Archivo de la etiqueta: leyendas

Prófugo inocente

El tío Julián será recordado en Puebla de Valles por su bonhomía, sentido del humor y como digno hijo de El Gallo (personaje de leyenda que creció como único varón de la casa, rodeado de mujeres; de ahi su apodo). Pero hay una curiosa historia que pocos conocen y de la que Julián fue protagonista involuntario.

Corrían los tiempos más duros de las posguerra (años 40´s), cuando las familias serranas luchaban por sobrevivir, siendo especialmente duro en los hogares donde escaseaban los hombres. Como en casa de Julían, donde el padre tenía una edad avanzada y èl era unico hijo varón, el sostén de la familia. En estos casos el Estado los dispensaba de la mili.

Por eso cuando convocaron a los quintos del año y Julián no fue citado, a nadie le extrañó. Ni siquiera al afectado, que salía al campo al alba y regresaba con la noche bien puesta. Los meses fueron pasando y cierto día se presentó la pareja de la Guardia civil en el Ayuntamiento con un escrito donde se indicaba que su vecino Vicente Casarrubios era “prófugo” y estaba en “búsqueda y captura”, … por no presentarse a cumplir sus obligaciones militares con la patria.

El recordado Dionisio, secretario del ayuntamiento mostró su extrañeza y se comprometió a aclararlo. Revisó el registro de los quintos y lo cotejó con los mozos del lugar. Ahi aparecio el nombre de Julián Casarrubios, con la misma dirección y familia que Vicente, de lo que se concluyó que ambos nombres correspondían al mismo mozo.

Costó dios y ayudas (del alcalde, el médico, el cura, …) que el ejército reconociera el error. Conseguido, se realizaron las oportunas gestiones y en unos meses Julián pasó de prófugo a librarse de la mili. Ahora que nos ha dejado es el momento de contarlo, tal y como él lo contó (entre risas) a la hora del aperitivo en el Calicanto. Descansa en paz, amigo.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Prófugo inocente

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

El Cristo de la disputa (leyenda)

Los pueblos de la Sierra Norte de Guadalajara, Pinilla y Torremocha de Jadraque antes eran conocidos por el apellido “de las monjas”. En ambos lugares hubo convento de monjas, siendo vecinos, con el cenobio de Torremocha dependiente de Pinilla. El colectivo Musgaño nos aporta esta preciosa leyenda (gracias).

Dicen que la abadesa de Pinilla ordenó el traslado del Cristo desde cenobio de Torremocha a su convento. Así se hizo y un torremochano, indignado por el hecho, entró de noche en el monasterio de Pinilla, cargó sobre sus espaldas el Cristo (más de 100 kgs) y lo devolvió a su lugar.

Cuentan que tras el suceso, se reunieron religiosas y vecinos de ambos pueblos para buscar una solución aceptada por todos. Dicen que acordaron que el Cristo quedara en Torremocha, pero debían compensar a Pinilla con un verraco.  Dicen que desde entonces a los de Torremocha se les conoce como “robacristos” y a los de Pinilla como “verraquetes”.

Y lo contamos aquí para que no se pierda nuestra memoria. Recuerda que tus comentarios nos enriquecen a todos.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Desmintiendo mitos en la Sierra Norte

En concreto tres: la oveja negra es la díscola del grupo, las ovejas no suben y son animales poco inteligentes.

Cierto es que en la Sierra Norte de Guadalajara los apriscos se hacían en un barranco, porque las ovejas no subían (mito 2). Y que llamamos oveja negra a quienes no siguen las normas del grupo (mito 1). Sobre si son poco inteligentes o no (mito 3) hay disparidad de criterios.

Podríamos discutir sobre estos mitos y su origen … Pero no lo haremos. Contemplen estas fotos, tomadas este agosto en la cantera de Beleña y juzguen Vdes.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Venenos que matan a un pueblo

A partir del siglo XIV y hasta finales del XIX, se produjo el abandono de numerosos lugares en la Sierra Norte de Guadalajara (> 50), llamados Despoblados. Entre las posibles razones: epidemias de peste, el avance de la Reconquista que ofrecía mejores condiciones a los colonos en las nuevas tierras, el auge de La Mesta que creó poblados de temporada que se abandonaban, agotamiento de recursos, …

Arroyo y despoblado de Navazuelas

Como un despoblado en la vecindad era un desprestigio, la tradición creó leyendas que lo explicaban. Similares, aunque estén a 80 kms de distancia: “el pueblo desapareció tras una boda, a la que estuvo invitado todo el mundo menos una vieja (bruja). Resentida, envenenó el vino metiendo una salamanquesa en la tinaja y todos murieron, desapareciendo el poblado para siempre”.

Algunas variantes cambian “vieja por pastor”, “bruja por enamorado”, otras “tinaja por caldero” e incluso “vino por chocolate”. Otras intercambian “salamanquesa por planta venenosa” y “casualidad por intencionalidad”. Se pueden combinar a capricho y seguro que es aplicable en algún despoblado.

Otra leyenda más sofisticada cuenta que “de pronto apareció una plaga de hormigas gigantes y muy voraces que lo devoraban todo, incluido ganado y madera, por lo que tuvieron que marcharse del pueblo para siempre. Las hormigas desaparecieron con las misma velocidad y sin explicación”.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Venenos que matan a un pueblo

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Leyendas y curiosidades de Bocígano

No nos referimos a las leyendas del Monasterio de Santuy, del que ya solo queda el recuerdo, sino a otras recogidas en un blog sobre este pueblo (que pudo ser libro, como reconoce su autor) y que merecen ser conocidas para que no caigan en el olvido:

Cortesia Jose Serrano Belinchón

Una leyenda cuenta que Bocígano fue fundado por los supervivientes de un envenenamiento masivo y casual (por una salamanquesa, que cayó al caldero) en un banquete de bodas de un lugar cercano. Leyendas parecidas se repiten en la Sierra Norte de Guadalajara, como recogen José Antonio Ranz y Jose Ramón Lopez de los Mozos (q.e.p.d.) en su libro “Despoblados de Guadalajara” con algunas variantes: sirven para explicar el abandono del lugar y el envenenamiento es intencionado.

Nosotros nos inclinamos a pensar que, como en otros casos, está leyenda enmascara una epidemia de peste (muy frecuentes a partir de mediados del siglo XIV) que provocó la llegada de gentes de otros lugares. Otra hipótesis plausible es que con el auge de La Mesta, la trashumancia requería nuevos pastos y se fundaban poblados de temporada que acabaron siendo permanentes.

  • Cortesia Tomás Gismera

    El montañero Jesús Garcia Perdices recogió en los años 70 esta historia: soldados polacos del ejército francés desertaron en la Guerra de Independencia. Al pasar por Buitrago de Lozoya, huyeron atravesando la Sierra de Ayllón, llegando a Bocígano, donde se asentaron y rehicieron sus vidas. Dicen que este es el posible origen de algunos apellidos curiosos del pueblo.

  • En 1.998, Bocigano apareció en la prensa (El Pais, 29 enero) debido al rescate de dos montañeros madrileños que se extraviaron cuando bajaban del Pico del Lobo y estuvieron perdidos 3 días

Lar-ami

Comentarios desactivados en Leyendas y curiosidades de Bocígano

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Arboles singulares de la Sierra Norte de Guadalajara

Hace algo más de un año que la Diputación de Guadalajara publicó (on-line) el Catálogo de Árboles Singulares de la provincia, un excelente trabajo colaborativo de ayuntamientos, asociaciones y vecinos que lideró Micorriza, aplicando su metodología y experiencia forestal.

Un primer inventario en el que se incluyen 136 árboles de 33 especies repartidos en 73 municipios. La Sierra Norte está presente con 34 ejemplares de 15 especies diferentes, ubicados en 23 pueblos:

  • Especies: Chaparra,y carrasca (encina), cerezo, castaño, chopo, enebro, fresno, haya, higuera, nogal, olivo, olmo, roble, sarga y tejo. Echamos de menos aliso, morera, álamo blanco, taraje, pino pinaster, sauce, frutales, …
  • Lugares: algunos poco conocidos a pesar de sus atractivos como Santiuste, Colmenar de la Sierra, Congostrina, … Recordemos que la Sierra Norte tiene 79 pueblos y 85 pedanías.
  • Ejemplares: árboles con un profundo significado popular (olivo milenario de Puebla de Valles, olmo de Cogolludo), cargado de leyendas (el roble hueco de Campillo de Ranas), espectaculares (chopo tumbado de Pálmaces de Jadraque), …

Aunque el catálogo es incompleto (al menos en lo referente a la Sierra Norte), aplaudimos este primer inventario y animamos a las Administraciones a completarlo, incluyendo los ejemplares más singulares de nuestra comarca.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Arboles singulares de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Los clientes preferidos en la Sierra Norte

El turismo rural en la Sierra Norte de Guadalajara tiene que hacer compatible el disfrute de la naturaleza con el respeto al medio ambiente, en un equilibrio tal que turistas y vecinos puedan convivir en armonía. Es lo que se ha dado en llamar Ecoturismo y/o Turismo sostenible.

El objetivo común de vecinos y turistas es preservar el Patrimonio natural, cultural y etnológico de la comarca para futuras generaciones. La motivación fundamental del ecoturista (nuestro cliente preferido) es la contemplación, disfrute y conocimiento del medio.

Recordemos que medio es la suma de geología, paisajes, flora, fauna, monumentos, cultura, tradiciones y costumbres, mitos y leyendas, gastronomía, fiestas tradicionales, … que los vecinos han conservado para disfrute de todos.

Las actividades deben ser de bajo impacto natural y social, que no degraden los recursos y que contribuyan a conservarlos. Rutas a caballo, senderismo, piragüismo, observación de aves, montañismo, observación de las estrellas, rutas culturales, guiadas y/o interpretadas, baño en playas de agua dulce, … son algunos ejemplos.

El ecoturista, ya sea en pareja, con amigos o en familia, busca establecimientos que ayuden a conservar la naturaleza y el entorno social que visita. Por ello los profesionales del turismo rural en la Sierra Norte de Guadalajara debemos conocer el entorno y mantener un fuerte compromiso de sostenibilidad.

Solo así conseguiremos que estos visitantes tan deseados (unos 2,5 millones, solo en España), una vez conozcan la Sierra Norte y sus encantos, sean la mayoría de nuestros clientes y sus mejores promotores. ¡Dicho queda!

Lar-ami

Comentarios desactivados en Los clientes preferidos en la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Descubre Semillas y la Sierra Norte de Guadalajara

  • ¿Un pueblo que se llama Semillas? ¡No tenía ni idea! ¿Donde está?
  • En la Sierra Norte de Guadalajara, tras la sierra Gorda. Por su término pasa el río Sorbe con un precioso cañón. … ¿Te sitúas? … Mira el mapa.
  • Ya. ¿Y que hay que ver en Semillas?

    Cortesía D. José Serrano Belinchón

  • Ufff … por donde empiezo. Es pequeño, con poca gente y con dos aldeas abandonadas en su término: Robredarcas y Las Cabezadas (tienes que darte una vuelta por ellos). ¡Imagínate como le afectó la despoblación! Hasta le quisieron cambiar el nombre cuando se unieron los 3 pueblos: Secarro. Los vecinos de Semilla (el único habitado) se opusieron y conservaron el nombre. 
  • El lugar tiene el encanto de lo auténtico: casas de sillarejo con tejados de pizarra, muy vistosas las de la calle Mayor, donde están la fuente, la iglesia de San Miguel y el lavadero. Y si te apetece date una vuelta hasta el Sorbe. Alucinarás con el paisaje. Desde luego no se te olvidará Semillas.
  • Tiene buena pinta. ¡Tendré que ir!
  • Y no te lo he contado todo: por la zona hubo minas de plomo y oro, algunas en explotación hasta principios del siglo pasado. Aquí se trabajaba la gayuba (una planta de la que se extrae aceite medicinal para las enfermedades del riñón).
  • Tendré que ir. ¿Tu como sabes tanto?
  • ¡Listo que es uno!… La verdad es que me descargado la App Descubre la Sierra Norte de Guadalajara, que te cuenta casi todo de la comarca. Anda, apunta este enlace.
  • No me sirve, mi móvil es iphone.
  • Entonces apunta este otro. Y el próximo día me sorprendes.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

Los olvidados de la Sierra Norte de Guadalajara

Nuestra comarca tiene un maravilloso patrimonio histórico (cuyo origen se remonta a la Prehistoria), monumental (desde pinturas rupestres a Palacios Renacentistas) y natural (desde cañones a lagunas, pasando por sierras y valles), además de fiestas ancestrales, algunas con más de 800 años de historia. Pero también poseemos un patrimonio del que no hablamos, elementos que definen la Sierra Norte y desconocidos. Son los grandes olvidados

  • Gastronomía: además de asados, hay una variada cocina de temporada y tradicional en base a productos silvestres y del huerto ( materia prima).
  • Pueblos abandonados: más de 35 documentados (Sacedoncillo por ejemplo), muchos visitables, que muestran como era la vida antes.
  • Costumbres y tradiciones, algunas perdidas (prestar el pan) y otras vigentes (el aperitivo, la tertulia nocturna en las plazas,…)
  • Mitos y leyendas: cada pueblo tiene los suyos, que se transmiten oralmente y forman parte de la sabiduría popular (convierten la charla con los vecinos del pueblo en un aliciente)
  • Naturaleza salvaje, donde se escuchan cantos y silencios, se perciben olores desconocidos y las pupilas se recrean con paisajes vírgenes y sin masificar.
  • Aires limpios, cielos claros y lugares vírgenes donde es posible perderse en buena compañía
  • Centralidad (del país), cercanía (a 1 hora de Madrid) y una muy aceptable red de carreteras.
  • Autenticidad que se respira en nuestros pueblos y se disfruta en sus parajes. Un efecto positivo de la despoblación (alguno tenía que tener).

Pero si no lo divulgamos, no se sabrá. La Sierra Norte seguirá siendo un paraíso al alcance de todos, … pero desconocida.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Los olvidados de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

La torruca de mando

Unos serranos, (Joaquín de CR Valdicimbrio y Jorge de Pizarras Palero; gracias amigos), me han remitido dos fotos que acompañaban una historia poco conocida de la Sierra Norte. En la Loma de las Llanadas del pueblo de Cantalojas hay una curiosa torre conocida como “la torruca de mando”.

Durante la guerra (in)civil aterrizaban aquí avionetas y por eso le llamaron campo de aviación. En el vértice geodésico había una piedra con un agujero en el centro donde se colocaba una bandera, (como si de un campo de golf se tratara), a modo de señal para los pilotos. Era la peña de la bandera.

Pero la torruca de mando aún no existía. Fue construida a finales de los años 50, cuando se realizó la repoblación con pinos, como torre de vigilancia contra los incendios y el ganado (para que no se comiera los plantones y pinos jóvenes, bajo pena de multa). Cuando los pinos crecieron desapareció esta función.

El vigilante era Armando, que vivía en la torre y desde ella ejercía su trabajo. Sembraba huerto a orillas del río Zarzas, donde también tenía una casilla, a la que bajaba con frecuencia andando. De ahí que la torre fuera conocida como la torruca de Armando, que con el paso de los años deformó el nombre hasta la “torruca de mando”.

Su estado actual deja que desear…si se pretende que se mantenga en pié. Lamentablemente la cruz de cuarzo sobre el dintel (como protección ante los malos espíritus) ya cayó y desapareció. ¡Y había que decirlo!

Lar-ami

Comentarios desactivados en La torruca de mando

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte