Archivo de la etiqueta: siglo XIV

Palazuelos y Carabias, dos joyas de Sigüenza

Irse de Sigúenza sin visitar Carabias y Palazuelos es como tomar un asado  sin vino. Estas dos pedanías complementan el casco monumental de la ciudad mitrada y maravillan al visitante.

El encanto de Carabias radica en su iglesia del siglo XII, una joya del Románico con el mejor pórtico de la provincia. El de Palazuelos radica en su muralla que envuelve casco urbano y castillo. ¿Por donde empezar? Difícil elección, pero sea cual sea, ¡tómate tu tiempo!

Captar toda la belleza de Carabias puede llevarte un buen rato: desde la estilizada figura de la iglesia, la elegancia del pórtico, las columnas pareadas, los capiteles, las galerías, el paisaje, … De Palazuelos, la vuelta a las murallas, las puertas de acceso, el castillo, callejear por plazas y rincones, la hierbabuena de sus jardineras, ... Dos lugares imprescindibles de nuestra Sierra Norte.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Palazuelos y Carabias, dos joyas de Sigüenza

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Del primer Mendoza en Guadalajara …

130220 del primer mendoza…, Gonzalo Yañez de Mendoza ya hemos hablado, pero no le hemos dado importancia a su matrimonio en 1.340 con Doña Juana de Orozco. Lo fue por lo mucho que supuso para el futuro de la familia Mendoza. Un excelente artículo de J. L.  García de Paz, del libro “Los Mendoza y el mundo renacentista”, lo explica:

  • La familia Mendoza sirvió al reino de Navarra hasta 1.332, cuando, junto a otros Señores de Álava  (los cofrades: Ayala, Guevara, …) se declararon vasallos de Alfonso XI de Castilla.
  • El matrimonio de Gonzalo con Juana supuso una sólida alianza con la familia Orozco, muy poderosa en Castilla y muy rica: Señoríos de Hita, Buitrago, Escamillas y Cogolludo.
  • El hijo de ambos, Pedro González de Mendoza, se casó con una hermana del Canciller Ayala. Lo que supuso una nueva alianza con otra poderosa familia: los Ayala.
  • Este Mendoza  apoyó al rey Pedro I en la guerra civil con su hermano, Enrique de Trastámara. Pero en 1.366 las familias Orozco, Ayala y Mendoza cambiaron de bando por la crueldad del rey.
  • En la batalla de Nájera (1.367), murió su tío Iñigo López de Orozco. Pedro González de Mendoza pidió y obtuvo del rey  Enrique I los bienes de los Orozco, incluidas las villas de Buitrago e Hita.
  • También obtuvo Robregordo y Somosierra, controlando el paso de la Meseta  hacia el sur, vital para los rebaños de la Mesta y el comercio, aumentando su riqueza.

Así empezó a forjarse el poder de la familia Mendoza, impresionante durante los siglos XV y XVI. La nieta del Señor de Beleña, Juana de Orozco,  fue el primer escalón.

Lar-ami

5 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Ribera

La decadencia del Monasterio de Bonaval

Algunos sostienen que la decadencia de Bonaval comenzó con el replanteamiento del Monasterio y el escaso número de monjes (nunca más de 12).  Acabadas las obras,  debió disfrutar de un periodo de tranquilidad, al menos hasta mediados del siglo XIV.

La decadencia del Monasterio de Bonaval esta ligada a la crisis del Cister (como el auge, por tamaño), si bien apenas hay información de este periodo. El Dr Jurado documenta varios abades comendatarios, que lo dejaron exhausto:

  • 1.476 ¿Abad Martín? puso un celo extraordinario, con presencia permanente, en los juicios contra el Arzobispado de Toledo, celebrados en Puebla de Valles, por los diezmos de unas viñas de Valdepeñas, lo que sugiere que defendía intereses propios.
  • 1.490 Pedro de Villalón, secretario en la corte del papa Inocencio VIII, al que devolvió sus derechos sin que se conozca la razón.
  • 1.502-4 François Busleyden, arzobispo de Besanzón y consejero de Felipe el Hermoso
  • 1.504-9 Alfonso Romero de Herrera, abad y representante del Cardenal Cisneros ante el papa,  cedió sus derechos a la abadía de Montesión por una pensión anual de diez mil maravedíes a cargo de las rentas del Monasterio de Bonaval.

Lar-ami

Comentarios desactivados en La decadencia del Monasterio de Bonaval

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

La decadencia del Cister

El Cisma  provocó que el Papa se reservara el derecho de elección de obispos y abades (en el Cister lo elegían los monjes del cenobio). En principio, para reforzar su autoridad y conseguir dinero fácil,  luego para atraerse partidarios a cambio del nombramiento.

El monasterio se convirtió en unidad económica (encomienda) más que espiritual, perdiendo independencia y recursos. Aunque no todas las vacantes se cubrían así, su uso se generalizo en el siglo XIV, a pesar de la oposición del Capitulo General. Con el tiempo se designaron abades ajenos a la Orden, incluso seglares.  Sixto IV en su bula de 1.475 precisa derechos y deberes de los abades comendatarios.

El abad, agradecido, compensaba su benefactor con rentas del monasterio y se reservaba otra cantidad para su servicio; el resto para gastos regulares y mantenimiento de edificios. Más preocupados de las rentas que de su gobierno, muchos  residían fuera del cenobio. La relación con la casa matriz se deterioró, desapareciendo la uniformidad de reglas que tanto prestigio dio a la Orden.

Los monjes, faltos de dirección, relajaron costumbres y perdieron el espíritu monástico del Cister; muchos abandonaron. Las vocaciones escasearon, por el mal ejemplo y la mejora del nivel de vida en el exterior. Lo que antes era riqueza y eficacia se tradujo en desidia y miseria. Todo esto aceleró la decadencia del Monasterio de Bonaval.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Donaciones al Monasterio de Bonaval

Crucero en 1.946, foto Jose Torija

Como era habitual, el Monasterio de Bonaval recibió donaciones en su epoca de auge aunque en cantidades modestas. Nunca tuvo un gran patrimonio y sus aportaciones a las arcas de la Orden fueron escasas.  Por ello y por el número monjes, Bonaval fue considerado un monasterio menor dentro del Cister. Gracias al Dr Jurado sabemos que las más importantes se recibieron poco después de la fundación:

  • 1.175 (24 de noviembre): Carta de Alfonso VIII que confirma las posesiones de Bonaval y su cesión definitiva al Cister. Incluye la donación de un lugar en Caraquiz así como un huerto, unas viñas y una tierra,  en Uceda.
  • Año 1.186 Donación del rey de 5 yugadas de tierra en Alcazariella (Alapardo, Guadalajara).
  • 1.218  García de Alfariela dona en Sotojo (Hita) casas, viñas y molino
  • 1.228 Fernando III regala una tierra en Gassión (¿ubicación?).

Capiteles crucero

No hay documentación que permita conocer otras donaciones, si bien podemos decir que las provenientes de particulares fueron pocas y exiguas. A partir de mediados del siglo XIV, escasearon aún más. Sirva como ejemplo que el Marqués de Santillana le dejó en su testamento solo 1.000 maravedíes.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Ribera

Don Iñigo López de Orozco, Señor de Tamajón

En el siglo XIV la peste, las hambrunas y las guerras azotaron el reino de Castilla. El rey luchaba contra árabes,  reinos vecinos y la Nobleza para reafirmar su poder. Surgieron personajes que marcaron la época, como Don Iñigo López de Orozco, Señor de Tamajón.

La familia Orozco tiene origen vizcaíno (valle de Orozco) y bajaron a Guadalajara en la primera mitad del siglo XIII, cuando D. Lope Iñiguez se casó con Doña Juana Ruiz,  heredera de Hita. Su nieto (el primer D. Iñigo López de Orozco) participó en la batalla del Salado (1.340) y la conquista de Algeciras (1.344) con Alfonso XI. Fue privado del rey, embajador real ante el papa de Avignon y recibió grandes posesiones.

Su hijo D. Iñigo López de Orozco, nacido en 1.330 y Señor de Tamajón, apoyó a Pedro I en la guerra con Aragón y en la guerra civil con los Trastámara. Fue entregador mayor de la Mesta, que le proporcionó grandes ingresos, recibió varios Señoríos en Guadalajara y alcanzó un gran poder.

Enrique II

Sea una muestra la carta de 8-abril-1.366, donde Pedro I revoca una sentencia suya, favorable al Concejo de Ayllón en su pleito con el Señor de Tamajón, según explica debido a un error del escribano.

Pero tras la rendición de Toledo se pasa con armas y bagaje a Enrique II de Trastámara. A su lado participa en la batalla de Nájera (3 abril 1.367) y es apresado por las tropas de Pedro I. Llevado a su presencia, dicen que el rey le dio muerte con su espada.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Aprovechamiento de los recursos de Bonaval

Vestigios cantera Bonaval

El estudio botánico sobre el valle de Bonaval de José María Meléndez Robledillo explica que el Monasterio está construido con sillares calizos de una cantera próxima, (sus vestigios aun son visible) y que abundaban las caleras (hay restos junto al GR-10, camino del cañón).

Asimismo comenta la existencia de una veta de carbón en las laderas del arroyo de San Andrés (citado en el Libro de la Montería), de pequeño grosor y poca calidad, con alguna mina que se explotó  poco tiempo (citada en el Diccionario de Madoz) .

Restos calera

A nivel forestal,  la leña se utilizó como combustible y para hacer carbón vegetal  muy apreciado en la comarca (la última vez en 1.968; en la margen derecha del Jarama se observan  restos de carboneras). Las cortezas de encinas (de brotes menores de 20 años), se recolectaban y vendían a los curtidores de Guadalajara. El aprovechamiento de  bellotas y plantas aromáticas eran los típicos de la zona.

La abundancia de caza (al menos desde el siglo XIV, aunque ya no queden osos) y la despoblación propiciaron la conformación como  coto de caza del término de Retiendas  en 1.979.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Aprovechamiento de los recursos de Bonaval

Archivado bajo Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

El arroyo de las Damas

Las puentecillas-Tamajón

Aunque el arroyo nace bajo el pico de la Tondilla, permanece seco casi todo el año y “las puentecillas” es más un adorno que una necesidad. El nacimiento  hay que fijarlo al noreste de la loma de Castillejo,  justo debajo de las ruinas de este enclave histórico, en un venero que fluye siempre y daba agua suficiente para mover las muelas de tres molinos (algunos dicen que 4). Hoy la fuente resulta inaccesible.

Antes del Arroyo Huertas

Desde las ruinas hay una vista espectacular del valle de las Damas, con los cortados de enfrente que simulan una fortaleza. Con el mapa IGN 485-II en la mano, se comprueba que este valle es el camino natural entre Tamajón y Retiendas (Bonaval), lo que justificaría de por sí la existencia de  Castillejo.

Una leyenda ancestral cuenta que en el Arroyo de las Damas había oro (algunos dicen que plata, imposible por la geología del terreno) y el profesor Basilio Pavón apunta que “ … quizás Castillejo tuviera que ver con los fundamentos de mineral que los viejos del lugar dicen que existían …”. ¡Cuando el río suena … !

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Ribera

Estudio del valle de Bonaval

D. José María Meléndez Robledillo, Ingeniero Técnico Forestal, hijo de Retiendas, siendo estudiante realizó en 1.983 un brillante estudio botánico sobre el valle de Bonaval, bajo la dirección del profesor Eduardo Balguerías. Aunque era muy joven,  el trabajo es de excelente calidad. La generosidad del Doctor Jurado Serrano nos ha permitido acceder a este trabajo que aporta datos muy interesantes (y no solo de la flora), que iremos desgranando en próximos días.

A modo de ejemplo, y aunque los linderos han cambiado en 8 siglos de historia, José María  delimita lo que siempre ha sido conocido por los mayores como “la finca de Bonaval”,  una superficie de 649 Hectáreas de terreno muy accidentado, salvo  193 Has.

Nos informa que la “Huerta de los monjes” en la margen izquierda del Jarama era de regadío, y la margen izquierda de secano, unas 70 Has, donde se cultivaba cebada y trigo. Como en otros molinos, un ramal de la caz del molino de Bonaval, llevaba el agua a lo alto de la huerta donde se distribuía a través de una red de acequias

Quejigares  y encinas propiciaron una cabaña ganadera abundante, donde predominaban cabras y ovejas, aunque no faltaban vacas y cerdos. Su estiércol abonó durante siglos la huerta de los monjes.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Ribera

Castillejo

El Caftillejo es citado en el siglo XIV por el Libro de la Montería. Ubicado entre Tamajón y Retiendas, desde lo alto de la loma controla los valles de las Damas y del arroyo de Huertas,  que se unen poco después para bajar a Bonaval. Pero según el historiador y arabista D. Basilio Pavón Maldonado en su libro Guadalajara Medieval, su origen es anterior:

“… se trata de un gran paredón ligeramente curvado, de unos 50 metros de largo y 5 de altura, hecho de mampostería por el sistema de tapias, donde se ven las hileras de las mechinales …  Que podrían rodear un hábitat de unas 2 hectáreas.  Aunque la estructura del muro puede relacionarse con las fortalezas ibéricas, podría compararse con los castros celtibéricos de la Sierra Norte de Guadalajara  (Yélamos de Arriba).

… He encontrado algunos trozos de barro bizcochado y de cerámica vidriada de color verde, similar a la hallada en Alcalá la Vieja … Todos los indicios apuntan a que fue un poblado temporal de los árabes como campamento militar.”

 Una sendita sale del GR-10 (el camino olvidado), junto a la cantera  y sube hacia el sur rodeándola. A cien metros aparece lo que queda de Castillejo y unas vistas que bien merecen la excursión.

 Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Ribera