Archivo de la categoría: Paisajes y lugares

Modernidad y tradición en el urbanismo de la Sierra Norte de Guadalajara

En construcción y urbanismo, Tradición y Modernidad no están reñidos sino todo lo contrario. Al menos así es en la Sierra Norte de Guadalajara, ya que el valor más singular de nuestra comarca es el aspecto de sus pueblos : negros, dorados, coloraos, …

Para ello se utilizan materiales de la zona (pizarra, caliza, gorrones, madera) sustituyendo aquellos que ya no son adecuados (adobe por enfoscado), respetando tipología de edificios y calles, métodos de construcción, … pero añadiendo elementos de confort imprescindibles (cámara de aire, doble pared) que no lo desvirtúan. Aunque necesario, esto no es suficiente.

Algunos pueblos han establecido un plan de urbanismo estricto que regula materiales, tipología y método, como Campillo de Ranas, con bastante éxito. Otros han optado por incentivar al vecino, vía reducción de impuestos, para que el lugar mantenga y/o recupere su color. Puebla de Valles ha conseguido resultados más que aceptables.

Las Navas de Jadraque y otros han predicado con el ejemplo, restaurando edificios municipales, calles, y plazas de acuerdo a lo antiguo pero adaptado a los tiempos. Valdesotos ha sido más atrevido y ha integrado en su urbanismo elementos tradicionales como ornamento, consiguiendo un bonito efecto.

Tinajas en la plaza rodeando a la fuente (donde nunca estuvieron), colmenas que esconden papeleras y que escoltan la calle, rocas sembradas sobre pizarras en una plazuela, … son algunos ejemplos. Un paseo por su casco urbano te permitirá descubrir estos detalles y muchos más.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares

Lo que no se cuenta de Sigüenza

La ciudad mitrada es por derecho propio el segundo destino turístico de Castilla La Mancha. Los argumentos para atraer visitantes son muchos y muy conocidos, gracias a una política continuada de inversiones en promoción turística, de la que siempre ha carecido la Sierra Norte.

Durante siglos Sigüenza  fue la ciudad más importante de la provincia y en algún momento disputó la capitalidad (aún conserva la religiosa). Con 4.960 habitantes, su densidad de población (12,8 habs/km) triplica la densidad de la sierra (3,7). Su término municipal ha ido creciendo (387 Kms) por efectos de la despoblación, ya que fue agregando lugares vecinos cuando estos ya no se sostenían solos:

  • A mediados del siglo XIX se unió Barbatona
  • En el censo de 1.960 aparecen agregados Riosalido, Torre de Valdealmendras y Villacorza
  • Hacia 1970 se unieron Alboreca, Alcuñeza, Atance, Carabias, Guijosa, Imón, Moratilla de Henares, Olmedillas, Palazuelos, Pelegrina, Pozancos y Riba de Santiuste.
  • El resto, hasta completar 28 pedanías, lo fueron años después.

Además de territorio, estas pedanías han aportado y aportan una importante actividad económica, ya que la mayoría de los servicios al ciudadano están aquí: centro médico 24 horas, farmacias, notaría, bancos, cajeros, tiendas, supermercados, talleres mecánicos, gasolinera, bares, restaurantes, alojamiento, …

También suman un patrimonio histórico, cultural, de naturaleza, … interesante y diverso, que no siempre han sido reconocidos y puestos en valor como correspondería. Hablaremos de ellos en próximas entradas.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares

Minas de plata de La Bodera: presente y futuro

Cortesia Speleominas.blogspot.com

Aunque en los años 50 hubo algunos intentos de recuperar la minería en la Bodera, no se pusieron en práctica.  Así en lugares del término municipal, se concedieron licencias administrativas para la apertura de minas, que se quedaron en el papel: en 1.946 de explotación de arsénico en la mina “Natividad”, y en 1.952 para explotación de pirita en ”Vitin primera”.

Cortesia Speleominas.blogspot.com

Hoy quedan restos muy significativos de las minas “San José”, “San Joaquín” y “San Enrique”. Pozos accesibles, ruinas de instalaciones y viviendas, así como escombreras de buen tamaño que nos hablan de su importancia. En 2.010 se hizo una prospección por espeleólogos experimentados que lo confirmaron.

Cortesia Speleominas.blogspot.com

A orillas del río Cañamares se localizan otros restos interesantes, como la boca de acceso a la mina “la Unión de los 10 obreros”, en buen estado, ya en el término de Robledo de Corpes.  Ruinas de pozos y edificaciones de “La Carolina”, así como escombreras de la mina “Tirolesa”. Además de múltiples pozos y calicatas (catas de baja profundidad) en todo el término de La Bodera.

 ¿El futuro? Dado el estado de conservación de instalaciones, bocas e interior de algunas minas (de lo mejor de Castilla La Mancha), su futuro pasa por el turismo cultural, poniendo en valor este importante patrimonio minero. Máxime cuando se halla en un entorno natural de gran belleza y con buenos accesos.

 Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares

Sobre Beleña de Sorbe…

… se escribe con cierta regularidad, como hace unos dias, … sobre todo cada vez que el Gobierno de turno autoriza un nuevo trasvase hacia la región de Murcia desde los pantanos exhaustos de la cabecera del Tajo. Siempre con el mismo argumento, la necesidad de aprovechar las aguas de la cuenca del Sorbe.

Luego, a principios de febrero se cita, de pasada, la botarga de Beleña… y poco más. De sus leyendas, abundantes y curiosas, se comentan a veces en algún cuenta-cuento.

32Pero hay 4 elementos que definen esta preciosa villa: la iglesia románica con su mensario, los restos de alcazaba y su castillo, el puente árabe con su camino medieval tallado en la roca y el pantano. De todos ellos, incluidas leyendas y botarga, hemos hablado en este blog largo y tendido.

41Por eso hoy solo muestro estas imágenes que hablan por sí solas.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Sobre Beleña de Sorbe…

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares

Minas de plata de La Bodera: esplendor y abandono

En 1884 se creó la Sociedad “El Faro” que abrió la mina “San José” aprovechando en parte los trabajos de la época anterior. Los filones abiertos son ricos en fluorita y plomizos, con una muy aceptable riqueza en plata. En los años posteriores continúan los trabajos, abriendo dos minas más, San Joaquín y María. La producción sube hasta los 500 quintales métricos de galena argentífera en los años 89 y 90, alcanzando los 1.201 en el año 1.891, solo superada en ese año por la mina Santa Catalina. Las irregularidades de los filones, los problemas administrativos, la cantidad de concesiones y su dispersión provocaron (al igual que en Hiendelaencina) un nuevo periodo de decadencia en 1.892; esta vez solo duró 5 años.

“El Faro” reanudó los trabajos en 1.897; un año después produjo 20 toneladas de plomo argentífero y 12 Tms en el siguiente, con tres minas más abiertas, San Enrique, San José y San Benito.  La Sociedad entra en crisis y desparece en 1.901, abandonando su explotación. Otro periodo de abandono, de 6 años esta vez.

170308-la-bodera-2

Cortesia de los autores y la revista De Re-Metallica

En 1.908 se abre la Mercedes y se desescombran minas antiguas, produciendo 5 Tms de mineral y dando trabajo a 52 obreros, de los cuales 26 eran mineros. El año siguiente es excelente y se abren grandes expectativas por la riqueza del mineral; la belleza de los cristales de galena y fluorita contribuye a esta expectación.

En 1910 se crea la Sociedad “La Bodera” con el fin de invertir en la mejora y modernización de la explotación. Se ampliaron  las minas San José, Mercedes y Carolina, instalando un transporte por cable hasta la estación de tratamiento, casas de mineros, carpintería, herrería así como una central eléctrica. Sin embargo, con todas las instalaciones en funcionamiento, la producción de 1.914 fue de 10 Tms de mineral, con un 63% de plomo y un 0,36% de plata, superando con creces los gastos a los ingresos, por lo que se paralizaron los trabajos.

Los años 1.915 y 16 las minas siguieron en mantenimiento y sin producción; continuaron así y/o con muy escasa producción hasta su cierre definitivo en 1.925, coincidiendo una vez más con Hiendelaencina y por las mismas razones: escasa riqueza del mineral de plata, baja competitividad con otros productores de plata, el bajo precio de los minerales de plomo y cinc,…

Lar-ami

Comentarios desactivados en Minas de plata de La Bodera: esplendor y abandono

Archivado bajo Costumbres, Paisajes y lugares

Real Casa de Santuy

Así es como aparece el Monasterio de Santuy en los archivos históricos (no Real sitio). Desconocemos la fecha en que consiguió este título y que privilegios le otorgaban. La primera mención (hallada por este bloguero) data de 1.602, según el pleito que sostuvo el guarda mayor de los montes de la Real Casa de Santuy contra dos vecinos de la Hiruela “¡por pescar en un río de dicha casa!”

Según la reforma de 1666, ordenada por Felipe IV, en Santuy tenía de haber 2 canónigos, con una renta anual de 70.000 maravedíes + 24 fanegas de trigo. Además:

  • Se dedicarán 400 reales al año para la sacristía y el sacristán, y no se le quitara la dézima
  • Los 2 Capellanes preferentes digan misa diaria, y se pida por el fundador y sus difuntos. Si no hay para dos, que haya uno y el sacristán.
  • Que se arrendasen montes y dehesas, pasando las rentas al colegio San Ildefonso y los gastos al mayordomo.
170303-alcala-1

Fachada del Colegio de San Ildefonso, realizada en piedra de Tamajón. De ahi su excepcional belleza.

Diversos documentos hacen referencia a la Real Casa de Santuy, al menos hasta 1.772, según recogen las actas del pleito criminal que entabló la Universidad de Alcalá contra un vecino de Bocígano por la quema e incendio del Monte de la Real Casa de Santuy.

En esos años (1.762-72) se está preparando una reforma a fondo de las Universidades y el Colegio de San Idelfonso se preparó haciendo un inventario exhaustivo de bulas, breves, privilegios y otros documentos, entre ellos los referentes a la Real Casa de Santuy.  A resultas de la Reforma, en 1.780 los terrenos son vendidos a particulares, que según dicen, instalaron una fábrica de vidrio. Pero eso requiere comprobación y quizás otra entrada en el blog.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Real Casa de Santuy

Archivado bajo Paisajes y lugares

Las minas de plata de La Bodera

Poco sabemos de estas minas, y eso que hubo años (1.890-91) que generaron más de 1.200 quintales de mineral de plata. Un excelente, y poco conocido, trabajo de César Menor, Luis Jordá y Alfonso Gutiérrez, publicado en la revista De Re Metallica en diciembre de 2.005, aporta información muy valiosa sobre su historia y evolución.

Las minas están situadas a orillas del río Cañamares; el mineral argentífero principal era la blenda. Los primeros indicios son del siglo XV, si bien se hicieron prospecciones en siglos siguientes, sin éxito, quedando olvidado el asunto hasta 1.840. Tuvo una primera época de prosperidad hasta 1.855, seguido de un declive que duró 30 años, y un segundo periodo exitoso desde 1.884 a 1.916, tras el cual entró en decadencia hasta su cierre definitivo en 1.925.

Cortesía de los autores y De Re Metalica

Cortesía de los autores y De Re Metalica

Al principio había numerosas catas y minas pequeñas al suroeste del pueblo de La Bodera. Cuando comenzó el desarrollo de la minería en Hiendelaencina (1.844), aumentaron las prospecciones siguiendo la dirección de los filones. En los escarpados del río Cañamares aparecieron afloramientos de barita, lo que dio lugar a una época de intensos y anárquicos trabajos en la zona.

La mina “San Faustino” explotaba un pequeño filón de barita, con galena, blenda, pirita y “plata agria”. La mina “Santa Bárbara” explotaba galena argentífera de una riqueza estimable, “5 o 6 onzas por quintal de mineral”, siendo la más productiva. Además de estas minas y de “Tirolesa” (la menos rentable de las tres), existían abundantes pocillos y catas de exploración (calicatas), con profusión de registros y denuncias.

Con numerosos conflictos, se dispersaron inversiones y esfuerzos en las explotaciones, lo que condujo inevitablemente a su abandono. La sociedad “Veragua” controlaba en 1852 la explotación de “Tirolesa” y “San Faustino”, que entraron en dificultades por la estrechez de la boca y las crecidas del río. Se requerían grandes inversiones, que no se hicieron, y acabaron cerrando en 1.855, coincidiendo con la decadencia de Hiendelaencina.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Las minas de plata de La Bodera

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara