Archivo de la etiqueta: siglo XIX

Prensa de ayer en la Sierra Norte de Guadalajara

De la primera publicación que se tiene noticias es el Boletín Eclesiástico del Obispado de Sigüenza. Empezó a publicarse en 1.859, con carácter mensual y estuvo saliendo al menos hasta 1.887. No sabemos si enmedio hubo periodos en los que no se editó.

El semanario catolico independiente El Henares, de Sigüenza, se publicaba los domingos con censura eclesiastica, y en 1.934 presumía de 25 años de existencia y más de 1.300 números. La revista literaria Atienza Ilustrada, editada por La Minerva Topografica, nacio a finales de 1.897. Se conservan tres ediciones de ese año (el número II de enero, marzo y Septiembre) y dos de 1.899 (marzo y el ultimo del 14 de Septiembre). Poco más sabemos de ella.

De la alcarria ilustrada, revista histórica y literaria, de Jadraque sabemos que se editó hasta 1902. En el número VIII de 1.901, explicita año V, … lo que nos hace pensar que su publicación era aleaotoria. El semanario regional independiente La defensa, de Sigüenza empezó a salir en 1.917 y con sus altibajos circulçó hasta 1.931, superando los 700 números.

Un caso peculiar es el periódico de Cogolludo DON REDO (su director era Pascual REDOndo). Salió desde el 1 de enero de 1904, hasta agosto de 1906, con periodicidad quincenal (1 y 15), saliendo los días primero y quince de cada mes hasta completar los 62 números. Se ocupaba de noticias de la villa, según nos cuenta el maestro Juan Luis Pérez ArribasEl maestro Tomas Gismera nos habla de la revista Lola, que nació en Atienza en 1.928, editada por el seguntino Eduardo Olmedilla.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Etiquetas: actualidad, Sierra Norte, Historia, cultura, siglo XIX, siglo XX

Categorías: actualidad,

Fotos: preeayer 1,2,3 y 4

Comentarios desactivados en Prensa de ayer en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Castillo y muralla de Palazuelos

El Marqués de Santillana, un Mendoza que fue Señor de Galve, Tamajón, Beleña, …y Palazauelos, mandó construir este castillo en 1.454. Su arquitecto fue Juan Guas, que utilizó elementos originales que luego repetiría en Manzanares el Real (Madrid), Belmonte (Cuenca) y Monbeltrán (Avila). Su hijo Pedro Hurtado, Señor de Tamajón y su modernizador, lo terminó, permaneciendo en la familia Mendoza hasta el siglo XIX.

La muralla rodea el pueblo, reforzada con cubos y torreones. El acceso medieval en zigzag, para una mejor defensa, lo forman cuatro puertas con un torreón cuadrado y cubos en las esquinas, a los que se penetra por un arco ojival y se sale por otro lateral. Sobre alguna de ellas el escudo de Pedro Hurtado.

El castillo, de pequeñas dimensiones y rodeado por una barbacana baja accesible desde la villa por una puerta con puente levadizo, se inserta en la muralla. En su interior, un paseo de ronda con torres en los ángulos y la Torre del homenaje adosada al muro de occidente, donde está la entrada.

En 1.811, El Empecinado mantuvo aquí una dura batalla contra los franceses que lo destruyó y provocó su abandono. En los años 30 se quiso adecuar como fábrica de harinas, con rozas en los muros y transformador eléctrico en una extraño camarin en la torre sureste. En la guerra (in)civil dio cobijo a tropas italianas y debido a su deterioro, luego fue usado como cuadra y vertedero. Paso a manos privadas en 1.998 y la Torre del Homenaje fue convertida en vivienda.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Castillo y muralla de Palazuelos

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

D. Ramón Menéndez Pidal en la Sierra Norte de Guadalajara

Don Ramón Menéndez Pidal y su esposa, María Goyri, recorrieron las tierras castellanas siguiendo los pasos del Campeador descritos en el Cantar de mío Cid. Según nos cuenta el maestro Tomás Gismera, llegaron a Atienza el 23 de mayo de 1.903, acompañados de su hermano Juan, que era el gobernador de la provincia, personalidades de la Sierra Norte de Guadalajara y maestros de la villa.

Su llegada a Atienza, donde comieron, y a Miedes fue apotéosica; todo el pueblo salió a recibirles. Fue la primera toma de contacto con estas tierras del insigne historiador, medievalista, etnólogo y lingüista de la generación del 98.

