Archivo de la etiqueta: siglo XIX

Mina de oro Nuestra Señora del Rosario, en Robredarcas

Las minas de oro más conocidas de la Sierra Norte de Guadalajara están situadas a orillas del rio Sorbe, si bien hay vetas de cuarzo aurífero en otras zonas próximas En Semillas está la cantera Peñitas Blancas, explotada hasta hace unos años (por el cuarzo), y la mina Nuestra Señora del Rosario en Robredarcas (pueblo abandonado).

Situada en el barranco de La Ocecilla, esta mina fue registrada el 11 de octubre de 1.851 en Guadalajara. Posteriormente sus derechos fueron cedidos a la Sociedad Minera el Buen Deseo creada al efecto para su explotación. Un cuarto de acción cayó en poder del inquieto alcalde de Semillas, César, que se propuso encontrar la mina y explorarla. La escritura de constitución detallaba su ubicación y la existencia de un pozo de 17 varas (14 mts). Sea este un breve resumen y fotos de sus hallazgos (gracias amigo).

La boca de la mina estaba oculta por la maleza. Una galeria se alejaba de la entrada tras pasar por un pozo cubierto por agua. Si bien no pudo medir excactamente su profundidad, desde luego superaba los 14 mts. Consiguió cruzar el pozo y seguir la galería hasta el final; el mal estado del techo, una bandada de murciélagos y la prudencia le aconsejaron volver sobre sus pasos (prometo acompañarle la próxima vez).

En el pozo se adivinaba una estructura de madera, posiblemente para bajar a las galerías que estuvieron en explotación. Se desconoce la riqueza del filón y su producción; para valorarlo habría que drenar el pozo y bajar hasta las galerias, con las debidas precauciones. Se sabe que estuvo en explotación en tiempos posteriores, siendo conocida como Negrilla y más tarde en 1.909, como Joaquineta.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Sociedad minera El Buen Deseo

Un buen amigo, el alcalde de Semillas, nos regaló una copia de la escritura de cesión de la mina Nuestra Señora del Rosario en Robredarcas (aldea abandonada de este municipio) y de formación de la Sociedad minera El Buen Deseo para su explotación y beneficio, otorgada ante notario en Madrid el 16 abril 1.852:

  • El 11 octubre 1.851 cuatro vecinos de Robredarcas y uno de Torrebeleña registran en el Gobierno Civil de Guadalajara la mina N.S. del Rosario, situada en el barranco de La Ocecilla y lindante con la mina vieja.
  • Seis meses después los propietarios ceden sus derechos a cuatro vecinos de Madrid, que se representan a si mismos y a otros socios. A la vez se constituye la sociedad El Buen Deseo, cuya sede social estará en Madrid.
  • Constará de 160 acciones: 80 a repartir entre los cedentes por sus derechos, y 80 a repartir entre los socios de Madrid que costearán los útiles y herramientas necesarios para abrir un pozo de 17 varas (14 mts), además de los gastos de escritura. Ambas partes ceden 2 acciones (4 en total) a la Sociedad para los imprevistos que pudieran surgir.
  • Hecho el pozo, los poseedores de las 160 acciones correrán con todos los gastos, satisfaciendo las cuotas que la Junta Directiva determinen y que por el momento no podrán exceder de 20 reales por acción (5 pts).
  • Si algún socio no abonase la cuota en un plazo de 15 dias, tras la última reclamación, sus acciones y derechos quedarán a favor de la sociedad.
  • En caso de disolución, la mina, sus trabajos, herramientas y útiles quedarán a beneficio de los socios que decidan continuarla
  • La Junta Directiva queda formada por un presidente, un contador, un tesorero y un secretario, cargos que recaen “casualmente” en los socios de Madrid. Entre sus funciones están decidir las labores a realizar, nombrar un capataz, establecer las cuotas, definir y hacer cumplir el reglamento que se determine, …

Este modelo de escritura puede extrapolarse a muchas explotaciones mineras de la Sierra Norte durante la fiebre de La Plata, lo que puede explicar su desarrollo posterior. Leánlo despacio y ya me dirán.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Otras explotaciones mineras de la Sierra Norte de Guadalajara

Antes del descubrimiento de plata en Hiendelaencina (1.844), habia registradas varias concesiones de hierro y plomo argentifero, pero sin explotar. Después la búsqueda de plata (la fiebre) y el registro de concesiones se intensificó, entre ellas varias de hierro.

Cantera Peñitas Blancas

En algunos lugares, el oxido de hierro estaba impregnado en la cuarcita o en forma de delgados filones; al norte del Altorey, en Cañamares, abundaban y formaban mena, que se trató en la Ferrería de Somolinos. En el Catastro minero de 1.909 se citan más de 70 minas, pero sin trabajar.

Existen filones de cuarzo intercalados en el gneis y rocas siluricas en Almiruete, Robredarcas y Umbralejos con vetas de hasta 11 mts de ancho (potencia) que se explotaron para la fábrica de vidrio de Tamajón. Hasta hace unos año se explotaba la cantera de Semillas (Peñitas Blancas).

Cortesía J. Serrano Belinchón

La pizarra silúrica, usada en los techos de la arquitectrua negra, se explotó comercialmente en el siglo XIX en La Miñosa y Prádena para obtener baldosines, muy estimados en Madrid. En La Miñosa se aprovecharon las pizarras carbonosas para hacer lapiceros a pequeña escala.

Las canteras de caliza (La Mierla, Tamajón, Retiendas, …) y de yeso (Beleña) abundan, asi como las de arcilla para alfarería, especialmente en las cercanías de Zarzuela de las Ollas.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Otras explotaciones mineras de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Plata pura en la Sierra Norte de Guadalajara II

El excelente trabajo de Antonio López Gómez (El distrito minero de Hiendelaencina) detalla otros Centros de beneficio en la Sierra Norte de Guadalajara.

  • La Oportuna: estaba situada a orillas del Bornova, en el término de Villares. Al principio no tuvo éxito y se abandonó en 1.850. Se reabrio en 1.884-85 y volvió a cerrar poco después. Se abrió de nuevo a finales de siglo, con la época floreciente de las minas Santa Catalina y Santa Teresa, parando para siempre en 1.916.
  • El patio de Jauregui: funcionó desde 1855, taller de amalgamacion para minerales pobres de escombreras y minas. Solo obtenia unos cientos de kgs al año. Situada al norte de Hiendelaencina.
  • Patios de amalgamacion sin localizar, llamados de la Concepcion, Santa Teresa y Actividad. Son citados en el Boletin Minero de 1.862.
  • La Vizcaina: situada al norte de Hiendelaencina, es mencionada en el periodo 1.869-88. Luego llamada Roldan; su chimenea aún se conserva.
  • La Estrella, que trabajo en 1874-75, San Roman y Santa Cecilia en 1.871
  • En la mina Santa Catalina hubo taller de 1.888 a 1897. Trataba solo las menas más ricas, en cubas, y mezclándo el mineral con oxidos de hierro, plomo viejo y galena. Obtenia plomo de obra, que luego copelaba y afinaba en crisoles, hasta conseguir una ley de 995 milésimas.
  • En 1.899 se montó La Previsión a orillas del Bornova, aguas abajo de Hiendelaencina, para tratar los minerales de las minas La Malanoche y la Fuerza. Paró en 1.901
  • La mina Santa Teresa monto un taller en su recinto en 1.909, que estuvo funcionando hasta 1916.

Posiblemente hubiese algunos más, pero de ellos apenas queda recuerdo.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Plata pura en la Sierra Norte de Guadalajara II

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Plata pura en la Sierra Norte de Guadalajara

El mineral de plata de Hiendelaencina y minas aledañas se trataba en fábricas próximas, creadas para obtener el preciado metal (llamados centro de beneficios, donde se beneficiaba el mineral). Su número y evolución estuvo ligado a las fluctuaciones de las minas.

La Constante fue la mayor factoria, con grandes naves y altas chimeneas, que llegó a tener un poblado con 500 habs. Utilizaba la fuerza hidraúlica del río Bornova con 5 ruedas de cagilones que movian trituradoras y molinos, además de generar electricidad. El mineral molido se calcinaba en presencia de sal, formándose cloruro de plata.

Se molia de nuevo y pasaba a unos toneles donde se mezclaba con agua y mercurio, dando lugar a una amalgama, la pella, que se llevaba a un horno para destilar el mercurio (copelación), que luego sería reutilizado. La plata obtenida (copela) de baja ley (<700 milesimas) se refinaba en otro horno, hasta obtener una pureza de 970/990 milesimas. Aún contando de inversión (unos 2,5 millones de pts) las ganancias fueron superiores a 25 millones de pesetas.

Escalera de acceso al poblado

En 1.861 tenía 100 obreros, unos 70 en el 65 y apenas 30 en la década siguiente. Hasta 1.897 se mantuvo con los destajos y la rebusca en escombreras, cuando la Sociedad La Bella Raquel se disolvió y vendió las instalaciones. El nuevo propietario la mantuvo en activo, con parada varias, hasta 1.926 cuando definitivamente se abandonaron las instalaciones. Pero no fue el único centro de beneficio, hubo bastantes más; de algunos apenas hay información, gracias al magnifico trabajo de Antonio López Gómez (El distrito minero de Hiendelaencina). Lo contaremos mañana.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Plata pura en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El trabajo en las minas de plata de la Sierra Norte (II)

A finales de siglo mejoraron las instalaciones en las minas pero no las condiciones laborales de los mineros. Jornadas extenuantes de 12 horas, con ½ hora para el bocadillo y una hora para comer en la misma galería, mal ventilada y con altas temperaturas, muchas veces por debajo de los 400 mts, donde se bajaba por escalas. En 1.890 los jornales se mantenían en 2 pts. Había 300 obreros, entre ellos 50 jóvenes y algunas mujeres. La producción fue bajando en este periodo hasta un maximo de 19.000 kilos en el año 93.

Mina La Fuerza

Mina La Malanoche

En el tercer periodo floreciente (1.903-15) se descubrió un nuevo tramo del filon rico, con una riqueza del 14,5 por mil. Se realizaron grandes inversiones y se cambio la metodologia de trabajo, tanto para extraer el mineral como para concentrarlo. Se utilzaron perforadoras de aire comprimido que reducían el tiempo de perforación un 85%. La subida se realizaba en montacargas y/o grandes cubas movidas por vapor (las escalas ya solo se utilizaban en los pocillos interiores).

Cortesía El Hexágono

Para ello, en 1.908 se construyó un nuevo canal y una central eléctrica de 250 Hps de potencia en el río Bornova, aguas arriba de la central Nueva Argentifera, que tenía 200 Hps. Estaban activas 9 minas, con un total de 540 trabajadores, distribuidos asi: en el exterior habia 36 chicos (de 10 a 16 años) y 163 obreros. El resto trabajaban en el interior de las minas y no habia muchachos. Con el estallido de la II Guerra Mundial se cerraron minas, la producción bajó a mil kilos en 1.921 y el número de obreros se redujo a 15.

Los salarios se mantuvieron en 2 pts en superficie (0,40 pts los chicos) y subieron a 3,70 pts para barreneros y entibadores en el interior. Siguieron los accidentes y a partir de principios de siglo se pagaron indemnizaciones; en 1.912 se montó un hospital en Hiendelaencina. El cierre de las minas y los centros de beneficio (talleres y fábricas de transformación del mineral) provocaron el paro y la decadencia de la zona.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El trabajo en las minas de plata de la Sierra Norte (II)

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El trabajo en las minas de plata de la Sierra Norte

Mina La Suerte

En los primeros años la perforación y el arranque de mineral en el interior de las minas se hacía a pico y pala. Para la extraccion desde los pozos se utilizaban tornos a mano, y luego cabestrantes movidos por caballerias. A partir de 1.857 por máquinas de vapor, siendo instaladas las primeras en las minas San Carlos y Vascongadas. El desagüe se realizaba por un socavón hacia el rio.

Las condiciones de trabajo eran muy duras, con jornadas de 12 horas, a turnos y relevo a las 6 (a.m y p.m.). Los mineros trabajaban a la luz de candiles de aceite, que debian aportar ellos mismos. En las galerias, a más de 300 mts profundidad, con mucho polvo y escasa ventilacion, el calor alcanzaba los 47º. Se instalaron sistemas para bajar la temperatura y mejorar la ventilación, pero sin mucho éxito. Por ello los mineros trabajaban desnudos de cintura para arriba.

Cortesia El Hexágono

Muchos procedian de pueblos vecinos, con 1-2 horas de camino a pié que se sumaban a su jornada de 12 horas. Cada año había accidentes mortales. El más conocido ocurrió en 1.864 en La Perla, donde murieron 12 personas. Había un alto porcentaje de jóvenes y mujeres en los trabajos de superficie (escogida de minerales). El salario no era el mismo para todos: a destajo los jornales de los hombres eran 2 pts; los chicos (menores 16 años) 0,93 pts y las mujeres 0,83 pts.

El número de obreros superaba el millar, aunque variaba según la evolución de los filones y la explotación.En 1.866 habia 683 operarios, que al año siguiente aumentaron a 1.245. Sin embargo en 1.868 el número deobreros bajó a 1.040, distribuidos asi: 682 hombres, 281 muchachos y 77 mujeres. Pero en 1.881 apenas llegaban a un centenar.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El trabajo en las minas de plata de la Sierra Norte

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Hiendelaencina y su emporio de plata

El valor de la plata producida en las minas de Hiendelaencina superó los 100 millones de pesetas (sumada la producción de los tres periodos, el 90% procedente del filón rico), una cantidad exhorbitante para la época (salario de un minero 2 pts/dia). Máxime si consideramos la superficie: 3 kms de longitud y 500 mts de profundidad maxima. La riqueza del mineral llego a 120/1000 en la mina Santa Teresa.

Los minerales argentiferos  (excepto galena), están presentes en todas sus variedades: cloruros y bromuros en superficie, plata agria y plata roja en profundidad. La irregularidad de las metalizaciones y el tamaño de los filones explican el volumen del criadero y las dificulatdes de explotación, agravadas por la presencia de 5 fallas principales y muchas secundarias, que rompían los filones en múltiples trozos.

El primer registro de una mina (de plomo) se hizo el 14 junio 1.844, Santa Cecilia, que se hizo muy famosa por su alta rentabilidad. En el periodo 1.849-51, sus acciones de 5.000 pts daban una rentabilidad anual de 6.000-8.000.-pts; se llegaron a cotizar a 50.000.-pts. En 1.951 produjo 9.050 kgs de plata. Las minas La Suerte y Fortuna fueron registradas el 29 julio de 1.844 y tambien dieron muy buen rendimiento.

La noticia corrió como la pólvora y se desató la fiebre de la plata. En septiembre ya había 88 minas en Hiendelaencina y 50 más en pueblos aledaños. En 1.845 habia pedidas 853 licencias y abiertos 200 pozos. Hiendelaencina pasó de 100 habs a 3.200 en el año 1.857, lo que provocó el desarrollo de un casco urbano nuevo, con modernas edificaciones, y numerosas construcciones en las minas, incluidas casas para los mineros. Hasta surgió un poblado de 500 personas, con iglesia y escuela, junto a la fábrica La Constante.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Hiendelaencina y su emporio de plata

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

La Iruela, un lugar abandonado

La Iruela fue siempre un barrio de Semillas, una alquería, un caserío, … que nunca tuvo categoria de aldea o pedania. Asi consta en el Catastro del Marqués de la Ensenada, de 28 abril 1.752. Los mayores recuerdan que había una casa de la villa; el nombre de La Iruela se unía al número de la casa hasta sumar 12 (11 más la casa común).

Nada se sabe de su origen ó de sus primeros habitantes. Bien pudo ser un poblado estacional de pastores, donde subían cabras y ovejas en busca de mejores pastos en verano; con el paso del tiempo se convirtió en permanente. La estructura del casco urbano así lo sugiere: una calle, el barrio de arriba y el de abajo, con la iglesia (ermita) en medio. El cementerio, con un apartado para niños, en las afueras.

Su población siempre fue escasa, como denota su casco urbano, una docena de casas desparramadas por las laderas del arroyo. Lo agreste del terreno no daba para alimentar muchas bocas. Alejado de todas partes y mal comunicado, La Iruela no tenía iglesia. La ermita de San Ramón Nonato hacia estas funciones cuando subía el cura de Semillas. Su actividad principal era la ganaderia caprina y ovina. Cultivaban trigo y centeno (de ahi el nombre: era-eruela-iruela), nueces, cerezas y castañas. Completaban la economia familiar con lo que daba el huerto y el trueque de excedentes con Semillas, Santotis, Fraguas y Jócar: leña, carbón, huevos, queso…

A mediados del siglo XIX, se descubrió plata y oro a orillas del Sorbe, entre los términos de La Nava y La Iruela. Varias minas de oro, de pequeño tamaño, y la fábrica de transformación La Esperanza, crearon puestos de trabajo, prosperidad y hasta un poblado … Que duraron hasta finales de siglo, cuando minas y fábrica cerraron. La despoblación de los años 60 provocó su abandono; hoy sus ruinas están comidas por la maleza. Hermosos castaños están abandonados a su suerte.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en La Iruela, un lugar abandonado

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Mina de oro en El Cardoso de la Sierra

Cortesía JL ALonso

Siempre se ha creido que en la Sierra Norte de Guadalajara el oro procedía de los filones situados a orillas del rio Sorbe … hasta hace unos meses. Un excelente trabajo de Juan Luis López Alonso en la revista online Atienza de los Juglares nos ha descubierto la mina La Poderosa en el término de El Cardoso. Extraemos los datos más interesantes:

En 1.625 una cédula real expedida por Felipe IV, a petición de Luis de Arbizu, detalla la existencia de oro en Collado Cerezo en el término de El Cardoso. El Boletin oficial de Guadalajara, de fecha, 27 de julio de 1.881.

Situada en una ladera del valle del arroyo Trepanejo, afluente del Horcajo, a 1.625 mts de altura se encuentra la boca de la mina La Poderosa, excavada en de roca y escondida entre la maleza. Estuvo en explotación varios años, como muestra una galeria, que a decir de los mayores, es muy profunda y se bifurca en dos. A unos metros del arroyo se puede observar la escombrera, si bien no quedan restos de lavadero (quizás por de proximidad del arroyo no se necesitara) ni de edificios.

Cortesia JL Alonso

Desconocemos cuantos años estuvo en producción, cuando se abandonó, si fue de oro ó de plata (Salvador Calderón en su obra Los minerales de España, del año 1.910 habla de la mina de plata de La Poderosa y de una mina de oro). Este mismo autor habla de un mineral, amarillo con una tenue fosforescencia, hallado en El Cardoso. Hasta que los especialistas no investiguen el interior de la mina, poco más podemos contar. El acceso es difícil, aunque haya una ruta circulando por internet.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Mina de oro en El Cardoso de la Sierra

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte