Archivo de la etiqueta: Pueblos negros

Plan para el puente de diciembre en la Sierra Norte

Solo para gente atrevida, que busque nuevas sensaciones. Aprovechando la sequía (algo bueno debía tener), proponemos un mix de aventura, historia, cultura, leyendas, naturaleza y autenticidad en la Sierra Norte de Guadalajaraque no dejará indiferente a nadie.

  • Martes 5: llegada a Puebla de Valles (cárcavas, bodega árabe, cañas,…)
  • Miercoles 6: Pueblos abandonados de El Vado y La Vereda (todo el día; hay que llevar agua y merienda). En El Vado (por Retiendas, 15`en coche) paramos a ver los dragones. Por el camino del Degollado bajamos a pié hasta el brazo seco del arroyo de La Venta que cruzamos hasta el pueblo abandonado de El Vado (45`). Casas, corrales, plazas, molino, … negros y en ruinas. En la colina, la iglesia de Santa María del Vado. ¡Espectacular! Ahi sale la senda que va a La Vereda (1 h), un pueblo negro que merece ser paseado y fotografiado. La vuelta por el mismo sitio.
  • Jueves 7: Para relajar, desayuno serrano en el porche. Paseo hasta la casa de los motores y vuelta por el arroyo de Valdelacasa; vistas sobre las cárcavas. Aperitivo en el bar y charla con los vecinos. Para comer un buen asado en la casa, barbacoa, o paella…tomando el sol.
  • Viernes 8: Antigua y nueva ermita de Peñamira (todo el día; hay que llevar agua y merienda). Salimos temprano para Muriel (20´en coche) y desde allí al Sorbe, cuyo cauce seguimos hasta Peñacabra. A 300 mts, el arroyo de las Quintillas y algo más alejado, ruinas de la ermita y el refugio de Peñamira; a 0,5 kms la ermita actual y Peña Capón (total 2 horas). La vuelta (2 h.) por el pinar, pasando por trincheras y El Morro. ¡Que vistas!
  • Sábado 9: nos vamos de pueblos negros. En este orden: Tamajón, Campillejo, El Espinar, Roblelacasa (si nos apetece nos bajamos al Aljibe y Matallana), Campillo, Robleluengo y Majaelrayo. Comida y café a elegir, pueblo y bar (pregunta).
  • Domingo 10: una sencilla y bonita excursión hasta el Chorro (20´+20´), una excelente excusa para disfrutar de las vistas del puente medieval, el cañón del Jarama, el casco urbano de Valdesotos y conocer las cascadas.

Plan diseñado para nuestros clientes (a los que podría acompañar), que hacemos público para disfrute de todos. Hay muchas combinaciones posibles, y para todos los gustos; déjate aconsejar.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Plan alternativo para el Puente del Pilar en la Sierra Norte

Este Plan, exclusivo para nuestros clientes, puede ser una excelente alternativa para el Puente. Si lo prefieres, diseñamos uno a tu medida. Hay muchas posibilidades.

  • Miércoles 11: llegada a Puebla de Valles, el pueblo colorao.
  • Jueves 12: Desayuno serrano en el porche y salida para Cogolludo. Parada en La Mierla (otro pueblo colorao), Beleña (iglesia románica y puente árabe) y Aleas (reconstruido por Franco tras la guerra). Visita de las bodegas Rionegro (gestionamos entradas sin coste adicional). Comida en Cogolludo (excelentes restaurantes, donde reina el asado). Por la tarde visita guiada (gestionamos entradas) por el casco urbano, la iglesia y el Palacio de los Duques de Medinaceli (primer edificio renacentista donde se alojó Colón; las mazorcas dan fe). La vuelta por Muriel, impresionante.
  • Matallana

    Viernes 13: Ruta por los pueblos negros. Parada obligada en Tamajón (casco urbano, diseñado por los Reyes Católicos), Campillejo, El Espinar y Roblelacasa (paseo). Desde aquí nos acercaremos a las cascadas del Aljibe (1 h.); el puente de los trillos y Matallana (abandonado) están a 1 hora a pie. Comida en Campillo de Ranas (restaurantes con precios razonables) y café en Majaelrayo.

Antes de las 18.30 h salida hacia el CANTALOJAZZ (XIII Edición), un evento imprescindible que dice mucho del espíritu serrano (garantizamos entradas sin coste adicional al concierto). Iremos por la Pista blanca que atraviesa el P.N. Unas cañas con tapas antes y después del concierto (20 h) en el pueblo animan. La vuelta resulta espectacular. Copa reconfortante en el bar de la Puebla.

  • Sábado 14: jornada de recuperación. Desayuno en el porche y aperitivos en el bar. Para comer, barbacoa (excelente la carne en Tamajón) y/o paella, regados con el buen vino de Cogolludo y/o cerveza artesana (Arriaca excelente, de venta en Tamajón), con las que maridan muy bien. Por la tarde siesta y paseo tranquilo por el arroyo para disfrutar de los colores del otoño y de la naturaleza.

  • Domingo 15: ruta de las Cárcavas (3 h). Una senda va entre cárcavas rojizas (más de 60, de formas caprichosas y cada cual más bella) hasta el arroyo Muradiel, cuyo cauce seguimos hasta el camino real, por donde volvemos al pueblo. Vistas a Valdepeñas, Tortuero, la vega del Jarama, El Ocejón,.. Arboles singulares (encina, nogal y olivos milenarios). Aperitivos en el bar y compra de productos locales (verduras, nueces, miel,…).

Lar-ami

Comentarios desactivados en Plan alternativo para el Puente del Pilar en la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Fiestas, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Viaje a Valverde de los Arroyos

Que por mayo era cuando Vitoriano el Gallo salía de Puebla de Valles hacia Valverde  de los Arroyos para vender los cestos de mimbre que había acumulado durante el invierno. De madrugada cargaba una mula con los cestos, la tomaba de la brida  y montaba en otra con su hija,  en un viaje que para la chiquilla resultaba inolvidable (en los años treinta salir de viaje y a tan tierna edad era un privilegio al alcance de muy pocos).

El camino se recorría en 8 horas, unos ratos a pie y otros montados. Hacían una parada en Almiruete para tomar café y visitar a unos parientes y continuaban para llegar al mediodía a Valverde. Por la tarde, en la plaza del pueblo los cestos se trocaban por miel, judías, manzanas,…, rara vez por dinero. Asi era en aquellos tiempos por La Ribera.

Pasaban la noche en casa de un familiar y al día siguiente regresaban a Puebla de Valles. Cuentan que como la gente de los pueblos negros usaban sebo para cocinar (y alumbrarse) dejando un intenso sabor en la comida, Vitoriano llevaba la merienda preparada de casa, rechazando la cena con cualquier excusa.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

El Vado, pueblo abandonado (II)

La sequía permite acercarse al pueblo del Vado por el viejo camino que arranca en la carretera de Retiendas, cerca de la casilla de peón caminero. Este era su acceso natural que el embalse sobre el Jarama anega cuando alcanza un nivel medio. Entonces hay que acceder por una senda bastante complicada desde el pueblo de La Vereda.

 El Vado es pueblo negro,  con sus casas de pizarra y gorrones entremezclados que se confunde con el paisaje. Su estructura es típica de pueblo ganadero, con calles hundidas y corrales situados a las afueras, al norte en un pequeño valle perpendicular al río. Trazado urbano en cuadriculas, con casas de muros gruesos  y ventanas pequeñas.

 Aunque el pueblo fue arrasado (para evitar su ocupación) antes de la construcción de la presa en los sesenta, su trazado es reconocible, si bien está muy deteriorado. Una curiosidad más es que la iglesia está ubicada en  el cerro de la Muela, a trescientos metros del pueblo hacia el oeste.

Lar-ami

Comentarios desactivados en El Vado, pueblo abandonado (II)

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Los pueblos de La Ribera: Tamajón

Tamajón es la puerta de entrada a los pueblos de Arquitectura Negra, tanto en su vertiente oriental sobre el valle del Jaramilla, como en la occidental a la derecha del pico Ocejón que da nombre a la sierra. Pero no presenta edificios de pizarra, por lo que en puridad  no puede considerarse un pueblo negro090713 Tamajon 1

Ello no quita que su historia sea muy rica: aparece en las crónicas de Alfonso X el Sabio (siglo XIII), figura en el Libro de la Montería de Alfonso XI  y en el libro del Buen Amor del Arcipreste de Hita, del siglo XIV. De su cantera  salieron los sillares de muchas iglesias románicas, pero donde más lucen es en la fachada de los Palacios del Infantado (Guadalajara) y de Medinaceli (Cogolludo). La Casa del Labrador  tiene en la fachada su escudo con la hoz y el martillo, símbolos del Partido Comunista

El cura de Tamajón, durante la Guerra de Independencia contra Napoleón,  quería ser famoso a toda costa. Luchó por que se reconocieran sus méritos pero solo lo consiguió al final de su vida, cuando fue linchado por la multitud por su complot para acabar con el liberalismo. Don Benito Perez Galdos lo inmortalizó en su libro El Grande Oriente.

090713 Tamajon 2En la misma guerra Saturnino Abuin (el manco)  traicionó a su jefe, El Empecinado, precisamente en Tamajón. Estaba resentido porque solo era comandante y aspiraba a general. Se pasó a los franceses con 40 hombres cuando le prometieron el cargo.

Solo por esto ya merecería la pena visitarlo. Pero Tamajón es mucho más.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Los pueblos de La Ribera: Tamajón

Archivado bajo Rincones de la Ribera