Don Ramón constató en su tratado que Rodrigo Díaz de Vivar pasó por Albendiego y cruzó la sierra por el alto de Pelagallinas, cuyo río siguió hasta la cueva del Oso. De ahí a Prádena, cruzó por Robledo de Corpes y fué hasta Pálmaces de Jadraque. Desde allí siguió hasta Torremocha de Jadraque, pasó por Cendejas, y cruzó el río Henares por Moratilla. Luego subió siguiendo el cauce hasta Castejón de Henares, tomando la villa y donde residió un tiempo, mientras espera a Alvar Fañez en su algarada por Guadalajara.

El poema le dedica un centenar de versos:

  • Tendré yo Castejón donde tendremos gran guarda
  • si peligro os viniere alguna en algara
  • Mandadme aviso muy presto a la zaga;
  • De este socorro, hablara toda España

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en D. Ramón Menéndez Pidal en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

D. Miguel de Unamuno

En 1.931, el insigne filósofo y ensayista andaba enredado en politica. Habia sido elegido concejal de Salamanca en las filas de la coalición republicano-socialista, siendo el encargado de proclamar la Republica en esta ciudad el 14 de abril. De su obra, como genuino representante de la generación del 98, ya se han ocupado los expertos.

De su estancia en la Sierra Norte de Guadalajara lo ha hecho el maestro Tomás Gismera en un magnífico artículo en Nueva Alcarria, del que entresacamos los datos más interesantes. Su amistad con el alcalde de Guadalajara (Marcelino Martín) y el concejal Miguel Bargalló, unida a su curiosidad intelectual, le trajeron a recorrer el camino del Campeador, como años antes hiciera su colega D. Ramon Menéndez Pidal.

En Guadalajara fue recibido y saludado por destacados militantes socialistas, que a la sazón gobernaban la ciudad. Al dia siguiente, 30 de agosto, a primera hora D. Miguel y sus amigos salieron camino de Atienza, donde llegaron en 3-4 horas después, donde se les unió el alcalde de la villa Gregorio Gallego.

Junto a otras personalidades atencinas, que hicieron de guía por la villa, marcharon a Miedes que visiatron. Desde alli continuaron su recorrido hacia Gormaz mientras sus amigos atencinos regresaban a su pueblo. Unos dias despuñes. El 4 de septiembre, D. Miguel publicaba un artículo en el periódio El Sol, relatando su viaje “… a restregarme el alma en la desnudez ascética de la vieja Castilla reconquistadora, la del Cid, Guadalajara, Atienza, … nombres que son tierras que resuenan a este romance castellano …”


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara

Comentarios desactivados en D. Miguel de Unamuno

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Ortega y Gasset en la Sierra Norte de Guadalajara

Nacido en 1.883, este filósofo y ensayista madrileño de la generación del 14 (Manuel Azaña, Gregorio Marañon, Ramón Pérez de Ayala,…), se crió en un ambiente culto y refinado. Se doctoró en Madrid y amplió estudios en varias Universidades alemanas; Catedrático de Metafisica en la Universidad Complutense en 1.910, pronto adquirió un gran prestigio.

A finales del siglo XIX pasó algunos veranos en la finca campiñera de su tío en Fuentelahiguera de Albatages. Pero es Sigüenza la villa con a que trabó una estrecha relación, ya que sus padres solían descansar en la ciudad mitrada. Su matrimonio con Rosa Spottorno (1.910) reforzó esta relación. Sus suegros tambien descansan en la villa y ese verano, D. José preparó la oposición a la cátedra de Metafísica. Viaja por la Sierra y del castillo del Cid en Jadraque dijo que “estaba en el cerro más perfecto del mundo”.

En el 1913, Ortega y Gasset vuelve a Sigüenza con su esposa y su primer hijo, alojándose, como años atrás, en la calle San Roque, cerca de las Tres Cruces. Asistían con frecuencia a la tertulia política y literaria de la Alameda, a la que acudían personalidades locales (se dice que la Sra Cabezuelo le regaló la pluma con la que escribio su obra cumbre,La rebelión de las masas”) y el Conde de Romanones.

Sigúenza y la figura de El Doncel aparecen con frecuencia en sus artículos; compara estas tierras serranas con “los hombros de un gigante”. En 1911 escribe en El Imparcial el artículo “Arte de este mundo y del otro”, en el que toma como ejemplo la catedral de Sigüenza y la hermana con el Cantar del Mío Cid, como hijos de la espiritualidad del Románico.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Ortega y Gasset en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

D. Pio Baroja en la Sierra Norte de Guadalajara

Médico de formación, se instaló en Madrid en 1.898, frecuentando tertulias literarias y pronto empezó a publicar artículos en revistas y periódicos. En 1.900 sacó su primer libro, Vidas Sombrías, que atrajo la atención de críticos y escritores reconocidos. Formó junto a Azorin y Maeztu el grupo de los tres y más tarde la Generación del 98.

Su obra es muy extensa: más de 60 novelas, decenas de cuentos, novelas cortas, libros de viajes, ensayos, biografías, … Su estilo natural y espóntaneo conectaba muy bien con el lector, al describir situaciones de la vida real. Conoció en una tertulia a Portela Valladares, entonces Registrador de la Propiedad en Cogolludo y Presidente del Gobierno en 1.936.

Trabaron buena relación y como viajero empedernido, aprovechaba cualquier ocasión para conocer nuevos lugares, que luego reflejaba en su obra. En algunos de los viajes relámpago que hacia Portela a su Registro de la Propiedad en Cogolludo, D. Pio le acompañó (al menos en 2) como reconoce en sus memorias. … y plasma en “La Mala Hierba” publicada en 1.904.

Fueron a Cogolludo y la baronesa se llevó un gran chasco … la casa alquilada estaba en un extremo del pueblo, era grande con una puerta azul, 3 ventanas chicas al camino y un corral en la parte de atrás…¡Y qué pueblo! ¡Esto es tan seco, tan árido!”

Está documentada su presencia en Atienza (reconocible en algunos pasajes de La Nave de los locos) y  sabemos que algún viaje se prolongó hasta Sigüenza.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en D. Pio Baroja en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

D. Benito Pérez Galdós en la Sierra Norte de Guadalajara

Cuando D. Benito llegó por primera vez a Madrid (año 1.862), quiso la fortuna que se alojara en una pensión de la calle Abada, regentada por Jerónimo y su esposa Melitona Mula, natural de Bujalaro. En 1.884 su buen amigo Ortega Munilla se retiró a Jadraque para recuperarse de un accidente y le escribió invitándoles a pasar unos días con él, como así sucedió.

A comienzos del siglo XX, dos mozas de Atienza (la tia-abuela y la abuela del maestro Tomás Gismera) entraron de criadas en su casa y Galdós viajó a este pueblo por unos días, alojándose en la casa de los bisabuelos de Tomás. D. Benito pasó por Sigüenza como periodista, siguiendo al General Serrano en su viaje a Zaragoza. De esta relaciones surgieron acciones y lugares de la Sierra Norte de Guadalajara que el escritor incluyó en sus obras. Sean estas las más significativas del insigne escritor de la generación del 98, según recogió Nueva Alcarria en un excelente articulo.

  • La Fontana de Oro(1867-1868): aquí aparece el primer pueblo citado por D. Benito, Sigüenza.
  • Juan Martin El Empecinado, Episodio Nacional escrito en 1.874, narra las peripecias de este guerrillero y su partida por tierras de Majaelrayo, Atienza, Cogolludo, Jadraque, Tamajón, …
  • El Grande Oriente, Episodio Nacional de 1.876, narra las peripecias del Cura de Tamajón
  • En las tormentas del 48 (1.902) hace una excelente descripción de Sigüenza y sus lugares más emblemáticos.
  • En el Episodio Nacional Narváez , de 1.902, se hace referencia a la villa de Atienza y a su Caballada.
  • El caballero encantado (1.909) describe el deambular del Marqués de Mudarra por varios pueblos de la Sierra.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en D. Benito Pérez Galdós en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El castillo y la muralla de Cogolludo (II)

Cortesia JL Perez Arribas

El castillo estaba regido por un alcaide designado por el Marqués, cuyo cremonial de toma de posesión describe el maestro Juan Luis Perez Arribas:

el alcaide desde fuera de las murallas daba tres aldabonazos en las puertas. Una vez abiertas, el alcaide y su séquito se dirigían a un tablado en la Plaza Mayor, donde juraba pleito y homenaje al duque, tomando posesión del cargo y recibiendo las llaves del castillo. Luego subía escoltado por la guarnición hasta la fortaleza, tomando posesión de ella”.

Su función era la defensa y guarda del castillo, con una pequeña guarnición formada por vecinos del lugar, que estaban obligados a prestar el servicio. Aunque el Duque trasladó su residencia y la Cancilleria Ducal en 1.493 al Palacio, el castillo se mantuvo como símbolo de su autoridad y en orden de defensa, sobre todo para sofocar los pleitos entre el señor y sus vasallos.

Don Luis de la Cerda, I Duque de Medinaceli, comenzó la construcción del Palacio en 1.489 (el primero renacentista en España) y una nueva muralla aprovechando la anterior, pero preparada para armas de fuego. Asimismo remodeló completamente la villa, hizo la Plaza Mayor, de donde partían calles de trazado recto, en contraste con las medievales, estrechas y retorcidas.

Pero el tiempo fue pasando y el castillo cayó en desuso, por su estado y por su nulo valor estratégico. Durante la guerra de Independencia “El Empecinado” situó aqui su cuartel general. Tomado por el general Hugo, el castillo fue dinamitado el 11 de agosto de 1.811. Las tropas del General Moscardó, en la guerra (in)civil tambien tuvieron aquí su cuartel general. Y entre guerra y guerra, el castillo quedó en un estado total de ruina.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo y la muralla de Cogolludo (II)

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

La generación del 98 en la Sierra Norte de Guadalajara

El año del desastre, 1.898, bautizado así por la pérdida de las últimas colonias del Imperio Español (Puerto Rico, Cuba y Filipinas), dió su nombre a una generación de escritores, pintores, músicos y pensadores: la generación del 98.

Este grupo comparaba el paisaje castellano, pobre y desvastado por el clima seco, con la situación del país y la apatía de sus gentes. Se rebelaron contra esta desgana, tratando de promover la cultura y la economía nacional. Exaltaban el valor patriótico con un lenguaje sencillo que llegaba la gente, utilizando frases concisas y cortas.

Lo importante era la motivación socio-política, más que la belleza artística y estilísta. Un estilo que caracterizó a esta generacion, cuyo máximo represntante fue

Lo importante era la motivación socio-política, más que la belleza artística y estilísta. Un estilo que caracterizó a esta generacion, cuyo máximo represntante fue D. Antonio Machado, quizás el mejor poeta español de siempre.

Muchos de sus más ilustres figuras tuvieron relación con la Sierra Norte. Algunos visitaron la comarca, otros trabaron una relación estable y además la reflejaron en sus obras. Azorin, Albéniz, Pio Baroja, Menéndez Pidal, Pérez Galdos, Ortega y Gasset, Miguel de Unamuno, … De ellos y de su relación con esta tierra hablaremos en próximas entradas. Como ya hicimos de D. Isaac Albéniz.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en La generación del 98 en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Las epidemias de cólera del siglo XIX en la Sierra Norte de Guadalajara

En el XIX surigeron en la península otras epidemias, tan mortíferas como la peste (la viruela, la fiebre amarilla y el cólera), que diezmaron la población. El cólera tuvo una especial incidencia en nuestra Sierra, como explica el maestro Tomás Gismera en “Guadalajara en los tiempos del cólera”. Cuatro brotes, que “casualmente” coincidieron con graves crisis económicas y politicas:

  • 1833-34 Primera Guerra Carlista
  • 1854-55 Pronunciamiento de O’Donnell y carestía
  • 1864-68 Revolución de 1868 y la primera República
  • 1885 Crisis agricola y propagación de la filoxera que asoló los viñedos.

Cortesia elblogdeacebedo.blogspot.com

En Somolinos y Albendiego el cólera fue especialmente cruel, estimándose que perdieron el 25% de su población. El Boletin Oficial de la Provincia de 2 noviembre de 1855 recoge estos datos de Somolinos: contagiados 155, curados 90, muertos 56. Pero afectó a toda la comarca, ya que el confinamiento y las cuarentenas no se aplicaban con rigor. A modo de ejemplo, Ujados entre los dias 17 y 18 de octubre de 1.855 registró 2 contagiados y 2 muertos.

Y ahora conviene recordar estos hechos, para que reconozcamos que nuestras condiciones de vida, atencion sanitaria, y medidas de cuarentena nos situan en una excelente posición para superar esta pandemia con el esfuerzo de todos.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Las epidemias de cólera del siglo XIX en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte