Archivo de la etiqueta: prehistoria

Arquitectura de piedra seca en la Sierra Norte

El origen de esta técnica tradicional data del Neolítico, cuando el hombre domesticó a los animales y necesitó refugios para el ganado. Consiste en apilar piedras, sin argamasa, para construir muros, cercas, chozos, … en el lugar donde se requerían, con los materiales que tenían a mano:

El origen de esta técnica tradicional data del Neolítico, cuando el hombre domesticó a los animales y necesitó refugios para el ganado. Consiste en apilar piedras, sin argamasa, para construir muros, cercas, chozos, … en el lugar donde se requerían, con los materiales que tenían a mano: caliza, pizarra, gneis, … y de la mejor manera posible.

La Unesco ha incluido el “arte de construcción de la piedra seca” en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Una técnica ancestral presente en las zonas rurales de Francia, Croacia, Grecia, Italia, Eslovenia, Chipre, Suiza, … y España (en 12 CCAA´s, entre ellas Castilla La Mancha)

Cortesía JM Alonso

Tenemos el privilegio de contar con múltiples ejemplos en la

Tenemos el privilegio de contar con múltiples ejemplos en la Sierra Norte de Guadalajara: corrales presentes en toda de sierra, faros (para los de pastores), puentes de pizarra en Villares de Jadraque, Cantalojas, refugios de cazadores, … en muy buen estado, la mayoría reconstruidos.

Mención aparte merecen los chozos de pastores. Hoy están casi todos en ruinas, salvo alguno construido a conciencia en 1.961 en el pizarral de la Enebra (Valdepinillos), que su constructor revisa con mimo y nos deleita con su foto cada año (gracias Jose María).


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Arquitectura de piedra seca en la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Las bellotas en la Prehistoria y en la Sierra Norte de Guadalajara

La presencia de encinares, la importancia de la bellota en la economia serrana a lo largo de su historia y la existencia de santuarios de la Prehistoria en la Sierra Norte nos ha llevado al artículo “Bellotas, el alimento de la edad de oro” , de los historiadores Juan Pereira Sieso y Enrique García Gómez, del que extraemos los datos e imágenes más relevantes:

  • En Atapuerca se han encontrado indicios del consumo de bellotas por varias especies de humanos.
  • En el abrigo de La Sarga (Alicante) se halló una pintura rupestre con la recoleccion de bellotas por vareo. Corresponde al Epipaleolítico (8.000-6.000 a.c), periodo de transición entre recolectores y productores, tras el nacimiento de la agricultura y la ganaderia.
  • En yacimientos del Neolitico se han encontrado bellotas mezcladas con frutos y semillas, silvestres (mazana, uva) y cultivados (trigo, cebada, escanda, habas). Se almacenaban en vasijas cerámicas y en silos excavados en el suelo y revestido de caliza. Tambien se utilizaron en ritos funerarios.
  • En la Edad de Cobre ya se hacian panes a partir de una mezcla de harina de bellota, cebada y trigo. Se aprovechan las bellotas como pienso para el ganado y se desarrollan dehesas gestionadas.
  • Durante la Edad de Bronce aparecen sistemas de molienda y almacenaje: una plataforma de pizarras donde se situaban los molinos y al lado grandes vasijas; hasta entonces se usaban tablas de rallar de lascas y microlitos. Las bellotas, maceradas y ralladas se mezclabann con agua formando gachas. Tambien se molían las bellotas secas y con la harina se preparaba pan, que podía ser almacenado indefinidamente en pozos cubiertos de paja (similar a los pozos de nieve).
  • El cerco de Numancia se prolongó más de lo esperado por el general Escipión por el consumo sistemático de sus habitantes del pan de bellotas, ya que la ciudad estaba rodeada de encinares que además propiciaban emboscadas. Se hallaron pendientes de bronce en forma de bellota, lo que da idea de su importancia para los numantinos.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Molinos celtibéricos en la Sierra Norte de Guadalajara

El nacimiento de la agricultura en el Neolítico (cereales y legumbres fueron los primeros cultivos) y la necesidad de moler el grano (y frutos secos como la bellota) para obtener la harina. Asi surgieron los molinos. Los más primitivos eran de vaivén, que pronto fueron sustituidos por los molinos rotativos.

Dos ruedas del mismo tamaño, en plano horizontal y encajadas mediante un eje, que llevaban una ó dos agarraderas para hacer girar una sobre otra. La

Dos ruedas del mismo tamaño, en plano horizontal y encajadas mediante un eje, que llevaban una ó dos agarraderas para hacer girar una sobre otra. La “rueda volandera” tiene una cara cóncava que apoya sobre la “rueda fija”, de cara convexa, lo que facilita la decantación de la harina. El grano se introducía por el hueco del centro. En la Celtiberia, los molinos rotativos aparecen en los poblados del siglo II a.c.

En el número 24 de la Revista de arqueologia de Ponent, un articulo de M.ª Luisa Cerdeño at all, hace un repaso de los molinos de vaivén y rotativos en la Celtiberia. Entre ellos se menciona la excavación que realizó Emilio Gamo en 2.010 en el poblado fortificado del Atance, donde se hallaron restos de varios molinos rotativos. Hoy el Atance es conocido por el pantano.

Su utilización era sistemática para obtener harinas (trigo, cebada, centeno, mijo) con las que se hacían pan, tortas y bebidas (fermentadas); se han encontrado varios molinos adosados a la casa. Según algunos autores, bellotas y frutos secos las tomaban en forma de tortas que se mojaban y/o untaban con miel.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Molinos celtibéricos en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

La Prehistoria en la Sierra Norte de Guadalajara

Aunque en este blog hemos hablado largo y tendido de Prehistoria (usa el buscador si deseas ampliar información), se echaba de menos un resumen. Empecemos por decir que el cañón del Jarama, el arroyo de la Vega, Los Enebrales y el Cañon del Sorbe son consideradosSantuarios de la Prehistoria”. Existe una treintena de cuevas y abrigos prehistóricos diseminados por la Sierra.

En el Paleolítico, el hombre seguía a las manadas. Su alimentación se basaba en la caza, el carroñeo y recolección de frutos. Un cazadero por despeñamiento (50.000 a.c) en Peñamira, restos del hombre de Neardental (cueva Jarama VI, 40.000 a.c.) y pinturas rupestres de rinocerontes lanudos y felinos (en la Cueva del Reno, 18.000 a.c) son ejemplos.

Durante el Neolítico (6.000 a.c.) comenzó la ganadería y el pastoreo. El hombre aprendió a cultivar cereales y surgió la cerámica; habitaban en cuevas y poblados al aire libre, apareciendo las sociedades organizadas. Se han hallado cerámicas y pinturas rupestres. A destacar la Loma del Lomo en Cogolludo.

En la Edad de Bronce (2.000 a.c.) armas y herramientas se perfeccionan, surgiendo los objetos de adorno. Los grupos sociales se diferencian: agricultores, artesanos, guerreros,… y aparecen las clases dirigentes Los poblados están en lugares estratégicos, algunos fortificados (en la Sierra hay algunos) y surgen y los enterramientos individuales.

En la Edad de Hierro (750 a.c.) la agricultura adquiere importancia, se domestican caballerias y aves de corral y nace el torno en la cerámica. Surge una élite guerrera y los muertos se incineran, guardando las cenizas en urnas. Unos poblados (celtíberos) se ubican en zonas elevadas y se fortifican (castros); otros se situan en las vegas fértiles. Perduran hasta los romanos; construyen sobre ellos y/o son ocupados siglos después. Hay decenas de poblados en la Sierra, a destacar el Cerro Otero en Alcolea de las Peñas.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en La Prehistoria en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Torremocha del Campo y sus 6 pedanías

Esta villa tiene mucho que enseñar, empezando por la ermita de Santa Ana (siglo XVI) y la iglesia de San Miguel (XVI-XVII). Sus 200 habitantes celebran las fiestas de San Pascual Bailón el 17 de mayo. Hay servicio de farmacia, panaderia, gasolinera, taller mecánico, bar, restaurante y alojamientos.

En 1.969 incorporó 6 pedanías, ampliando su riqueza natural (incluye parcialmente el Parque Natural del río Dulce y del embalse de La Tajera) y cultural, con yacimientos de la II Edad del Hierro, las necrópolis celtibéricas de Renales y la Cabezada, …Sus cascos urbanos son una joya.

Un recorrido circular (30 kms) nos acerca a estos lugares, dominados por la iglesia, de una belleza decadente que enamora. No te pierdas: el castillo de Torresaviñán, las iglesias románicas de Torrecuadrada del Valle y Laranueva (fuente, lavadero y palacio de los Manrique), iglesia renacentista de Fuensaviñán y la barroca de Navalpotro, las ermitas de Renales (Carmen y Soledad),…

Pero sobre todo pasea sus calles. Pasarás por diferentes épocas, y si te dejas llevar, te sentirás que formas parte de ellas. ¡Imprescindible!

Lar-ami

Comentarios desactivados en Torremocha del Campo y sus 6 pedanías

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

Ujados, un lugar desconocido de la Sierra Norte de Guadalajara

Tristemente Ujados solo aparece en los medios por malas noticias: una vez más, las cisternas de Diputación abastecen de agua al pueblo en verano. Un problema endémico que las Administraciones deben resolver ya. Abandonar el pueblo, como ya propuso un organismo en los 70 (para un caso similar), no es la solución.

Y sin embargo, este bonito pueblo, situado en las estribaciones de la Sierra de Pela, tiene mucho que enseñar, empezando por su entorno natural. Areniscas silurianas y triásicas han conformado un agreste y hermoso paisaje que se extiende de este a oeste, siguiendo el camino de Hijes a Albendiego. Calizas, margas irisadas y pudingas completan el paisaje.

En estos parajes las rocas toman formas caprichosas y están horadas por varias cuevas, hechas por la mano del hombre y a las que se le han dado diversos usos a lo largo de la historia (hablaremos de ellas en próximas entradas). Inscripciones en la roca, tumbas y una hilera de ¿menhires? sugieren un origen prehistórico. ¡La visita resulta imprescindible!

El paseo por su casco urbano de casas hechas de sillarejo de caliza, con tejados de pizarra y sillares enmarcando puertas y ventanas resulta muy agradable. Un vistazo a la plaza y a la iglesia del siglo XVI, con planta románica resulta relajante. Hasta los años cincuenta alojó en su interior un cuadro de El Greco y una pila bautismal románica (hoy desparecidas).

Lar-ami

Comentarios desactivados en Ujados, un lugar desconocido de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

La Prehistoria se re-escribe en la Sierra Norte de Guadalajara

Hasta ahora se creía que en el periodo de transición entre el Paleolítico Medio y el Superior (hace 40.000.-años), cuando los neandertales daban paso al homo sapiens, los poblamientos humanos eran escasos en la meseta (algunos localizados en la Sierra Norte), concentrándose en el Levante por el clima. Un trabajo de los Drs Manuel Alcaraz-Castaño y Gerd-Christian Weniger del Neanderthal Museum de Alemania, y del Dr José Javier Alcolea de la Universidad de Alcalá, pone las primeras piedras para desmontar esta teoría.

Su investigación en la Cueva de los Casares, Peñacabra y Peña Capón así lo confirman, como recoge eldiario.es en un artículo. Peñacabra y Peña Capón son dos yacimientos a orillas del Sorbe, conocidos pero poco investigados por las dificultades que presenta el pantano de Beleña.

Peña Capón aporta novedades referidas al Máximo Glacial (hace 25.000 años), cuando las capas de hielo alcanzaron el máximo espesor, y del que hay pocos datos.  Se ha encontrado una “secuencia de poblamiento recurrente” con restos humanos, de animales y de utensilios de caza en un excelente grado de conservación. Y esto solo es el principio. Quedan por excavar cientos de metros, hacia abajo hasta llegar al suelo rocoso del abrigo (roca madre), por lo que las expectativas son ilusionantes.

Aunque ya tenemos yacimientos del  Paleolítico en sitio de los Enebrales y en Cañón del Jarama, ahora con los datos descubiertos (y los que quedan por descubrir) podemos decir con ogullo que la “Prehistoria se re-escribe en la Sierra Norte”. Otro argumento más para confirmar que la Sierra Norte es un paraíso… al alcance de todos.

Lar-ami

Comentarios desactivados en La Prehistoria se re-escribe en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

Neandertales en la Sierra Norte

Ya hemos contado en este blog que el Hombre de Neandertal utilizó cuevas del cañón del Jarama y del sitio de los Enebrales. Ahora Alberto Ballestero Jadraque en el nº 8 de la revista “Umbral del Ocejón”, editada por el Ayuntamiento de Tamajón, aporta nuevos datos.

Alberto afirma en su artículo que en la Cueva del Chorrillo existen grabados y bajos relieve de neandertales que muestran cabezas humanas con adornos en las orejas, de semblantes serios y majestuosos.  También hay figuras representando cabezas de jabalí, de oso, de caballo, de león de las cavernas y de lobo, una liebre y una osa amamantando a su osezno. Entre todas destacan:

  • La cabeza de un neandertal, de 16 x 13 cm, tipo hacha y figura de mujer con adorno en la oreja.
  • Retrato de hombre, con semblante serio y adorno en la oreja, tipo hacha y con zonas pulimentadas. Al girarlo 45º, aparece la forma de un animal amenazante, típica del Paleolítico Superior
  • 170125-cabeza-leonCabeza de león de las cavernas, con morro, nariz y ojo de perfil muy bien definido incluyendo los pelillos del bigote. Su función parece decorativa y/o para la enseñanza.
  • Osa amamantando a un osezno, en bajorrelieve, sentada y con el bebe mamando a sus pies, muy bien trabajado, con un pequeño hueco de 2 cms, por lo que bien pudieras servir de recipiente.

Lo excepcional de esta cueva (también llamada de los rostros) son los retratos del hombre de Neardental, por lo escaso  y depurado de su técnica. Si a esto unimos la serie de pinturas, datadas en el Paleolítico Superior, estamos ante un yacimiento único y de gran valor. Merecería ser estudiado, conjuntamente con las más de 50 cuevas y abrigos del Karst de Tamajón, en lo que pudieran ser los restos de una Ciudad Neandertal.

Lar-ami

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Dicen del cañón del Jarama…

… que no es para tanto,… que exageramos,… que hay muchos similares en España,… que nos ciega la pasión,… que…160727 cañonj 1

Podría dar muchos argumentos: ¿Cuántos hay que tengan un Monasterio Cisterciense y peculiar? ¿Por cuantos circula un sendero GR? ¿Cuántos son considerados un Santuario de la Prehistoria?  ¿Por cuantos circula un río importante? ¿Cuántos se ponen colorados con las lluvias? ¿Cuántos tienen carretera y sendero que los recorre? … ¿Y que reúnan todas estas características a la vez?  

160727 cañonj 2160727 cañonj 3Pero no lo voy a hacer. Me limitaré a mostrar algunas imágenes poco conocidas desde diferentes perspectivas de este maravilloso cañón que cada día me enamora.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Dicen del cañón del Jarama…

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

El hombre en el cañón del Jarama

A ojos profanos sorprende que las cuevas prehistóricas del Jarama hayan sido ocupadas por el hombre en épocas diferentes (Paleolitico y bronce, Paleolitico y Calcolitico,…) con miles de años de diferencia. A veces cambiando de función (de habitable a enterramiento, cueva del glotón) y en otros manteniéndolo (como santuario, la cueva del Reno). Los hallazgos arqueológicos permiten reconstruir su evolución de acuerdo con el transcurrir de glaciaciones y deshielos. Así sabemos que

• El hombre de Neardhental habitó la cueva Jarama VI hasta hace 45.000 años (según corroboran nuevas dataciones de carbono XIV, que anteriormente fijaban su desaparición en 32.000 a.c.)150730 el hombre
• Durante dos mil años las aguas sumergieron el cañón del Jarama
• Tras volver el Jarama a su cauce, las cuevas fueron ocupadas por el Homo sapiens.
• Al finalizar la Prehistoria fueron abandonadas
• Tras la repoblación posterior a la reconquista (siglos XII y XIII), algunas de estas cuevas se usaron como aprisco para el ganado, lo que han conservado los restos prehistóricos.
• Desde entonces el hombre solo las ha ocupado ocasionalmente en momentos concretos: guerra civil, posguerra, construcción del Canal del Jarama,…

Y sabemos todo esto gracias al trabajo del Dr Jordá Pardo, que desde el año 1.983 está excavando y estudiando las cuevas prehistóricas del cañón del Jarama. Desde aquí nuestro agradecimiento por siempre.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte