Archivo de la categoría: Rincones de la Sierra Norte

El Renacimiento y el siglo XVI en la Sierra Norte de Guadalajara

Tras la pacificación de Castilla, la conquista de Granada y el descubrimiento de América, una ola de prosperidad recorrió la Península Ibérica. Los Reyes Catolicos pusieron estabilidad, y las buenas cosechas acabaron con el hambre. Surgió una época de pujanza y bienestar … dentro de un orden.

Todo ello afectó a la Sierra Norte de Guadalajara, máxime cuando la familia Mendoza (que habia llegado a la comarca 150 años antes) alcanzó en este tiempo su máximo esplendor. Se construyeron iglesias y se reformaron otras, se las dotó de retablos, esculturas y cuadros, … que combinaron el estilo renecentista (plateresco) con el gótico tardío. Preciosos ejemplos son el Doncel en la Catedral de Sigüenza y el Sepulcro el Dorado en Jirueque.

Iglesias de inspiración románica y/o gótica se derruyeron, y en el mismo lugar se construyó la nueva iglesia, representativa de la pujanza del pueblo (a veces supera su objetivo con creces), reutilizando materiales (marcas románicas en sillares) y/o conservando los elementos más valiosos. La iglesia de Tamajón con verja y retablo de la capilla de los Montúfar y púlpito plateresco (de Covarrubias) son un ejemplo.

Se fundaron conventos (Cogolludo, Tamajón, Siguenza,…) y se reconstruyeron murallas y castillos. A mitad del siglo aparecen las primeras ermitas a la entrada/salida de los pueblos, con el mismo patrón, costeadas por suscripción popular (efecto de la Contrareforma). La joya del Renacimiento, sin duda es el Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo, el primero de su estilo en España (año 1.504) y con unos maravillosos interiores.

El Renacimiento embelleció a nuestros pueblos pero también afectó a los vecinos de la época. Esto lo contaremos mañana.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

La Toba

Su origen data de la repoblación posterior a la Reconquista, como indica su nombre, integrándose en el Común de las Tierras de Atienza hasta el siglo XVI cuando alcanzó el privilegio de villazgo como indica la picota de la calle Mayor (previo pago, como todos; Felipe II vendia privilegios para sufragar sus guerras).

Asentado en la pendiente de un arroyo (con una coqueta vega donde florecen los huertos) que vierte al río Cañamares, el pueblo está a medio camino entre Hiendelaencina y Jadraque, aunque la carretera que la une a estos vecinos no es digna de tal nombre por su lamentable estado. Una reivindicación histórica (> 17 años) del ayuntamiento que de vez en cuando salta a los medios de comunicación.

En su casco urbano se mezclan casas tradicionales de caliza y sillarejo, con casonas de fachada revocada (siglo XIX) y nuevas construcciones. Destaca la iglesia, con pórtico y un gran retablo barroco; en su interior una cruz procesional del siglo XVI de la escuela de Sigüenza.

Con la construcción del pantano de Alcorlo (permitido el baño y la navegación), las tierras del pueblo de Alcorlo (hoy cubierto por las aguas y derruido en enero de 1.982) pasaron a La Toba; una pequeña ermita junto al embalse recuerda a su patrón. Sus 100 habitantes celebran sus fiesta el tercer fin de semana de agosto. Hay bar y alojamientos. Otro bello ejemplo de los pueblos de la Sierra Norte de Guadalajara

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Los dedos de Pelegrina

El barranco del Dulce no deja de ser un karst: zona caliza donde la erosión y el agua han creado formas peculiares en periodos geológicos cortos: cuevas, abrigos, barrancos, refugios, setas, pedestales,Aunque la caliza no es soluble, el agua de lluvia ligeramente ácida la erosiona, disolviendo las sales minerales adheridas. Los distintos grados de dureza y solubilidad generan formas caprichosas.

Pedestales y setas son formas características del karst, algunas muy espectaculares por su variedad (ciudad encantada de Tamajón) o por sus formas caprichosas (las chimeneas de la Capadoccia turca). El pedestal es una columna caliza, de mayor o igual tamaño por la base que en lo alto. La seta es mayor por la copa que por la base, de ahí su nombre. Se forman por la acción de la humedad que las corroe por la base.

Diferenciar ambas, a veces no es más que un ejercicio de imaginación. Nosotros, carentes de ella, les hemos llamado “dedos”, y en la Hoz de Pelegrina tenemos varias  muy espectaculares. Por eso las traemos aquí.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

La Mesta y los pueblos de la Sierra Norte de Guadalajara

En la segunda mitad del siglo XIV el colono debía tener casa, huerto y era, lo que explica su abundancia actual junto a los pueblos. Si bien La Mesta se creó en 1.273, alcanzó su gran poder en este siglo cambiando para siempre la fisonomía de la Sierra Norte de Guadalajara y de sus pueblos:

Se fomentó la ganaderia frente a agricultura roturando montes y bosques para pastos, lo que aceleró la erosión de los campos. Surgieron rebaños de vacas, ovejas y cabras; la mayoria pastoreados comunalmente. Aparece la transhumancia, se crean cañadas y veredas con vados y puentes (Valdesotos, Los Villares, Tortuero, ...) que facilitan el intercambio de mercancias (origen del Mercado de Tamajón).

Se construyen parideras y faros en los montes. Los corrales se ubican en la parte alta del pueblo y/o en las afueras. El tipo de casa define el lugar: abajo la cocina con el hogar y las cuadras; arriba los dormitorios y el altillo para guardar cereales. Anexos, poyete para la tertulia, horno, leñera, porche, balcones, … según el pueblo. Nacieron las fiestas patronales en honor a una virgen y/o santo protector.

Cambió la forma de vida de la gente que se movía a ritmo de las estaciones. Los hombres repartían su tiempo entre el campo y el ganado, en una economía de subsistencia. Las mujeres practicaban en casa la artesania para cubrir necesidades básicas de la familia. Surgieron molinos y hornos comunales, al igual que fragua, almazara y bodega que se convirtieron en los centros de reunión de los hombres.

Las romerias a la ermita bien situada (centro religiosos desde siempre) y construida para honrar un milagro (Altorey, Enebrales, Peñamira, …) surgieron para fomentar la union de aldeas del mismo Señorio y la relación entre los jóvenes. Nacen tradiciones (Los cencerrones de Cantalojas, el cochino de San Antón; la machá de Bocígano) y leyendas: la encina de Alpedrete, la moza y la culebra, …


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

La Olmeda de Jadraque

Si bien sus salinas son conocidas desde la época romana (indicios en la zona así lo indican), su explotación está documentada desde el año 1.139; hoy están declaradas Bien de Interés Cultural. La sal marcó la historia del lugar dada su importancia económica (Felipe IV creó un impuesto en 1.631). Proporcionó trabajo y riqueza durante siglos hasta 1.869 cuando se eliminó el monopolio estatal de la sal.

El origen del pueblo data de la repoblación posterior a la Reconquista, para aprovechar este recurso, y se ubicó en una olmeda próxima (de ahi su nombre). Se integró en el Común de las Tierras de Atienza hasta mediados del siglo XV, cuando pasó a depender del Señorío de Jadraque (de ahi su apellido).

Su casco urbano muestra claramente su origen: iglesia románica del siglo XIII (espadaña original y reconstruida en el XIX), la fuente de los gallegos, casonas señoriales del XIX (del administrador de las Salinas y la Posada), con aleros en madera, color rosa suave en las paredes y motivos geométricos de ruedas y flores. Una visita al paisaje cuadriculado de las salinas es imprescindible. Celebra sus fiestas patronales el 21 de Septiembre.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El rio Dulce

Si bien los textos cuentan que nace en la provincia de Soria, en la Sierra Ministra, la realidad es que quien lo hace es uno de sus afluentes, el arroyo de la Vega. Hasta que no se une al arroyo Saúca en Jodra no se denomina río Dulce, por el sabor algo dulzón de sus aguas debido a las sales disueltas de las rocas calcáreas del barranco por el que discurre. Los capítulos más emblemátiocs de la serie Fauna Ibérica, de Félix Rodriguez de la Fuente, fueron rodados aqui. El proyecto Tras las Huellas de Félix trata de recuperar su memoria en la zona.

Su caudal oscila mucho con las estaciones hasta su desembocadura en el rio Henares, en el término de Matillas, pero no deja de fluir. Aún se recuerda la riada del 19 de julio de 1.920, cuando una impresionante tormenta en la Sierra Ministra provocó la subida repentina del caudal que arrasó cosechas, huertos, gallineros, pajares y corrales.

Fue noticia en los periodicos nacionales: Estriégana quedó incomunicada, en Aragosa se llevó parte del molino y fábrica de luz (junto al puente actual), destruyó la fábrica de papel de Los Heros, inundó el cuartel de la Guardia Civil en Mandayona (los guardias acabaron en el tejado), la via férrea sufrió daños y huecos en 30 kms inundando la estación de Matillas, … La tradición dice que donde cambia de color la pared de la iglesia de La Cabrera es la marca de la riada.

Procede resaltar algunas de sus cascadas: la del Gollorio (fluye cuando las lluvias son propicias) con un salto de >30 metros y la de Aragosa, que aunque nos parece obra del hombre no desmerece por su belleza. De sus rutas , cañones y barrancos ya hablaremos.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El punto de la Sierra Norte de Guadalajara

Toda sierra que se precie tiene su punto … excepto esta Sierra nuestra que tiene dos. Y no por ser Parque Natural. De uno ya hemos hablado: los contrastes de paisaje y de color, la diversidad de monumentos, tradiciones, fiestas, costumbres,…

Hay otro que resulta poco conocido, a pesar de sus muchos encantos. Situado junto a la carretera, a medio camino entre Majaelrayo y el Puerto de la Quesera, este refugio de montaña, “El punto”, es un lugar paradisíaco donde pasar la noche. Especialmente si eres ciclista, montañero ó senderista.

Las vistas sobre el Pico del Lobo y vecinos, el valle del Jaramilla, la Sierra de Concha y los pinares son espectaculares. Agua en las cercanías y el poco tráfico convierten el lugar en un rincón inolvidable. El interior (al menos a mediados de abril) está bien equipado, con chimenea y leña (en el exterior), mesas, sillas, taburetes, alacena, cubiertos,…. Miel, azúcar, sal y algunos condimentos completan el escenario.

Un recurso que debemos aprovechar, divulgándolo entre nuestros posibles visitantes. Seguro que no es el único refugio disponible en esta Sierra. Lo investigaremos e iremos dando cuenta de ellos.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El punto de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

¿Como vivían los pueblos de la Sierra en la Edad Media?

¿A que se dedicaban? La vida no era fácil, por lo agreste del terreno, las bestias (osos y lobos según el Libro de la Montería), desconocimiento del terreno y escasos medios para alimentar a la familia (en la época tenía 6 miembros de media). Como las crónicas no se ocuparon de ello, acudimos a los mensarios de las iglesias románicas de Beleña y Campisábalos.

Aquí se cultivaban cereales y vid, se criaban cerdos y se cazaba al jabali. Surgieron bodegas, excavadas en la roca (Alpedrete y Beleña son bellos ejemplos) y en la tierra (Puebla de Valles), aprovechando laderas de los cerros circundantes. También se ubicaban en ellas las cortes, donde se guardaban a los cerdos.

El espìritu pionero (hay que hacerlo todo y entre todos) creó un clima de solidaridad entre vecinos para solucionar problemas propios y del pueblo (así nacieron las hacenderas). Fruto de ellos son las fuentes y lavaderos (centro de reunión de las mujeres), que hoy son visibles en El Espinar, Roblecasa, La Mierla, … De esta época han quedado algunas leyendas: las lágrimas de la mora, la cueva del aceite, los tres hermanos, …

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A finales del siglo XIII y siguientes, los pueblos pasaron a depender de Señores (duques, marqueses, condes,…) que no respetaron rentas, plazos ni impuestos. Construyeron castillos y murallas, hoy en ruinas (Cogolludo, Galve, Diempures) a costa del pueblo. Sequias, pestes y hambrunas diezmaron a la población que abandonó campos y pueblos (despoblados).

El pueblo inventó leyendas para esconder este hecho vergonzante: hormigas gigantes, Venenos que matan,… Y los Señores otras para resaltar su poder: leyendas de Doña Urraca, las lágrimas de una reina, …


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en ¿Como vivían los pueblos de la Sierra en la Edad Media?

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Pelegrina

Situado sobre una roca que domina el valle del rio Dulce su imagen impresiona. Tras la reconquista del lugar por Alfonso VII, fue donado al obispo de Siguenza. Su construcción data de los siglos XII y XIII para reforzar la linea defensiva castellana, aprovechando la torre vigía árabe que comunicaba con Torresaviñan. De ahi que el arco de su puerta principal sea de herradura.

De planta hexagonal, los torreones en forma de cilindro son macizos con la unica función de reforzar los muros de sillarejo, de 8 metros de altura y 1,5 de espesor. La torre del homenaje, cuadrada y con dos alturas, está situada al norte y defendia el acceso al castillo, junto a la barbacana que se construyó alrededor. En el patio interior un aljibe en torno del cual se situaban las diferentes estancias a dos alturas. Se mantienen en pie puertas, torreones y trozos de muralla, lo que es milagroso dada su historia:

  • Sufrió sus vicisitudes de las guerras del siglo XIV, entre Castilla y Aragón, y posteriormente en la guerra civil que enfrentó a Pedro I el Cruel con los Trastamara, por más de 15 años.
  • Fue saqueado por las tropas navarras tras la conquista de Torija a mediados del siglo XV en la guerra que enfrento a los reyes de Castilla y Aragón.
  • Durante la Guerra de Sucesión (año 1.710), el castillo fue incendiado por las tropas austriacas en su retirada hacia Aragón, si bien luego fue reconstruido.
  • En la Guerra de la Independencia fue desmantelado por las tropas napoleónicas para evitar su uso por El Empecinado. Desde entonces está abandonado, de ahi su estado de ruina.

Una visita para recorrer su interior, apreciar lo recio de su construccion y disfrutar de las vistas resulta imprescindible. Y si te bajas a la hoz, … ni te cuento


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo de Pelegrina

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

En la Sierra Norte de Guadalajara, ¡Viva la tolerancia!

Ahora que se han celebrado elecciones, conviene recordar a algunos partidos (y a quienes les han votado) lo que supondria llevar a cabo sus programas. Para ello, nada mejor que acudir a La Historia. El dia 1 de enero de 1.567 Felipe II publicó la Pragmática morisca que regulaba la vida y costumbres de esta población, con el objetivo de convertirlos (a la fuerza) al catolicismo:

  • Se prohibe hablar, leer y escribir en arábigo en un plazo de 3 años.
  • Se anulan los contratos que se hagan en esta lengua
  • Los libros escritos en arábe, se presentarán en un plazo de 30 días a la Chancillería de Granada. Se devolverán los que no sean inadecuados para los creyentes, que podrán tenerlos por otros 3 años.
  • Los moriscos vestirán a la castellana y sus mujeres irán con la cara destapada.
  • En bodas, velaciones y fiestas seguirán las costumbres cristianas, abriendo ventanas y puertas, sin hacer zambras, ni música con instrumentos y cantares moriscos.
  • No celebrarán el viernes.
  • No usarán nombres y sobrenombres moros.
  • Las mujeres no se alheñarán (adornarán y/o pintarán con jena)
  • No se bañarán en baños artificiales, destruyéndose los baños existentes.
  • Se expulsarán a los «gacis» (hombres de armas) y los moriscos no tendrán esclavos de este linaje.
  • Se revisarán las licencias para poseer esclavos negros.

La resistencia de los moriscos a estas disposiciones provocó la Guerra de las Alpujarras (1568) y su expulsión en 1.609, lo que supuso el abandono de la agricultura y ganadería en amplias zonas del Levante y de Andalucia, además de la ruina de muchos Señores y Terratenientes.  Afectó a lugares de la Sierra Norte de Guadalajara (Valdesotos, Atienza, …) y provocó la ruina del Señor de Beleña, el Conde Coruña.

Tomen nota pués. Nosotros desde aquí gritamos con fuerza ¡Viva la tolerancia!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en En la Sierra Norte de Guadalajara, ¡Viva la tolerancia!

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte