Archivo de la etiqueta: Edad Media

¿Bujalaro? ¿Otro olvidado de la Sierra Norte de Guadalajara?

¿Cuantos hay? …. Demasiados … Y Bujalaro no debiera ser uno de ellos. Su nombre de origen árabe significa “Torre de Arub”, de la que se observan restos en un cerrete cercano. Su cercanía a Jadraque, como lugar de paso sobre el río Henares y como antesala de la Campiña Alcarreña, ha marcado su historia. Por Bujalaro pasaba la calzada romana que unía Complutum con Segontia, luego camino real y cañada por la que transcurren la ruta de la Lana y el camino del Cid. 

Perteneció a las tierras de Atienza y en el siglo XV, junto a otras tierras, se integró en el Señorío de Jadraque donde estuvo hasta mediados del siglo XIX. En su término se encuentran el despoblado de Henarejos y restos de un castro del siglo II a.c.

En su casco urbano destaca la iglesia de San Antonio Abad, del siglo XVI, con portada plateresca, artesonado mudéjar y retablo barroco del XVIII. Sus 70 habitantes celebran sus fiestas por San Pedro (29 junio) y disponen de alojamiento y bar.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Rincones de Guadalajara

Baides, otro olvidado más de la Sierra Norte de Guadalajara

Si cuando cogiste el tren a Sigüenza no estuviste atento, no verías la estación de Baides, otro olvidado de la Sierra Norte de Guadalajara. Este pequeño pueblo intenta poner en valor su conexión con el ferrocarril con un pequeño museo al aire libre y un alojamiento con restaurante en vagones.

El origen de Baides se remonta a los romanos. Por aquí pasaba la calzada que unía Complutum con Segontia, como paso sobre el Henares muy transitado, que enlazaba Emérita Augusta (Mérida) con Caesar Augusta (Zaragoza). La construcción de la estación de ferrocarril, la caza y la pesca le dieron cierto auge en el siglo XIX hasta los años sesenta.

En su casco urbano destacan casas de piedra enjalbegadas, el palacio y el nuevo palacete de los Condes de Salvatierra (antiguos Señores del pueblo) rodeados de jardines, así como la iglesia de Santa María Magdalena (siglo XVI). La vereda al estanque de las ocas es relajante. Fiestas patronales se celebran el 16 de agosto.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Angón, otro olvidado de la Sierra Norte de Guadalajara

No se puede ni se deben establecer categorías de los pueblos de la Sierra Norte de Guadalajara, según el grado de olvido. Pero si se pudiera, Angón estaría entre los ganadores, porque el origen de esta desatención proviene de la Edad Media:

El castillo de Ynesques, a 2 kms del casco urbano, está  rodeado por tierras de Angón y sin embargo pertenece a Atienza, desde siempre … aunque el pueblo  pasó del Común de la Tierras de Atienza (siglo XII) a Jadraque en el siglo XV y desde 1.834 es independiente.”

El pueblo actual, situado en la falda de la Sierra de la Bodera y a 5 kms del pantano de Pálmaces, data de la repoblación posterior a la Reconquista, aprovechando su ubicación para dominar el valle del río Cañamares, aunque su origen podría se anterior, como indican las ruinas del castillo árabe de Ynesques.

Angón con apenas 20 habitantes, bien merece una visita para conocer la iglesia de Santa Catalina, del siglo XVI sobre planta románica y su casco urbano con casas serranas representativas. Dispone de pista de pádel y celebra sus fiestas por San Blas (3 febrero) y Santa Catalina (25 noviembre).

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Alcolea de las Peñas, otro pueblo olvidado de la Sierra Norte

Sin ayuda de Google Maps, ¿cuantos serranos sabrían situar Alcolea de las Peñas en el mapa? ¿Cuantos castellano manchegos? ¿Y españoles?Estas preguntas tienen la misma respuesta y no se requiere un algoritmo para calcularlo. Pocos, muy pocos. Es otro pueblo olvidado de la Sierra Norte de Guadalajara.

Aunque su nombre proviene del árabe (pequeña fortaleza), ya estaba poblado en el Neolítico. Las necrópolis celtibéricas de Valdenovillos, El Perical y Cerro Otero son de la Edad de Hierro (siglos VII al III a.c.) y sus piezas más valiosas están en el Museo Arqueológico Nacional.

Situado por encima de 1.000 mts, en su término hay cuevas excavadas en la roca, entre las que destaca La Merendilla, usada como espacio cultural en la Alta Edad Media, y sobre la que se construyó una fortificación a mediados del siglo X. Es conocida también como el Castillo, donde según la tradición hubo una cárcel. No muy lejos está el despoblado de Morenglos, donde la cueva (con chimenea) podría ser el origen de este asentamiento en el Medievo.

La iglesia de San Martín Obispo es románica de planta pero su construcción actual es del siglo XV. Destacan el retablo plateresco, la balaustrada renacentista del coro y el artesonado mudéjar. Sus fiestas patronales se celebran el 15 de agosto.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Alcolea de las Peñas, otro pueblo olvidado de la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Esclavos en la Sierra Norte de Guadalajara

Los romanos potenciaron la esclavitud y a partir del siglo I a.c. la exportaron a las ciudades de los territorios conquistados, entre ellos Hispania. En la Sierra Norte de Guadalajara solo había una ciudad, Segontia, en la que cabe sospechar que hubo esclavos (de origen indígena). A partir del siglo I d.c. su presencia aumentó con el modelo romano de explotación agrícola y ganadera. En las granjas próximas a Atienza (Los Bochones y Riofrio de los Llanos) y las villas agrícolas del Henares (Jadraque) y del Sorbe (Beleña) hay constancia del trabajo de esclavos. También trabajaron en la minería (La Nava de Jadraque) y en las salinas (cuenca del rio Salado, próxima a Sigüenza).

Cortesia Lanza Digital

La repoblación posterior a la Reconquista (siglos XII y XIII), que dio origen a la mayoría de nuestros pueblos, no trajo la presencia de esclavos. El surgimiento posterior de Señoríos siguiendo el modelo feudal, propició la existencia de esclavos de los Señores (sobre todo musulmanes), si bien como no habitaban permanentemente en sus posesiones serranas, no hay constancia de ellos.

A finales del siglo XVI había en España 58.000 esclavos, algunos en la Sierra (Cogolludo), como recoge Juan Luis Pérez Arribas en su libro “Demografía e Historia de Cogolludo”: Lorenzo, esclavo del Licenciado Ballestero (1579) y la esclava del cura de San Pedro, don Juan de Valdivieso (1593). Antes de la abolición definitiva de la esclavitud en 1.870, está documentada la existencia en Cogolludo de Isabel María, la esclava de D. José Pérez (1.749) y Juliana, esclava de D. Diego Fernández de Bobadilla, Secretario del Duque de Medinaceli (1.643). De los criados, en un estado de semi-esclavitud hasta bien entrado el siglo XX, hablaremos otro día.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Esclavos en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Costumbres, Mundo rural

Las cuevas de Hijes

La franja de arenisca recorre el término de Hijes de este a oeste y sobre ella se abren cuevas talladas por el hombre en la alta Edad Media. Guiados por nuestro buen amigo José María Alonso Noguerales (gracias amigo), las visitamos.

Cortesia todocultura.com

Las cuevas de Pajares (I y II) están situadas al sureste del pueblo, en la margen izquierda del arroyo del mismo nombre. Una pequeña cueva, que contiene una tumba excavada en la roca y una estructura que antaño tuvo cubierta vegetal. En la pared oriental hay un nicho a modo de alacena y/o altar. En su interior se ve una hilera de pequeñas hornacinas, posiblemente para reliquias y/o candiles. Las marcas de los trabajos de excavación son muy visibles. Se cree que pudo ser el habitáculo de un eremita.

De las cuevas de los Arroyos, además de las fotos y croquis, apenas se tiene información. Posiblemente sean de origen natural (no pudimos comprobarlo). La elevación del suelo (2 mts) hacen imposible su visita.

Cortesia todocultura.com

A unos cientos de metros, sobre una meseta de arenisca, hay extrañas figuras de forma difusa, talladas por la mano del hombre. Cabría pensar que se deben a la extracción de sillares y/o rocas, oquedades para recoger agua, …  Sería aconsejable que un experto las estudiara y presentase conclusiones.

Este conjunto rupestre sumado al de Ujados, conforman un rico patrimonio (desconocido y peculiar) de la Sierra Norte que es preciso poner en valor.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Las cuevas de Hijes

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Ujados: cuevas de Peñagorda y la Puentecilla

Sobre el roquedal de arenisca de Ujados y a unos cientos de metros de la cueva del Tio Gorillos nos encontramos con la cueva de Peña Gorda, orientada al sur, como todas. Tiene 2 entradas que dan a una estancia de unos 6 metros cuadrados; una directamente y la otra a través de un estrecho pasillo.

Cortesia todocultura.com

En la pared posterior se abre una pequeña oquedad que bien pudiera servir de hornacina para una imagen y/o como alacena. En el interior son muy visibles las marcas de picos en los muros, así como la unión curvada de paredes y techo. Por su tamaño bien pudiera ser el habitáculo de un eremita.

La Cueva de la Puentecilla, situada a unos ochocientos metros al este de la anterior, resulta especialmente curiosa por su forma: un pasillo de 1 metro de ancho por 1,50 metros de altura, dispuesto en zigzag. Con tres tramos, al final de cada uno de ellos se ensancha hacia los extremos, como si fueran estancias.

Cortesia todocultura.com

Se desconoce el significado y las razones de tan extraña distribución (e inédita, de ahí su importancia). Ni siquiera ayuda la tradición: una vieja leyenda cuenta que se soltó un gallo dentro de la cueva y al día siguiente apareció en los aros de La Muela, la montaña que se ve al norte de ella. Como si la cueva solo fuese un pasadizo que comunica con otras estancias. A 800 mts se encuentran las tumbas del Plantío.

Cortesia JM Alonso Noguerales

Cortesia JM Alonso Noguerales

Cuatro cuevas, próximas entre si, y todas diferentes que conforman un conjunto único en la Sierra Norte. ¡Yo que tu no me lo perdería!.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Ujados: cuevas de Peñagorda y la Puentecilla

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Ujados: cuevas de Mingolarrio y del Tio Gorillos

En dirección al pueblo de Hijes y a unos 50 mts de la margen izquierda del arroyo Pajares está la Cueva de Mingolarrio, situada en un alto rocoso. Tiene dos entradas que en origen debió ser solo una; la erosión y el paso del tiempo han derruido la estrecha pared exterior. En su interior huellas de pico y huecos para colocar candiles.

Cortesia todocultura.com

En la misma pared, 3 metros más abajo, una tumba excavada en la roca. La puerta mide 80 x 100 cms; en la jamba hay unas guías (de arriba abajo, de unos 6 cms de ancho) para encajar una losa como cierre de la tumba. En el interior una fosa con la forma del cuerpo. Un bello ejemplo del habitat de un eremita en la Alta Edad Media.

A la cueva del Tío Gorillos se accede por una pequeña escalera, hoy de cemento pero en origen tallada en la roca. Situada en el camino de Albendiego, es la más próxima a Ujados y un bello ejemplo de eremitorio y espacio funerario de la Sierra Norte de Guadalajara. El interior está dividido en dos espacios; en el principal, de buen tamaño, hay tres sepulturas excavadas en la pared.

Cortesia todocultura.com

Desde aquí se accede por una puerta con arco de medio punto a otro pequeño espacio cuadrangular, sin nada reseñable. Pudo ser usado como capilla para reliquias, celda, oratorio o espacio funerario individualizado. El conjunto es una catacumba que responde a la religiosidad y liturgia hispano-visigoda, asociado a las élites locales. Se trata de un eremitorio singular, por los enterramientos laterales, de los que apenas existen en en el país. De ahí su importancia.

Cortesia JM Alonso Noguerales

El proceso de “repoblación posterior a la Reconquista” conllevó una reorganización litúrgica y de población del territorio para incorporarlo al reino de Castilla. Es probable que los monjes que habitaban estas cuevas dispersas fueran organizados en torno al monasterio agustino de Albendiego, en un proceso similar al sufrido en San Millán de la Cogolla.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Ujados: cuevas de Mingolarrio y del Tio Gorillos

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Las cuevas de Ujados

Con un guía de lujo, José María Alonso Noguerales, serrano de pro y vecino del lugar, acudimos a visitar las cuevas de Ujados, tan olvidadas como hermosas. Y todas distintas: Mingolarrio, La Puentecilla, Peñagorda, y la cueva del Tío Gorillos. De ellas hablaremos largo y tendido.

Fueron construidas por el hombre en la Alta Edad Media (desde el siglo VI hasta el siglo XI, desde el fin de los romanos hasta la Reconquista). A su valor histórico se añade la ubicación en un paisaje rojizo (de arenisca), con figuras de animales (zoomorfas) como el toro, y otras formadas por la erosión.

Su proximidad al pueblo ha hecho que fueran utilizadas para diferente usos y en distintas etapas; estos les da un aire de autenticidad, que no impide una cierta dejadez en su cuidado. Como denotan los rayones. Los pastores mataban el tiempo grabando por doquier dibujos, nombres y fechas (petroglifos). Durante siglos los vecinos arrancaban sillares de la roca para conformar las esquinas de su casa; aun se ven algunas. Esto ha creado figuras curiosas en áreas próximas a las cuevas.

Asimismo en la zona llamada El Plantío, donde según la tradición hubo un pueblo (hay que investigar, pero pudiera ser: por ubicación junto al arroyo, fuente en un extremo, limpieza del terreno, cercanía al casco urbano actual,…), hay tumbas talladas en la roca; de alguna (románica) ya hemos hablado, pero hay varias más.

Si a todo lo contado sumamos las cuevas y tumbas de Hijes, en la Sierra Norte de Guadalajara tenemos un complejo rupestre interesante que debemos poner en valor. Conviene recordar que no abundan; el más espectacular está en Palencia, a 3,5 horas de Madrid.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Las cuevas de Ujados

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Cuevas eremíticas de la Sierra Norte de Guadalajara


El historiador D. Enrique Daza Pardo, cataloga 16 cuevas en la Sierra Norte, situadas en: Romanillos de Atienza (4), Alcolea de las Peñas (2), Miedes de Atienza (2), Valdearenas (1), Albendiego (2), Hijes (3) y Ujados (2). A las citadas por el Dr Daza, podemos añadir algunas más. La mayoría no son visitables por la maleza y/o están colmatadas. Sean estas  las más interesantes (Hijes y Ujados merecen un tratamiento especial).

Cueva de la Merendilla, cortesia D. Enrique Daza

La cueva del Espinarejo (cerca del despoblado de Santa Maria de la Puente), es pequeña y con dos espacios. En el de entrada se aprecian huellas de la construcción; al sureste, hay una tumba excavada. El tallado original emula bóvedas y un arco en la pared sobre la sepultura. El retallado fino parece destinado al encalado, pero no queda rastro.

La Cueva de la Fuente Ybiego (Romanillos de Atienza) aprovecha una visera natural, moldeada y compartimentada mediante cerramientos aparejados. En la parte superior, se localiza una sepultura rupestre, con marcas para encajar una lápida.

Cueva de La Merendilla, cortesía D. Enrique Daza

La cueva La Merendilla (Alcolea de las Peñas) es de planta compleja, como corresponde a un espacio cultual. Su uso está constatado con la aparición de una fortificación sobre la cueva, quizá relacionado con los cambios que se dan en la zona a mediados del siglo X (incursiones cristianas y respuesta árabe).

La cueva del despoblado de Morenglos (Alcolea de las Peñas) tiene dos espacios separados por un tabique; en el oriental hay restos de una chimenea. En el otro hay una oquedad abierta cerca del techo orientada hacia poniente. Esta cueva podría ser el origen del asentamiento.

La Cueva de Santa Coloma (Albendiego) está frente a la ermita de Santa Coloma. Tiene una gran boca de acceso, debido a un derrumbe posterior a su construcción. Hay una estancia principal, desde la que se accede a 2 cuartos, de planta alargada, conectados por un acceso con arco de medio punto. Posiblemente fue habitada por los monjes antes de la construcción del monasterio agustino, del que solo queda la iglesia románica.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara