guardaban piezas musicales del Renacimiento y del Medievo, donde convivían la lírica castellana y la poesía trovadoresca con las aportaciones que llegaban de Europa. De este ambiente humanista y mezcla de influencias bebió Alonso, como dejó patente en su obra.

El grupo Musicantes, está recopilando piezas medievales que abarcan el siglo XII hasta el siglo XV. Estamos convencidos que algunas de ellas alegraron las veladas de la familia Mendoza y del Palacio del Infantado de de la mano del maestro Mudarra.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Fiestas y eventos

La botica de Uceda en el siglo XVI

La botica de Uceda abastecía los pueblos del Común, (incluidos los de La Ribera) durante su última época,  de 1.581 a 1.621. Las Actas del XIII encuentro de Historiadores del Valle del Henares incluyen un artículo de María Mejía y Ángel Mejía sobre “Boticas y medicamentos en el valle del Henares en el siglo XVI” con datos interesantes.

140109 botica 1Hasta el siglo XVI, boticario podía ser cualquiera que elaborase medicinas y pócimas en su tienda (que también podía vender otras cosas).  En 1.523 Carlos V estableció unos requisitos básicos: ser médico, cirujano o estudiantes de farmacia, mayor de 25 años, saber latín, y 4 años de prácticas en botica. Al final fueron los Concejos de las ciudades quienes regularon esta actividad.

Guadalajara lo hizo en 1.524, con una ordenanza para la elaboración de medicamentos (en la contrabotica) y su presentación en botes, con nombre y fecha (en la botica). Una vez al mes,un físico de la ciudad verificaba que las medicinas estaban bien expuestas y en buenas condiciones. Medicamentos: aceites, bálsamos,  gomas y resinas, infusiones y zumos, jarabes, metales y compuestos químicos, partes de animales, piedras y minerales, plantas, raíces y derivados, ungüentos y emplastos, alcoholes,…

140109 botica 2La botica de Uceda recibió la visita de un boticario real en 1.588, acompañados del alcalde mayor y el médico; un día antes, el alguacil cerró, como era costumbre, la botica para evitar manejos. Tras la visita se realizó un informe con las deficiencias y la relación de gastos, que corrían por cuenta del boticario. El alguacil era responsable de su cobro, incluso mediante subasta de  bienes del propietario, si fuese preciso. La inspección dio lugar a un largo pleito en la Chancillería de Valladolid, tras denuncia del Concejo de Uceda y el oficial de la corte.

Lar-ami

Comentarios desactivados en La botica de Uceda en el siglo XVI

Archivado bajo Rincones de la Sierra Norte

Beleña musulmana y medieval

130326 Beleña  musulmanaDel libro Castillos y fortificaciones de Guadalajara del profesor JL Garcia de Paz, hemos sacado información de Beleña de Sorbe. Aunque se menciona la fuente de Doña Urraca no aporta datos relevantes sobre ella, aunque sí sobre la alcazaba y el castillo de Doña Urraca, llamado de Molinán en las relaciones de Felipe II.  (Su estructura  no responde a cánones árabes ni cristianos).

“La primera fortaleza, con albacar, fue levantada por los musulmanes para defender el paso al Henares entre Peñahora y Cogolludo.  Sobre ella  se levantó una torre cristiana  reutilizando materiales y recreciendo muros.  La torre  tiene 12 mts, aunque debió ser más alta, ya que solo llega hasta el arranque del tercer piso. Los muros son de sillarejo, de 2 mts de espesor.

130326 Beleña musulmanaDetrás hay un recinto rectangular (posible patio de armas) rodeado de un muro,  que conserva  restos de una torre circular y de un foso. En el albacar (recinto amurallado alrededor de una fortaleza donde en la Edad Media se encerraba el ganado en caso de alerta) está el aljibe.  Una muralla de calycanto, de 2 mts espesor rodeaba la villa y  bajaba sobre la cresta del barranco hasta el cementerio. Luego  continua  hacia el sudeste en un muro  árabe, posiblemente de los siglos IX y X.

La muralla acaba en una torre donde se alternan hileras de piedras enteras y segadas, de claro origen  musulmán. Hubo 2 puertas, una cerca de la iglesia y otra que miraba al puente árabe sobre el Sorbe. La muralla  rodeaba un recinto de unas 6 Has;  el castillo ocupa 2.000 metros.  Tras la conquista, los cristianos respetaron la estructura de castillo y murallas, levantando  casas y la iglesia dentro. Las modificaciones son posteriores, ya que la  torre del castillo es del siglo XV”.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

El Señorío de Tamajon y el conde de Mélito

A mediados del siglo XVI, este Señorío pasó al II Conde de Mélito, D. Diego Hurtado de Mendoza y de la Cerda, nieto del Gran Cardenal Mendoza. El origen del título no deja de ser curioso, según explica el historiador J.L. Garcia de Paz en el libro “Los Mendoza y el mundo renacentista”.

130305 Cardenal MendozaEl Cardenal Mendoza tenía 32 años y ya era obispo de Calahorra cuando conoció a Doña Mencía de Lemos (1.460). Años después se amancebaron y tuvieron dos hijos, Rodrigo Díaz de Vivar en 1.468 y Diego Hurtado de Mendoza en 1.470. Un año después recibió al futuro Papa Borgia en España y le agasajó lo suficiente como para que en 1.473 consiguiera el título de Cardenal.

En 1.476 y por los servicios prestados,  Isabel la Católica legitima a sus hijos, lo que fue muy importante para sus descendientes. El hijo mayor, Rodrigo, sería I Marques de Cenete.130305 mendoza

Diego Hurtado de Mendoza, participó en la guerra de Granada y luego sirvió a las órdenes del Gran Capitán en  todas campañas de Italia. Se destacó en la toma de Mélito (villa próxima a Nápoles) por lo que en 1.506 se le concedió el título de conde de Mélito.

Se casó con Ana de la Cerda, nieta del IV Duque de Medinaceli, y fueron padres de un nuevo Diego Hurtado de Mendoza, II conde de Mélito,  más tarde Señor de Tamajón.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

¿Estuvo Cristóbal Colón en La Ribera?

La pregunta no es capciosa. La tradición de Arbancón (situado a 9 kms de Muriel) cuenta que Cristóbal Colón, viniendo desde Torrelaguna a Cogolludo, se sintió cansado del camino y paró en este pueblo, donde fue obsequiado con “cabrito asado a los siete gustos”.

D. Ricardo Sanz García redactó una curiosa hipótesis (cuestionada por los historiadores): Colón nació en Espinosa de Henares, a 7 kms de Cogolludo, como hijo bastardo del Conde de Treviño y de Doña Aldonza de Mendoza, tía del Marqués de Santillana. Hay algunos hechos innegables:

  • D. Luis de la Cerda (Duque de Medinaceli y señor de Cogolludo), sobrino del Cardenal Mendoza apoyó a Cristóbal Colón en su primer viaje.
  • Una carta del Duque de Medinaceli al Cardenal Mendoza,  fechada el 19 de marzo de 1493, en la que afirma que Colón vivió en su casa durante dos años y que le convenció para que ofreciese sus servicios a Isabel la Católica, en vez de al rey de Francia. Solicita que, tras el regreso exitoso del Almirante, le dejen enviar cada año algunas carabelas.
  • El Señor de Beleña en la época era un Mendoza, hijo del Marqués de Santillana y hermano del Cardenal.  Cogolludo dista de Beleña de Sorbe  11 kms, algo más de dos leguas.

Aunque esto no demuestra que Colón estuviese por  La Ribera , da que pensar.

Lar-ami

11 comentarios

Archivado bajo Rincones de Guadalajara, Rincones de la Sierra Norte

Cogolludo: historia, cultura, buen comer y mejor beber

Capital administrativa de la Sierra Norte de Guadalajara (“puerta” dice su ayuntamiento), tiene juzgado, notario, registro de la propiedad, cuartel de la Guardia civil, delegaciones de la Junta y de la Diputación. A su alrededor han surgido empresas de servicios: banco, talleres, tiendas, … que confirman su capitalidad, si bien Tamajón le disputó el título a mediados del siglo XIX.

Su origen data de la Edad de Bronce (el yacimiento del Lomo) y de la Edad Media quedan vestigios (castillo y muralla). Su auge se produce en los siglos XV (Palacio de Medinaceli, una joya del gótico, construido con piedra de Tamajón)  y XVI: iglesias de San Pedro y Santa María, conventos Franciscano y del Carmen (ruinas), plaza porticada,… La oficina de turismo organiza visitas guiadas por el casco histórico. Sus fiestas son peculiares: las águedas (2 febrero), los chocolateros el Miércoles de Ceniza, conmemoración de la defensa frente a los franceses (finales de junio), fiestas patronales a mediados de agosto (con encierro y toros)… Y su cocina goza de justa fama, en especial sus asados de cordero y cabrito.

Y por si fuera poco ahora bodega, Río Negro, situada en una finca de 32 Has donde cosecha su propia uva y elabora vinos con métodos naturales. Esto y las condiciones climáticas por encima de mil metros, dan a sus caldos un toque diferente. Visita organizada a viñedos y bodega, con degustación incluida. Un atractivo más para venir a La Ribera. Cogolludo está a 20 kms; la ruta VI te llevará tras un bonito paseo.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de Guadalajara

Marcas de cantero en Puebla de Valles

Aunque lo más antiguo de la iglesia de Puebla de Valles data del siglo XVI (presbiterio),  dicen que esta construida sobre una anterior, gótica, del siglo XV. De hecho es citada en 1.476, en las actas del pleito que mantuvieron Valdepeñas y el Monasterio de Bonaval,  como lugar de encuentro entre los litigantes.

Por eso no debiera sorprendernos encontrar marcas de cantero (hemos identificado 4) en el contrafuerte norte en sillares  altos, que se han hecho visibles tras la restauración. Las que tienen forma de L y  X, se ven con frecuencia en monumentos de fechas posteriores. Las otras dos marcas aparecen también en el Monasterio de Bonaval, cuya construcción se realizó entre los siglos XII y XIII. Quizás esto solo signifique que los canteros pertenecían a la misma cofradía, pero en épocas diferentes.

Sin embargo, no hemos encontrado ni rastro de marcas en los sillares esquineros de la Ermita de la Soledad, fechada en 1.567, y que según dicen,  procedían de la iglesia. Pero esto y la diferente calidad de la caliza, lo desmienten.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Sierra Norte