Archivo de la etiqueta: La Vereda

Cuentan de Félix Rodríguez de la Fuente

Hay muchas anécdotas de Félix por la Sierra Norte de Guadalajara, algunas poco conocidas, que muestran rasgos de su carácter. Como esta, ocurrida en la etapa de El Vivero y La Vereda (de sept 1.979 a marzo 80).

En este tiempo, el equipo se alojaba en Tamajón y Félix en el hostal de Humanes (actualmente residencia de ancianos). Con frecuencia se reunían todos alli y terminaban en el bar, donde la estrella era una máquina tragaperras “la cascada”. En el equipo estaba El Hormigo, experto alimañero que se encargaba de localizar animales (como la captura del gato montés en el Sonsaz), guaridas y nidos para los rodajes.

Cortesia German: chuletillas a la brasa en La Vereda

Aquella tarde, tras la reunión acabaron en el bar. Con la cerveza en la mano, el equipo rodeaba “la cascada” mientras el Hormigo introducía en la máquina un lagarto, con un hilo atado a una pata. En su afán por subir el animal iba empujando hacia abajo las monedas, que iban cayendo en cascada entre las risas de los mirones. Con suaves tirones, la operación se repitió varias veces …

… hasta que el propietario del bar se dió cuenta y quiso avisar a la Guardia Civil (el cuartel no estaba lejos). Intervino Félix que convenció al dueño que solo era una broma, pidió a su gente que devolviesen las monedas obtenidas, pagó las cañas y dejó una buena propina.

Entre risas y más cañas, Félix y los camareros pidieron al Hormigo que repitiera el juego, con el visto bueno del dueño. Ni que decir tiene que las monedas acabaron en el bote.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Cuentan de Félix Rodríguez de la Fuente

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El Vado según el Madoz

El Diccionario Geográfico e Histórico de Pascual Madoz (1.850) recoge datos muy significativos de El Vado y sus barrios (La Vereda y Matallana): 

  • Situado en cuesta a orillas del Jarama,  con buena ventilación y clima sano. Tiene 85 casas en total, sumados los dos barrios, la consistorial y la escuela, con maestro dotado con 25 fanegas de trigo.
  • Una iglesia parroquial (N. Sra la Blanca), una ermita en la Vereda, otra en Matallana y otra fuera del pueblo pero cerca (N. Sra de las Angustias).
  • El terreno escabroso y árido en su mayor parte, con buenos montes de encina y roble. Caminos locales y el de la Campiña de Guadalajara en mal estado.
  • Produce cereales, exquisitas legumbres y hortalizas, aceitunas, algo de uva de parra, cerezas, guindas y otras frutas, leña para el carboneo y buenos pastos.  Ganado lanar, cabrio y vacuno.
  • Un molino harinero. Corte y preparado de maderas de roble y pino para carros.
  • Caza de liebres, conejos, perdices y algún jabalí. Pesca de barbos, bogas y truchas.
  • Población 48 vecinos, 215 almas. Capital 1.095 rs; impuestos 65,7 reales. Contribución 3,171 reales.
  • La Vereda, barrio con 30 casas
  • Matallana, barrio situado en una llanura circundado de encinar; lo forman 21 casas de miserable aspecto y mala construcción.

Hoy los tres poblados, auténticos pueblos negros, están abandonados, aunque La Vereda y Matallana todavía tienen una oportunidad.

Lar-ami

Comentarios desactivados en El Vado según el Madoz

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte