Archivo de la etiqueta: Edad Media

Castillo y muralla de Palazuelos

El Marqués de Santillana, un Mendoza que fue Señor de Galve, Tamajón, Beleña, …y Palazauelos, mandó construir este castillo en 1.454. Su arquitecto fue Juan Guas, que utilizó elementos originales que luego repetiría en Manzanares el Real (Madrid), Belmonte (Cuenca) y Monbeltrán (Avila). Su hijo Pedro Hurtado, Señor de Tamajón y su modernizador, lo terminó, permaneciendo en la familia Mendoza hasta el siglo XIX.

La muralla rodea el pueblo, reforzada con cubos y torreones. El acceso medieval en zigzag, para una mejor defensa, lo forman cuatro puertas con un torreón cuadrado y cubos en las esquinas, a los que se penetra por un arco ojival y se sale por otro lateral. Sobre alguna de ellas el escudo de Pedro Hurtado.

El castillo, de pequeñas dimensiones y rodeado por una barbacana baja accesible desde la villa por una puerta con puente levadizo, se inserta en la muralla. En su interior, un paseo de ronda con torres en los ángulos y la Torre del homenaje adosada al muro de occidente, donde está la entrada.

En 1.811, El Empecinado mantuvo aquí una dura batalla contra los franceses que lo destruyó y provocó su abandono. En los años 30 se quiso adecuar como fábrica de harinas, con rozas en los muros y transformador eléctrico en una extraño camarin en la torre sureste. En la guerra (in)civil dio cobijo a tropas italianas y debido a su deterioro, luego fue usado como cuadra y vertedero. Paso a manos privadas en 1.998 y la Torre del Homenaje fue convertida en vivienda.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Castillo y muralla de Palazuelos

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Castillos desaparecidos de la Sierra Norte de Guadalajara (II)

  • Castillo de Castejón de Henares: el Cantar de Mio Cid le dedica un centenar de versos, detallando su conquista y la de la villa por el Campeador. Glosa su estancia en esta fotaleza, esperando a Alvar Fañez que se fue de algarada a Guadalajara. Apenas quedan vestigios de algún lienzo del castillo y de la muralla. Situado en una colina a la que se accede desde la iglesia del pueblo, su planta era irregular, hecho de mampostería. Su origen es islámico, como elemento de la Marca Media.

  • Castillo de Aragosa: situado sobre una peña encima del núcleo urbano, era de estructura simple y silleria. Hoy solo quedan restos de muro y un aljibe de 3,50 por 2,60 mts. Su ubicación estratégica como lugar de paso entre Guadalajara y Medinaceli, a orillas del rio Dulce, explican su origen islamico. Es mencionado por las crónicas del siglo XII.

  • Castillo de Miedes: situado en el cerro del Castillo, de planta irregular y mampostería, su origen es islámico; a sus pies se extendia la aldea. Fue conquistado por Alfonso I el Batallador en 1.120 y permanecíó en el reino de Aragón hasta 1.362, que fue conquistado por los castellanos. Fue perdiendo importancia y en siglo XVII ya estaba en ruina total. Hoy apenas son reconocibles cimientos y subterráneos usados como bodegas.

Y poco más sabemos de estos castillos de la Sierra Norte de Guadalajara. De algunos nos cuentan más los romances que las crónicas.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Castillos desaparecidos de la Sierra Norte de Guadalajara

Desaparecidos significa que estos castillos apenas son mencionados en las crónicas y quedan pocos vestigios, … tan escasos que resultan dificiles de ver.

  • Castillo de Baides: de planta cuadrada y de sillarejo, quedan algunos restos (que no levantan más de medio metro) con cubos en sus cuatro esquinas. Su ubicación en la confluencia del río Henares y el Salado explica su posible origen como torre de vigilancia de La Marca Media, sobre la que se construyó el castillo en el siglo XIV. Al igual que el pueblo, en el siglo XV pasó de la familia López Estúñiga a los Condes de Salvatierra por esponsales; fue reformado hacia 1.490. Es de titularidad pública y su abandono total.

  • Castillo de Mandayona: se encuentra de espaldas al pueblo, en un cerrro que vigila el río Dulce y al que se accede desde la cuesta que sube por el sur. Es de origen islámico, con planta irregular y de mampostería. Su abandono se produjo con la bajada de los vecinos al valle en el proceso de repoblación tardía (siglos XIV y XV) tras la Reconquista. Apenas se observan huellas del foso y de algunos subterraneos utilizados como bodegas. En el siglo XVII ya estaba en total ruina.

Pero no deben caer en el olvido. Son parte de la Historia de la Sierra Norte de Guadalajara.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Castillos desaparecidos de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Castillo y murallas de Atienza

De sillajero y origen musulmán, entre los siglos IX y XI el castillo cambió de manos varias veces: Alfonso II, Sancho Carcía, Almanzor, Alfonso VI, … El Cid lo bautizó como “Peña mui fuert” según su Cantar. En el siglo XV la conquistaron los navarros y la recuperó para Castilla D. Alvaro de Luna, tras una cruenta batalla que destruyó villa y castillo.

A partir de estos hechos, perdió su valor como fortaleza y tuvo varios usos: cárcel para nobles discolos, alojamiento del rey Felipe V, … Fue saqueado por los franceses en la Guerra de Independencia y sufrió la guerra (in)civil, acelerando su deterioro hasta su estado actual. Conserva una bella estampa sobre la peña que domina la villa, que la iluminación nocturna realza.

El castillo tenia 4 plantas y dos murallas. La interior protegía la piedra sobre la que se levanta la torre (aquí estaba la alcazaba árabe) y el recinto interior; solo queda en pie un tramo. La exterior protegía el patio de armas e iba desde la Torre del homenaje, de un piso con chimenea y terraza, hasta las torres de la entrada de las que solo quedan las bases.

De aqui arrancaban las murallas de la villa, construidas por Alfonso VI (de las que se conservan las puertas de La Nevera, Arrebatacapas y de la Guerra, los arcos de la Virgen y la Escuela Vieja) que fue ampliada con una segunda muralla por Alfonso VII (puertas de Antequera y de la Salida).

El recinto interior mide 130 mts x 30 mts x 12 mts de alto; la entrada era un arco con torre cuadrada a cada lado. Dos aljibes para recoger agua de lluvia y dos escaleras empotradas en los muros completaban el conjunto; la entrada era la ventana sobre la puerta. Unos túneles, hoy tapados, comunicaban el castillo con las iglesias de Santa Maria del Rey, la Trinidad y San Salvador.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Castillo y murallas de Atienza

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

D. Miguel de Unamuno

En 1.931, el insigne filósofo y ensayista andaba enredado en politica. Habia sido elegido concejal de Salamanca en las filas de la coalición republicano-socialista, siendo el encargado de proclamar la Republica en esta ciudad el 14 de abril. De su obra, como genuino representante de la generación del 98, ya se han ocupado los expertos.

De su estancia en la Sierra Norte de Guadalajara lo ha hecho el maestro Tomás Gismera en un magnífico artículo en Nueva Alcarria, del que entresacamos los datos más interesantes. Su amistad con el alcalde de Guadalajara (Marcelino Martín) y el concejal Miguel Bargalló, unida a su curiosidad intelectual, le trajeron a recorrer el camino del Campeador, como años antes hiciera su colega D. Ramon Menéndez Pidal.

En Guadalajara fue recibido y saludado por destacados militantes socialistas, que a la sazón gobernaban la ciudad. Al dia siguiente, 30 de agosto, a primera hora D. Miguel y sus amigos salieron camino de Atienza, donde llegaron en 3-4 horas después, donde se les unió el alcalde de la villa Gregorio Gallego.

Junto a otras personalidades atencinas, que hicieron de guía por la villa, marcharon a Miedes que visiatron. Desde alli continuaron su recorrido hacia Gormaz mientras sus amigos atencinos regresaban a su pueblo. Unos dias despuñes. El 4 de septiembre, D. Miguel publicaba un artículo en el periódio El Sol, relatando su viaje “… a restregarme el alma en la desnudez ascética de la vieja Castilla reconquistadora, la del Cid, Guadalajara, Atienza, … nombres que son tierras que resuenan a este romance castellano …”


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara

Comentarios desactivados en D. Miguel de Unamuno

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Guijosa

La imagen de este castillo impresiona, si bien apenas quedan el cascarón exterior y la torre del homenaje, recientemente reconstruida. D. Íñigo López de Orozco, lo mandó edificar en el siglo XIV (ya era Señor de Tamajón) y luego pasó a los Duques de Medinaceli, Señores de Cogolludo, que lo utilizaron como plaza fuerte para albergar alcaides y servidores, pero nunca lo habitaron.

Tiene planta cuadrada, con foso y torreones cilíndridos en las esquinas. Cornisas voladas y almenas en punta sobre la muralla, con matacán y adarve en cada lado, a los que se accedía por una escalera desde el patio. La puerta principal, con arco de medio punto y escudos de D. Íñigo, está semitapada por una casa. Ahora el acceso es a través de una puerta en el muro.

Los torreones forman chaflán en cada esquina del patio interior, montados sobre dos piedras cruzadas en su punto medio, formando escuadra. En el patio la torre del homenaje, cuadrada y muy hermosa, con entrada a la altura del primer piso; estancias, chimeneas y escaleras completaban el conjunto, pero de ellas no se conserva nada. Hoy es de propiedad privada.

La tradición cuenta que Doña Beatriz, hija de la amante de Alfonso X el Sabio y luego reina de Portugal, fue señora de Guijosa. Y que luego pasó a manos del Infante D. Juan Manuel (Señor de Galve), …pero las crónicas no han dejado constancia … Durante la Edad Media, los nombres se repiten en la Sierra Norte de Guadalajara


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo de Guijosa

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Jadraque

Situada sobre el cerro más perfecto del mundo, la primitiva alcazaba (siglos IX-X) no era más que un castillejo de la Marca Media. La suerte de la villa y del castillo cambiaron en el último tercio del siglo XV, cuando pasó a manos de D. Pedro González de Mendoza, más tarde todopoderoso Cardenal.

El castillo actual fue construido por el Cardenal Mendoza, con más aires de palacio renancentista que de castillo. Por ello carece de saeteras y foso, y tiene troneras en los muros para el uso de cañones. De forma rectangular adaptado al terreno, con 100 mts de lado, sus muros de mamposteria están recubiertos por sillares calizos.

Cuatro torres cilindricas y una cuadrada que se comunicaban por terrazas y adarves almenados, a los que se accedía por la escalera empotrada en el muro. En el patio de armas aljibes de origen árabe para el agua de lluvia asi como almacenes subterráneos para víveres y municiones, que servían de refugio en caso de ataque. Junto al patio se levantaba la fortaleza, en la que vivían sirvientes y la guardia.

A la muerte del Cardenal, pasó a manos de su primogénito, llamado Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza (de ahi el nombre Castillo del Cid) por real gracia de Isabel la Católica. Rodrigo lo hizo su residencia a partir de 1.506. Lo adaptó y embelleció con todo el boato y buen gusto de la familia Mendoza (Palacio del Infantado y el de Cogolludo son bellos ejemplos). Las habitaciones se repartían en dos pisos, donde vivían los Señores y sus invitados, dotadas de una gran luminosidad a través de un bonito claustro.

El castillo fue abandonado a su suerte a finales del siglo XIX, puesto a la venta y adquirido por el pueblo en 1.889 por la simbólica cantidad de 300 pesetas. Reconstruido mediante aportaciones públicas, privadas y hacenderas, hoy es visitable y ha recuperado su aspecto majestuoso.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara

Comentarios desactivados en El castillo de Jadraque

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Galve de Sorbe

Fue fundado en el siglo X por el general Galib ben Amril, comandante supremo de los ejércitos del Califa Abderraman III, dentro de “La Marca Media” , linea defensiva musulmana. Esta fue tierra de frontera y aquí libró múltiples batallas con los reyes de Castilla. Conquistada en el siglo XI, el lugar fue repoblado y se integró en el Común de las Tierras de Atienza.

En el siglo XIV pasó a manos del Infante D. Juan Manuel, que sobre esta fortaleza levantó el castillo primitivo. Tras su enfrentamiento con Alfonso XI, las tierras de Galve pasaron a la corona y el castillo derribado. Luego el rey donó el Señorío a D. Iñigo López de Orozco y en un siglo después pasó a la familia Zúñiga, los constructores del castillo actual.

En el siglo XVI pasó a los Mendoza, donde se mantuvo dos siglos… Hasta su paso a la Casa de Alba, que lo cedió al Estado … dada su ruima, tras la voladura durante la tercera Guerra Carlista. Adquirido por un particular, en publica subasta en 1.973, consolidó sus ruinas y reconstruyó lienzos de la muralla, y poco más…hasta que cayó en el abandono.

Cortesía Henares al dia

De planta trapezoidal y muros de 1,5 mts, con patio de armas con aljibe, torre del homenaje, torres cuadradas y semicirculares que jalonan la muralla donde abundan aspilleras y matacanes. El escudo de los Zúñiga, y la canteria embellecen el cubo del lateral sudeste. En el interior una gran chimenea, bóveda esquifada en la planta superior y detalles ornamentales.

Un proceso de restauración, impulsado por los vecinos de Galve tras años de lucha, y con el apoyo de la Junta de Castilla La Mancha, trata de poner en valor esta joya del siglo XV.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo de Galve de Sorbe

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El castillo y la muralla de Cogolludo

Desde su posición privilegiada, el castillo vigila el paso de la Sierra a la Campiña; de origen árabe, formó parte de la Marca Media, línea defensiva de los musulmanes en los siglos IX y XI. La torre del Homenaje del Castillo o “torre de la Campana” tienen este origen. Fue conquistado en 1.086 por Alfonso VI.

Cortesia JL Perez Arribas

El castillo es citado por primera vez en 1.176, cuando el rey Alfonso VIII lo dona, junto a otras propiedades a la recién creada Orden de Calatarava, que lo mantuvo en su poder 200 años. Hacia 1.200 construyeron la primera muralla de la villa, de la que no queda nada. Solo se conoce el trazado, según nos cuenta el maestro Juan Luis Pérez Arribas.

En 1.377 el Señorio volvió a la corona por permuta con la Orden por otras posesiones; el rey luego lo donó a Doña Aldonza de Mendoza como dote. Al morir sin descendencia, su presunto heredero, D. Diego Manrique se apoderó de dineros y del castillo de Cogolludo. El Marqués de Santillana, hemanastro de Doña Aldonza, sitió la villa y solo la intervención del rey Juan II evitó el conflicto, volviendo el Señorío a la corona.

El rey lo cedió en 1.438 a D. Fernando Álvarez de Toledo, quien lo permutó con el III conde de Medinaceli, Así fue como el castillo, tras algunas reformas, se convirtió en su residencia, donde murio confinado años después. Cogolludo pasó a la casa de Medinaceli, donde permaneció hasta 1.811, cuando se abolieron los Señoríos. La historia del castillo no termina aquí, pero lo contaremos mañana.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo y la muralla de Cogolludo

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Sigüenza

Situado en un cerro al sur de la villa, su construcción data de 1.123 por orden del obispo D. Bernardo de Agen, su conquistador, como fortaleza-palacio y residencia de los obispos, Señores de Sigüenza. Fue fortificado y ampliado en varias ocasiones, añadiendo salones, capillas, salas de tribunales y cárceles, hasta ser uno de los castillos más importantes de la península.

El recinto amurallado tiene planta rectangular, con torres de la misma altura rematadas con almenas que realzan el edificio. Se conservan de la época medieval las puertas del Sol y del Toril, ademas del portalón del Hierro y el Portal Mayor, que era el acceso principal.

(Aqui se desarrolla una de las escenas más esepectaculares y divertidas de las jornadas medievales, que se celebran a mediados de julio: el asalto al castillo para rescatar a Doña Blanca de Borbon. ¡Su leyenda sigue viva!)

Su declive comenzó en el siglo XIX, con la Guerra de Independencia y las Guerras Carlistas. Sufrío varios incendios, fue cuartel de nacionales y republicanos en la Guerra (in)civil, cantera para nuevas construcciones y acabó abandonado en la posguerra.Restaurado en los años 70 conforme a los planos medievales, hoy es parador de Turismo y un orgullo para la Sierra Norte de Guadalajara.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo de Sigüenza

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte