Archivo de la etiqueta: Sierra Norte

Invierno en el paisaje de la Sierra Norte de Guadalajara

Hay paisajes donde el impacto del invierno se hace sentir con especial belleza. Como en la ruta circular de la Ribera en Puebla de Valles, un paseo de 2 horas que sorprende al caminante. Sobre todo en días luminosos.

Arriba, en la dehesa, sorprenden la visión del Pico del Ocejón al norte, del Pico Centenera y la sierra de Concha moteados de blanco (por su rareza, de tan solo 1.800 mts) y las cumbres blancas de Somosierra al oeste. Las cárcavas rojizas, casas que parecen emerger entre olivos y los sembrados de cereales que rodean el pueblo ofrecen imágenes únicas.

Bajando hacia la ribera olivos vestidos y robles desnudos destacan en el paisaje verde-oscuro de la vega. El Jarama sigue su curso, sin nadie que le haga sombra, a la espera de esas lluvias que tanta falta nos hacen.

Si te dicen ¿A donde vas a ir con el frío que hace? Aquí tienes la respuesta.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Guerras Carlistas en la Sierra Norte de Guadalajara

Aunque nació como lucha por la sucesión tras la muerte de Fernando VII, la I guerra carlista enfrentaba dos maneras de entender España (las otras dos si lo fueron): absolutistas y/o tradicionalistas (carlistas) versus liberales y/o cristinos (isabelinos). Una guerra civil en la que la crueldad se manifestó en hechos que deben avergonzar a este país. En realidad hubo tres guerras:

  • I : de 1.833 a 1.840, que afectó a la Sierra Norte de Guadalajara
  • II : de 1846 a 1.849
  • III : de 1.872 a 1.876, que también incidió en nuestra comarca

La población serrana era tradicionalista (por rural) mientras que las personas influyentes eran afectos al gobierno. La lucha se llevó a cabo con el sistema de guerrillas: un personaje del pueblo se levantaba en armas, formaba una partida e intentaba tomar el lugar. La mayoría de las veces fracasaban, se unían a regimientos ya existentes y/o servían de apoyo a columnas carlistas que pasaban por la zona.

Esta fue una constante en las tres guerras, con resultado dispar, quizás debido a la falta de preparación (campesinos, obreros y artesanos sumaban el 90% de los efectivos ) y a su inexperiencia (el 90% eran menores de 30 años). Sirva de ejemplo la II guerra carlista, donde las partidas guerrilleras fracasaron en todo el país, circunscribiendo la contienda a Cataluña.

No es objeto de este blog indagar en estas confrontaciones, sino relatar hechos ocurridos en la Sierra Norte (ya contados), con cierta unidad. Así lo haremos en próximas entregas.

Lar-ami

 

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares

Bodas múltiples en la Sierra Norte

En la Sierra Norte de Guadalajara la boda era el momento más importante para la familia. La ocasión de obsequiar a familiares y amigos con lo mejor de la casa; además servía para reafirmar su posición social y económica en el pueblo. Sin escatimar en gastos y según posibilidades. De ahí las bodas múltiples.

Durante la posguerra y hasta los años setenta, cuando los recursos no sobraban, fueron bastante frecuentes. Aún se recuerda en Puebla de Valles la boda de 2 hermanos, chico y chica, con dos vecinos primos entre sí. Corría el año 1.974 y acudió todo el pueblo; los que no eran familiares y/o invitados de una familia lo eran de otra. Asado, bien regado con vino de la tierra, música y baile fueron los ingredientes de la celebración.

Más sonada fue la boda en 1.944 de 3 hermanas en Almiruete con 2 chicos de Jócar y un vecino del pueblo. Se celebró en la casa de la villa y en el huerto del padre de las novias (Sabina, María y Melitona), junto a la plaza. Acudieron invitados de todos los pueblos de alrededor (Tamajón, Palancares, Jócar, Fraguas, …) que disfrutaron del buen comer y beber que la ocasión requería, además de música y baile.

Tras la boda, dos parejas se quedaron en Almiruete y otra se fue a Jócar que ofrecía más posibilidades (ya tenía luz eléctrica, buenas tierras de labor y estaba bien comunicado por carretera). En el museo de Arbancón, donde residen varios descendientes (gracias Jaime por contarnos la historia), hay una foto de las tres novias. Asimismo en el “libro de los hijos de Jócar” pueden verse varias imágenes.

Seguramente hay otros muchos casos. Si conoces alguno, te agradeceremos que nos lo cuentes para reflejarlo en este blog y quede para el recuerdo.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Costumbres, Fiestas, Mundo rural

El presidente del Gobierno en la Sierra Norte

Su primer destino como Registrador de la Propiedad fue Cogolludo, donde apenas ejerció; pronto se dedicó a la política, recorriendo un largo y tortuoso camino.

Gallego de nacimiento y descendiente de una familia de clase media, se educó con los jesuitas. Cursó estudios de Derecho, en los que se licenció sin gran esfuerzo. Estudiante señorito, aplicado y meticuloso, la Universidad le puso en contacto con la política, donde el galleguismo surgía con fuerza. De ideología reformista liberal, conoció al líder del partido y a su sombra empezó a labrarse su futuro.

Preparó oposiciones al Cuerpo de Registradores de la Propiedad, que sacó a la primera y con buen número, lo que le permitió elegir plaza. Si bien tomó posesión, ejerció lo imprescindible, fijando su residencia en Madrid. Allí dedicó su tiempo a establecer contactos y relaciones políticas, volviendo a Cogolludo cuando era absolutamente imprescindible.

Un par de años después comenzó su carrera política, siendo elegido diputado por una provincia gallega. Ahí arrancó una carrera imparable: diputado en Cortes por varias legislaturas, Ministro en diferentes gobiernos y con carteras varias, gobernador general de Cataluña, … y Presidente del Gobierno.

La victoria del Frente Popular en febrero de 1.936 le obligó a entregarle el Gobierno (apenas estuvo un par de meses), pasando a la oposición. Durante la guerra (in)civil, D. Manuel Portela Valladares se mantuvo fiel a la República; al final de la guerra se exilió a Francia, donde siguió colaborando hasta su muerte en 1.952. A decir de cuantos le conocieron, ”Portela Valladares fue un ejemplo de político centrista, liberal, muy respetuoso de las instituciones y con la democracia”.

Cualquier paralelismo con el presidente actual es pura coincidencia.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares

Llegó el invierno a Puebla de Valles

Y a la Sierra Norte de Guadalajara. Con retraso, pero vino con fuerza … aunque no sabemos si durará todo lo que necesitamos. Y lo hemos descubierto, no por el hombre del tiempo, sino por las imágenes (tomadas el 9 de enero).

Antes de llegar a Puebla de Valles, el navajo de la Alcantarilla ya nos avisa de que el hielo y la nieve reinan en esta sierra. Cuando llegamos al pueblo, llueve.

Horas después una espesa niebla lo envuelve todo, incluso la iglesia. Las Pequeñas Médulas se intuyen, pero no se ven. A principios de la tarde comenzó a nevar (ya lo hizo el día anterior).

Un tiempo desapacible, pero que ha sido recibido con alegría por los serranos. Porque hacía mucha falta y porque proporciona imágenes maravillosas de nuestros lugares con una visión diferente. Si no vienes, te lo perderás.

Hacemos votos para que el invierno dure lo suficiente. ¡Bien abrigados y con buen fuego se aguanta bien!

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Atienza de los Juglares

El día 1 de mayo de 2.009 nacía esta revista de actualidad histórico-literaria, libre y gratuita, independiente de instituciones y subvenciones. Su objetivo era dar a conocer Atienza y su entorno, en base a la colaboración altruista de todos cuantos quisieran prestarse a ello”. Atienza de los juglares creció como revista on-line, aprovechando los medios que ofrece la tecnología para su mayor difusión (Mails, Redes sociales, Publicación on-line, …)

En estos tiempos difíciles para la prensa (Interviú y Tiempo acaban de anunciar su cierre), la revista alcanza el número 100 con una edición especial. Como siempre incluye trabajos de diferentes autores (cualquiera puede colaborar, solo debe enviar su artículo), entre los que se incluye mi trabajo “Breve historia del Monasterio de Bonaval”

Su fundador, director, editor, … Tomás Gismera, atencino entusiasta de su tierra, ha puesto el alma en mantenerla viva. Prolífico autor de libros sobre temas históricos y costumbristas de la Sierra Norte (la Migaña, la Peste, Hiendelaencina, …) ha hecho posible el éxito de Atienza de los Juglares. Un centenar de libros da fe.

Menos conocida es su faceta de novelista, cuentista y bloguero, en las que destaca por su prosa ágil y amena. Sea este nuestro pequeño homenaje a Tomás Gismera y Atienza de los juglares, con el firme objetivo de que ambos nos sigan deleitando con las historias de nuestra querida Sierra Norte de Guadalajara.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Costumbres, Rincones de Guadalajara

¿Tanques en la Sierra Norte de Guadalajara?

Cuando ICONA se adueñó de los pueblos abandonados de esta Sierra (por expropiación, compra y/o porque sí), a algunos les dio un uso que poco tenía que ver con la protección del Medio Ambiente (recordemos que ICONA es el anagrama de Instituto de Conservación de la Naturaleza)maniobras militares del ejército.

Jócar, cortesia A. Herrera Casado

A mediados de los años 70 y en varias ocasiones, la instrucción de combate de las COE´s en población se realizó en Robredarcas, simulando que tomaban el pueblo. Avanzaban por ambos lados de la calle, lanzando granadas y disparando a las siluetas situadas (previamente) en ventana y puertas de las casas. Los soldados se alojaban en el Palacio de Cogolludo que les cedía el ayuntamiento.

Algunas informaciones amplían a Fraguas, Umbralejo, Las Cabezadas, Santotis, Robredarcas y Jócar como lugares donde se instruyó a los guerrilleros de las COE´s. Esto explicaría en parte su estado ruinoso, aunque su estado actual se debe al trabajo de las excavadoras que utilizó ICONA para evitar que los vecinos volvieran a ocupar su casa. A las excavadoras y... a los tanques.

Jócar, año 72. Cortesia A. Herrera Casado

La entrada de España en la OTAN (1982) provocó que aumentaran las maniobras militares para ponerse al día con los efectivos de la Organización. Vinieron tanques a la Sierra Norte, concretamente a Jócar y Fraguas (dicen que también a otros lugares, pero no está documentado). Fueron bombardeados a conciencia.

Hoy solo quedan los paredones de la iglesia en Fraguas. La portada románica de la iglesia de Jócar se fue al museo diocesanos de Sigüenza y los sillares al Fontanar. Desconocemos si los tanques repitieron las maniobras en años posteriores (nadie los ha echado de menos).

Lar-ami

1 comentario

Archivado bajo Actualidad