Archivo de la etiqueta: gastronomia

Cuaresma y bebidas en la Sierra Norte de Guadalajara

Antaño la Iglesia prohibia comer carne en Cuaresma, salvo a quienes pagaban religiosamente la Bula (nunca mejor dicho). Pero sobre el beber no decía nada. Y en la Sierra Norte de Guadalajara esta distinción tenía su importancia.

En Cuaresma se bebía como de costumbre, como cuando apretaba el frío, pero se comía menos y se ayunaba más (el que podía; en algunas casas la penitencia duraba todo el año). El alcohol hacía efecto antes, a pesar de que el vino, blanco y tinto, eran de baja graduación (7-8º). Lo que provocaba más trifulcas de lo habitual.

El vino tiene una larga tradición en la Sierra desde la Edad Media; hasta los monjes de Bonaval lo incluían en su dieta. Y cuando la economía no lo permitía, se acudía al revino y a la bebida, derivados del vino que conservaban un tenue sabor y olor al preciado líquido.

Pero no eran las únicas bebidas. Del vino de nueces, aunque se hacía en verano, se solia guardar alguna botella para Cuaresma. En algunos lugares se hacía hidromiel, pero de forma residual. Había alambiques para obtener aguardientes y licores (de cerezas, de guindas, …) El inventario de 1.510 del Monasterio de Bonaval registra la existencia de 2 alambiques.

Pero de estas bebidas y de su elaboración artesanal solo quedan recuerdos: todos desaparecieron con la despoblación de los 60´s. Menos mal que nos quedan los vinos de altura y algún vecino que no renuncia a su propio vino. Le animamos a compartirlo con este bloguero. ¡Salud!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Cuaresma y bebidas en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos

Un plato típico: patatas en calzoncillos

Traida de América por los conquistadores españoles, la patata tardó un siglo en adaptarse al clima europeo, más frío y con días más largos. A comienzos del siglo XVII se extendió por Europa, cuando sus habitantes apreciaron su sabor y comprobaron que eran un excelente alimento, tan nutritivo como los cereales, fácil de cultivar y de mayor productividad. No es extraño pues, que a partir de este siglo, la patata sea un alimento imprescindible de la cocina tradicional de muchos lugares, como en la Sierra Norte.

Preparada de multiples formas, quizás la menos conocida sean estas patatas en calzoncillos. Su origen no está claro, aunque tiene cierta similitud con “las patatas con hunto” gallegas. Cuando los hombres se iban en cuadrilla al campo (a sembrar, segar, …) las mujeres madrugaban y les preparaban este plato, que luego tomaban como almuerzo (a media mañana). Se les llama “en calzoncillos” porque iban “sin vestir” (no llevan carne). Un plato humilde y típico de los pueblos sureños de la Sierra, que está prácticamente desaparecido. La receta es de Puebla de Valles (gracias Marypaz).

Ingredientes: patatas, agua, sal y manteca de cerdo algo rancia (similar al hunto gallego). Las patatas peladas y troceadas se ponen a cocer con agua, sal y manteca de cerdo el tiempo suficiente hasta que estén tiernas y el caldo espeso. Se toman frías o calientes.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural, Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Un plato típico: patatas en calzoncillos

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones