Archivo de la etiqueta: barroco

El siglo XVIII en la Sierra Norte

El siglo comenzó con la guerra de Sucesión entre Austrias y Borbones. Y siguió con las hambrunas y epidemias que ciclicamente azotaron este país: peste, cólera, tifus, …; el pueblo sobrevivía de la mejor manera posible. Los cambios de rey tampoco ayudaron: Felipe V reinó en 3 periodos diferentes, Luis I ocho meses, Fernando VI apenas 13 años.

La fuente de Carlos IV en Almiruete

Durante el reinado de Fernando VI se realizó el Catastro del Marqués de la Ensenada, con un objetivo claramente recaudador, que ofrece una radiografía exhaustiva de cada pueblo. Para muchos municipios de la Sierra Norte de Guadalajara es un documento que retrata la economía y forma de vida de sus habitantes. La llegada de Carlos III en 1.759 insufló ciertos aires de modernidad.

Durante las epidemias, las iglesias rurales actuaron como hospitales. Por eso el rey ilustrado ordenó que el interior de las iglesias fuesen encalados (en algunas aún es visible) y prohibió los enterramientos dentro de ellas y/o en su exterior (los vecinos de Puebla siguen llamando cementerio a la explanada delante de la iglesia). Se construyeron cementerios en las afueras, muchos junto a  ermitas de la Soledad que se convirtieron en capillas funerarias.  Se reforestaron las orillas de ríos y arroyos con alisos, fresnos, chopos, álamos, … para sujetar la erosión.

La construcción, como la economía, no tuvo su mejor momento en este siglo. Apenas se afrontaron nuevas edificaciones: la iglesia de Puebla de Valles, la fábrica de vidrio en Tamajón y Los Heros son excepciones. Los esfuerzos se pusieron en restaurar y conservar lo que había: fuentes, caminos, puentes, molinos, almazaras, ...


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El siglo XVIII en la Sierra Norte

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El Barroco y el siglo XVII en la Sierra Norte

Tras el reinado de Felipe II, las malas cosechas, hambrunas, enfermedades, guerras, el aumento de la población, … provocaron la decadencia del pais en el siglo XVII. El pueblo se empobreció, aunque no afectó a todos por igual.

En la Sierra Norte de Guadalajara la situación se agravó por la marcha de la familia Mendoza a Madrid y por las deudas contraidas para conseguir la Independencia. Solo el impuesto de la sal (año 1.636) que potenció las salinas de Imón, La Olmeda, … lo paliaron algo. La economía se resintió y apenas se afrontaron nuevas construcciones, en estilo Barroco naturalmente.

Las iglesias de San Juan Bautista (Jadraque), de Monasterio, de Pálmaces de Jadraque y la ermita de los Enebrales (Tamajón) son excepciones y bellos ejemplos. Continuó la construcción de iglesias comenzadas el siglo anterior (Arbancón) y se completaron los interiores con preciosistas decorados en altares mayores (Bañuelos), retablos (Medranda y Santiuste) y capillas.

A comienzos de siglo la construcción civil vivió un cierto auge con nuevos palacios y casas señoriales que embellecieron el casco urbano de los pueblos serranos. Al utilizarse materiales de la tierra, se integraron en el entorno y resultan muy vistosas. La casa de la Gorda en Puebla de Valles, el palacio de los Montúfar en Tamajón y el de los Beladiez en Miedes de Atienza sirven de ejemplo.

La Contrarreforma generó un fanatismo religioso que achacaba todos los males a la falta de fé. Se afianzaron los ritos de Semana Santa (procesiones, via crucis alrededor de la iglesia, el silencio de las campanas el viernes/sabado santo  sustituidas por la carraca, …), muchos de ellos perdidos. Surgió la fiebre de las ermitas (hasta 17 en Cogolludo), todas similares y construidas por cuestación popular (en vereda). Mientras los vecinos sobrevían como podían.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El Barroco y el siglo XVII en la Sierra Norte

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de Guadalajara

Torremocha del Campo y sus 6 pedanías

Esta villa tiene mucho que enseñar, empezando por la ermita de Santa Ana (siglo XVI) y la iglesia de San Miguel (XVI-XVII). Sus 200 habitantes celebran las fiestas de San Pascual Bailón el 17 de mayo. Hay servicio de farmacia, panaderia, gasolinera, taller mecánico, bar, restaurante y alojamientos.

En 1.969 incorporó 6 pedanías, ampliando su riqueza natural (incluye parcialmente el Parque Natural del río Dulce y del embalse de La Tajera) y cultural, con yacimientos de la II Edad del Hierro, las necrópolis celtibéricas de Renales y la Cabezada, …Sus cascos urbanos son una joya.

Un recorrido circular (30 kms) nos acerca a estos lugares, dominados por la iglesia, de una belleza decadente que enamora. No te pierdas: el castillo de Torresaviñán, las iglesias románicas de Torrecuadrada del Valle y Laranueva (fuente, lavadero y palacio de los Manrique), iglesia renacentista de Fuensaviñán y la barroca de Navalpotro, las ermitas de Renales (Carmen y Soledad),…

Pero sobre todo pasea sus calles. Pasarás por diferentes épocas, y si te dejas llevar, te sentirás que formas parte de ellas. ¡Imprescindible!

Lar-ami

Comentarios desactivados en Torremocha del Campo y sus 6 pedanías

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de Guadalajara

Teatro barroco en La Ribera

(dedicado a Eduardo, de Crónicas de Torrelaguna)

Sabíamos que la afición al teatro en La Ribera viene de lejos, pero nos sorprende que en el siglo XVI ya hubiese representaciones. Una entrada de Eduardo nos puso en la pista. Los “Hijos de La Vereda”  explican que desde 1.590 hubo representaciones en El Vado (hoy abandonado). Citan el libro de Charles Davis y J. E. Varey, “Actividad teatral en la región de Madrid según los protocolos de Juan García de Albertos, 1634-1660” que recoge datos de  obras, actores, compañías, transporte, gastos, … de 1.648 referidos a Tamajón. La proximidad a Madrid justifica que aparezcan también datos de Beleña:

Dos representaciones con bailes y entremeses (domingo 22 y lunes 23 de junio ó M24 y X25.  El 28 de abril de 1.642, Jerónimo Morales Casatañeda en nombre de su mujer, Manuela de Córdoba, para representar 350 reales; Jerónimo García músico, para cantar y poner la música, 140 reales. Morales de Castañeda se obliga a que Manuela de Córdoba “irá para el domingo de la otaua del Santísimo Sacramento deste presente año y del lunes siguiente; si en estos días no huuiere fiesta y la tuuire la dicha mujer en Tordelaguna, se obliga a que yra a Veleña para el martes y miércoles siguiente de la dicha otaua, y en vnos dias o en otros hará dos representaciones de los papeles que le esta entregados”; el mayordomo de Beleña “se obliga de yr por la dicha Manuela de Cordoba y el dicho su marido y criada y por el dicho musico con las caullerias nezesarias a Tordelaguna, si allí tuuieren fiesta y si no la tubieren a la uilla de Cogolludo, y acauada la fiesta los uolerá a todos a esta uilla de Madrid”

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Fiestas y eventos, Rincones de la Sierra Norte

La bellota en las artes y tradiciones

Ibn Wafid, médico árabe de Toledo del siglo XI fue el primero que incluyó la bellota en sus recetas: “el libro de la almohada”  explica que la bellota, mezclada con otros vegetales es “dentífrico que limpia la encía”. Y en mezcla con arcilla y otros productos “remedio útil para la incontinencia de la orina”. La tradición popular le otorga propiedades revitalizadoras, contra la diabetes, la diarrea infantil, …

Hubo monedas de plomo con una bellota esculpida en la Hispania pre-románica (siglo I a.c.). La tradición incorporó la bellota a refranes (el cerdo no sueña con rosas, sino con bellotas), adivinanzas, villancicos, coplillas de ronda, mayos, … formando parte del folclore más tradicional.

La bellota aparece en la pintura en el Románico y en el siglo XVII reaparece con el pintor Juan Fernandez, El Labrador (bodegón de membrillos y bellotas). En la escultura fue utilizada como elemento ornamental de edificios, tanto en el arte islámico que alternaba los frisos de hojas de vid con  hojas robles y bellotas, como en el Gótico-mudéjar  (Catedral Toledo) y el Barroco (Monasterio Uclés).

En la literatura fue cantado por pensadores (Voltaire), románticos (Larra)  y poetas del 27 (Federico García Lorca dedicó un poema a la encina en 1.919),… Cervantes las menciona en un bello pasaje de “El Quijote” (capítulo XI de la segunda  parte): el hidalgo se luce antes unos cabreros con un soliloquio preciosista sobre la abundancia y sencillez del pasado mientras Sancho se harta  de bellotas.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Sierra Norte

La cruz de Puebla de Valles

Esta cruz de plata, barroca del siglo XVIII se libró de los desastres de la guerra civil. Tras su paso por el Centro de Restauración y Conservación de la Junta de Castilla La Mancha, ha regresado para presidir una vez más la procesión del San Miguel, patrón de Puebla de Valles.

Algunos creen que por su estructura desmontable en tres piezas (soporte, pie y cruz) y la elegancia de formas fue creada en algún taller de platería de Córdoba (no olvidemos que Damián de Castro fue el creador del rococó cordobés). Otros consideran que fue realizada en Cuenca y los más atrevidos hablan de la Real Escuela de Platería Martínez fundada por Carlos III.

En cualquier caso nadie puede discutir su belleza, que a todos “los coloraos” nos enorgullece.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Fiestas y eventos, Rincones de la Sierra Norte

Llanto por el Monasterio de Bonaval

¡Que no quiero verlo!

Que no quiero ver el  muro
de  Bonaval en el suelo.

No sabemos si eran las cinco de la tarde. Solo que a primeros de julio la parte más occidental y moderna (siglo XVII) del Monasterio de Bonaval se derrumbó.  El Ayuntamiento avisó a los bomberos que demolieron el resto del muro y precintaron el edificio (el acceso al interior ya estaba prohibido).

El monasterio ya estaba en ruinas pero tras el derrumbe ha quedado en un estado lamentable. Mucho nos tememos que si la Junta de Castilla La Mancha no actua con rapidez (hay un principio de acuerdo con los propietarios de Retiendas), no habrá nada que consolidar y/o restaurar.

Aunque la noticia no apareció en la prensa local, el Monasterio de Bonaval (cisterciense del siglo XII) es importante para las gentes de La Ribera, forma parte de nuestra historia.  En los próximos días documentaremos los estilos presentes en el cenobio (románico, gótico, barroco)  y aportaremos detalles curiosos de su pasado. Entre todos tenemos que mantener sus ruinas en pié y divulgar sus tesoros.

¡Contamos contigo!

 Lar-ami

8 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

El camino de la Hoz

Ruta natural de Tortuero hacia la Ribera del Jarama y con agua abundante (dos fuentes, un arroyo y las tuberías del Canal de Isabel II), este camino está preñado de historia. Nace en la cantera de los Esqueletos (3.000 años a.c.), junto a la carretera del Canal del Jarama (ruta verde).

Antes de penetrar en el cañón del río Concha, que seguirá a media ladera hasta el pueblo (2 kms),  deja a su derecha las ruinas del tejar y del molino harinero, comidas por la maleza. El molino ya existía en 1.752 (citado en el Catastro del Marqués de la Ensenada) y fue comprado por la Tía Avelina que lo dejó morir (es el molino roto).

Poza del batán

Pasadas las tuberías, entre las fuentes del Saúco y la Pequeña, restos de corrales y el puente del guarda que apenas resulta visible. Llega al pueblo por la ermita de la Soledad (barroca) pero antes pasa por el batán (tenería) donde se curtían las pieles, del que se conservan poza y canalillo, tallados en la roca del arroyo.

El camino de la Hoz entra en Tortuero por los huertos, entre tapias de pizarra de origen ancestral ¡Imprescindible!

Lar-ami

Comentarios desactivados en El camino de la Hoz

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Arte y cultura en Puebla de Valles

El pasado 19 de marzo fue un día grande (celebrábamos la fiesta del Olivo Milenario)  y glorioso para Puebla de Valles. La Consejera de Ciencia y Cultura inauguró la biblioteca en la antigua escuela del Calicanto, edificio de 1.931 del que se han eliminado humedades.

Si bien aún no hay ADSL (esperemos que la operadora lo instale en breve),  se ha habilitado una sala de Internet y se ha dotado a la biblioteca con un fondo que se suma al ya existente por donaciones y/o gestiones de los vecinos, superando los mil volúmenes.

En el mismo acto la Consejera hizo entrega de dos cuadros de la iglesia de Puebla de Valles, barrocos del siglo XVII/XVIII,  que han sido restaurados por el Centro de Conservación y Restauración de Castilla La Mancha: la Anunciación y la Natividad.

Los cuadros están pintados al óleo sobre ónix, aprovechando magistralmente la veta del mármol para conseguir las nubes sobre la Virgen y el Nacimiento. De pequeño tamaño, 17 x 22 cms, un marco de madera dorada de estilo rococó los embellece. Dos joyas de las que nos sentimos especialmente orgullosos.

Lar-ami

6 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Fiestas y eventos, Rincones de Guadalajara

Fotos de la iglesia de Valdepeñas (de antes y de ahora)

El expediente de 1.940 sobre hechos de guerra de Valdepeñas de la Sierra, que se conserva en el Archivo Histórico Nacional, hay un apunte  “sobre el 30 de julio de 1.936”  que denuncia “la destrucción de imágenes de la iglesia de esta localidad y de la ermita”.

Hemos hallado dos fotos de Tomás Camarillo en la colección del CEFIHGU que deben ser anteriores a 1.936, aunque están sin fechar.  Una es del  exterior de la iglesia, donde se aprecia la escalinata y el porche antiguo,  que podemos comparar con una foto actual.

La otra es del altar del Rosario, barroco, con la imagen de la virgen con el niño flanqueada por pares de santos y columnas salomónicas. Un cuadro en la parte superior completa la capilla. El altar se perdió con la guerra. Como la devoción perdura, se instaló uno moderno del que no puede decirse que contenga elementos artísticos.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte