Archivo de la etiqueta: Puebla de Beleña

Moras y moreras

140911 morera 1Cuando se habla de moras (ahora es su tiempo aquí en La Ribera), lo asociamos al fruto de las zarzas. Los mayores de la Sierra Norte conservan la receta para hacerla mermelada y su aplicación a los postres.

A los habitantes del levante y del sur que tienen cierta edad, las moreras les traen recuerdos de su infancia. ¿Quién no tuvo gusanos de seda en una caja de zapatos? Los chiquillos iban en pandilla a buscar hojas de morera para alimentarlos. Y de paso a ponerse morado (o blanco).140911 morera 2

Pues imagínense a un andaluz de cierta edad que encuentra en Almiruete un árbol cargado de moras … en su punto… ¡Morado, se puso morado! … por dentro y por fuera. No recordaba que las moras manchan y mucho, que para limpiarlas no basta el agua, …

Por cierto que aun no hemos averiguado por qué en el casco antiguo de Puebla de Beleña hay calle y plaza de la Seda. Si alguien conoce la respuesta, por favor que no se la guarde.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Moras y moreras

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Vértices geodésicos en La Ribera

8 vertice 1En la cima de algunas montañas, no siempre la más alta, encontramos un cilindro de hormigón con una leyenda en su base. Es el vértice geodésico. No está ahí para indicar la altitud; su función es mucho más importante: conformar los mapas topográficos del país a escala junto al resto de vértices geodésicos. El territorio se triangula y cada vértice señala un punto concreto. Por eso está protegido por la ley, con sanciones graves para quien lo dañe. En España hay más de 11.000, clasificados en dos categorías:

  • RPO: longitud de lados entre 30 y 40 kms. El monolito tiene base cuadrada de 1 mts; pilar de 1,20 de altura y diámetro de 30 cms. Hay unos 680 en todo el país.
  • ROI: 11.000, con una longitud de lados de 7 kms. Base cuadrada de 3 metros, pilar de 1,20 de altura y 0,40 de diámetro.

8 vertice 2Por cada vértice, el Instituto Geográfico Nacional tiene un fichero pdf (consultable) con datos relevantes: coordenadas geográficas y UTM, ubicación, fecha, nombre, municipio y provincia, características del pilar, …

En La Ribera tenemos 12 vértices geodésicos: 3 en Tortuero (Centenera, Horca y Palancar), 2 en Valdepeñas (Guadarrama y Somosierra), 2 en Tamajón (Lomo y Tonda); 1 en Beleña (Trapero), La Mierla (Torrecillas), Puebla de Beleña (La Muela), Almiruete (pico almiruete) y Valdesotos (Peña Cabeza)

Lar-ami

Comentarios desactivados en Vértices geodésicos en La Ribera

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Pobres de solemnidad en el siglo XVIII

El Catastro de la Ensenada llama así a los vecinos que de forma oficial eran considerados indigentes. Pero solo se trata de una consideración administrativa, que no siempre corresponde a la ausencia absoluta de ingresos y/o propiedades.140331 pobres

A veces el número de pobres de solemnidad responde a una estrategia del Concejo para dar una sensación distinta a la realidad. No hay pobres de solemnidad en Alpedrete, Puebla de Beleña y Tamajón… Otros pueblos de La Ribera que lo explican a su manera: 

  • Beleña de Sorbe dice que “aunque hay 4 viudas y 1 soltera no hay pobres de solemnidad”.
  • En La Mierla “hay 12 pobres y 3 viudas, que carecen de medios y padecen gran necesidad, pero ninguno llega al extremo de pobre de solemnidad”140331 pobres 2

Otras veces los Concejos municipales, para dar sensación de pobreza y pagar menos impuestos, declaran un número superior de pobres, especificando “de ambos sexos”. Es imposible saber si es el caso de Valdepeñas (14), Tortuero (5) y Valdesotos  (4), aunque por censo de población resultan curiosos. Puebla de Valles declaran 3 y Muriel “una viuda pobre de solemnidad”.

 Lar-ami

Comentarios desactivados en Pobres de solemnidad en el siglo XVIII

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Labradores, jornaleros y pastores en el siglo XVIII

En La Ribera la propiedad de la tierra siempre estuvo muy repartida. Casi todas las familias poseían parcelas donde cultivaba para autoconsumo, vendiendo los excedentes. El  Catastro de la Ensenada asi lo refleja.

El número de labradores (propietarios de tierra) en cada pueblo era muy superior al de jornaleros (trabajadores por cuenta ajena); en La Mierla  y Muriel no había. Cuando se requería, su función era realizada por otros labradores y/o criados que cobraban por día trabajado, aunque con distinto sueldo: en Puebla de Beleña, un labrador ganaba 5 reales/día y un criado 4.140327 labradores El sueldo de un jornalero oscilaba entre 2 (Valdesotos) y 3 reales por día trabajado (Tortuero); el número de jornadas no superaba 180. En algunos había mozos de labor (criados) contratados por todo el año; su salario estaba en torno a 1.100 reales incluido alimentos. 

Los pastores (lanar y caprino) tenían dedicación completa; en Tamajón había 7. Cobraban entre 700 reales + alimentos (Valdesotos) y 1.300 reales de Tortuero (alimentos incluidos).  Puebla de Valles distinguía entre mayorales (1.100 reales/año) y zagales que cobraban la mitad. En Puebla de Beleña había  un pastor de vacuno que recibía 48 fanegas de trigo/año; en Valdepeñas existía un albéitar (veterinario) que cobraba 5 reales/día.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Labradores, jornaleros y pastores en el siglo XVIII

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Tabernas y mesones en el Catastro de la Ensenada

Todos los pueblos de La Ribera producían vino, generalmente para consumo propio; quizás por eso en algunos no había taberna (Tortuero, Puebla de Beleña, Valdesotos).Pero al igual que la almazara y la fragua, la taberna era lugar de reunión de los hombres (las mujeres lo hacían en el lavadero).140319 taberna

Esta labor social justifica que el local fuese propiedad del municipio y arrendado a bajo precio  (60 reales año en Muriel  y 100 en Alpedrete). Salvo excepciones, su volumen de negocio era escaso y su rentabilidad mínima  (300 reales/año en Puebla de Valles). Por eso compartían local y tendero con otro negocio. 

En Tamajon  la taberna debía ser rentable (junto a la tienda de pescado daba 1.800 reales/año).  La taberna de Valdepeñas pertenecía al pueblo, estaba arrendada por 1.100 reales//año y daba de beneficio 500 reales; el tabernero también ejercía de carnicero. Solo los núcleos importantes, como cabeceras de comarca, tenían mesón; eran pequeños y de escasa rentabilidad (160 reales//año en Tamajón).  En Valdepeñas había un  mesón de la villa, arrendado en 113 reales/año que regula  (da de beneficio) 550 reales.

 Lar-ami

Comentarios desactivados en Tabernas y mesones en el Catastro de la Ensenada

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Artesanos en el siglo XVIII

La artesanía del siglo XVIII en La Ribera era rudimentaria y estaba muy ligada a necesidades básicas de las gentes, según detalla el Catastro de la Ensenada. Sastre, zapatero, herrero,  albañil, … eran oficios comunes. 140312 artesano

Había sastre en Tamajón (2) que cobraban por año (1.100 reales) y en Valdepeñas, que  recibía 5 reales por día trabajado. Zapaterías en Valdepeñas y Puebla de Valles; debían ser prósperas, ya que contaban con maestro y oficial (2 en Puebla) y buenos sueldos (6 reales el maestro, que duplicaba el de los oficiales).

140312 artesano 2El herrero, además de los trabajos de forja, componía tinajas y hacía de cerrajero. A veces estaba contratado a sueldo por la villa  (en Puebla de Valles a 3 reales/día), otras por los vecinos  (36 fanegas de trigo en Puebla de Beleña) y en ocasiones era ambulante, cobrando por trabajo realizado (Beleña). Tamajón también disponía de un herrador.

Maestro albañil (maestro de obras) había en Valdepeñas (2) y Puebla de Valles,  con un sueldo de 6 reales diarios; no había oficiales ni peones. En Tamajón había un taller de cantería, con maestro  (6 reales de sueldo), oficial (5) y aprendiz (sin paga).

Lar-ami

Comentarios desactivados en Artesanos en el siglo XVIII

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

La sanidad en el siglo XVIII

Gracias al Catastro del Marqués de la Ensenada sabemos como era la sanidad en el siglo XVIII en los pueblos  de La Ribera.  Una comarca que superaba los 2.500 habitantes, dispersos en 13 núcleos, de los que solo Valdepeñas y Tamajon superaban los quinientos.

La asistencia básica la prestaba el cirujano (en La Mierla se le denominaba barbero sangrador) y solía haber  en cada aldea (Puebla de Beleña). En otros se desplazaba desde el pueblo vecino: SacedoncilloMuriel se atendían desde Tamajón.  Sus ingresos eran escasos: Simón Gómez  recibía 650 reales de Puebla de Valles y 400 más de Valdesotos. El cirujano de Valdepeñas ingresaba 1.800 reales y su mancebo 180; quizás porque también atendían Alpedrete.  140227 sanidad siglo XVIII

Solo había médico en Tamajón,  que atendía a pueblos en un radio de 20 kms (hasta Majaelrayo y Valverde de los Arroyos). Cuidaba de los monjes del Monasterio de Bonaval por 300 reales/año y, en una especie de iguala,  de algunos vecinos de Puebla de Valles. Sus ingresos superaban los 3.200 reales.

Hospital habia en Tamajón, con 2 camas y una renta de 77 reales, y en Valdepeñas, que atendía a los pobres de paso y tenía 40 reales de renta. Los boticarios de Valdepeñas y Tamajón atendían los pueblos vecinos; su nivel de ingresos oscilaba entre los 2.500 y 3.000 reales.

 Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Mision pedagógica a Tamajón

Los misioneros llegaron a Tamajón el día 22 de febrero por la noche, tras las sesiones en Puebla de Beleña y La Mierla. Posiblemente se hospedaron en la posada, un lugar plagado de Historia (aquí el Saturnino Abuin se pasó a los franceses en 1.811) y de leyendas (Cura de Tamajón).Cuenta Francisco Alfredo Pérez en Wad-al-Hayara que el día 23 de febrero se realizaron 8 proyecciones y al final se dejó una pequeña biblioteca en la escuela. Pero lo mejor está reflejado en el Acta:  140116 Mision Tamajon

“Pueblo rico de comerciantes y tratantes de ganado, con casas solariegas y una iglesia de líneas esbeltas, en una llanura frente a las nieves del Ocejón. La actitud del pueblo fríamente amable; cortesía. Poca concurrencia a las sesiones, que por las malas condiciones de las escuelas se celebraron en el café. Se trataba de un espectáculo gratuito y esto atrajo el desdén adinerado de los grandes tratantes y señores. Pero no faltó la gente humilde, que rodeó la Misión de atenciones y cariño. Como este pueblo, por su facilidad de comunicaciones, su riqueza y su desarrollo comercial tenía una psicología más que de aldea, de arrabal de gran ciudad, el rendimiento y la eficacia no podían ser los mismos que en otros lugares.

Por ello, aquí su labor, más que hacia el pueblo, se dirigió hacia las escuelas. En colaboración con los maestros se desarrollaron 4 sesiones, con gimnasia y juegos al aire libre, cuentos y canciones populares y audiciones musicales, a semejanza de lo realizado en Valdepeñas”.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Mision pedagógica a Tamajón

Archivado bajo Rincones de la Sierra Norte

De las misiones pedagógicas

Si bien ya hablamos de la Misión Pedagógica que recorrió La Ribera del 18 al 24 febrero 1.932, hemos encontrado un artículo de Francisco Alfredo Pérez, publicado en 1.998 en el nº 25 de la revista Wad-al-Hayara,que aporta información muy valiosa sobre esa visita.

Guadalajara recibió 3 misiones, todas en la Sierra Norte, quizás porque era la zona más aislada, pobre y atrasada de la provincia: La Ribera (1.932), Pueblos negros y vecinos (1.933), el Cardoso de la Sierra y próximos (1.934). También hubo varias actuaciones de teatro ambulante y exposiciones de pintura en núcleos más poblados (Uceda, Cifuentes, Atienza,…)140102 mision 1

Las actividades se ajustaban a cada lugar, según número vecinos, días de estancias y/o recibimiento (iban acompañados del maestro y/o alcalde del pueblo). En nuestra comarca ser realizaron en Valdepeñas del 18 a 21 febrero, Alpedrete de la Sierra el 20,  La Mierla y Puebla Beleña el 22 y Tamajón el día 23 de febrero. Las iremos viendo por cada localidad.

140102 mision 2Durante el día juegos al aire libre con los niños, con cuentos y canciones populares; si era lectivo en los recreos. Por la noche se sumaban los adultos y según el auditorio, había conferencias, velada literaria, música ó cine. Antes de irse la Misión solía dejar en la escuela una biblioteca de unos 100 libros. Los misioneros tomaban notas y grababan escenas del pueblo, entorno, trabajos, costumbres, gentes,… para el acta.

Las Misiones Pedagógicas tuvieron poco éxito por su corta estancia en cada pueblo, campaña en contra de los conservadores,  estructura rural del país,…  Para los vecinos fue un divertimento, un paréntesis antes de regresar a sus tareas cotidianas. Pero aun se recuerda.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Buitres al sol

Aunque son animales de sangre caliente, en invierno los buitres leonados necesitan el sol para quitarse el frío de la noche. De ahí que sea frecuente observarlos a primera hora de la mañana sobre  los riscos de sus buitreras tomando el sol (hasta 36 hemos contado en la Hoz del Jarama). Cuando toman temperatura, levantan el vuelo describiendo círculos majestuosos.131204 buitres 1

131204 buitres 2Pero hasta ahora no habíamos tenido ocasión de verles tomando el sol en los llanos de Puebla de Beleña. Imaginamos que el intenso frío de estas noches de noviembre (por debajo de -5º) les obliga a buscar zonas más soleadas donde la temperatura sube más deprisa.

 Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad