Archivo de la categoría: Mundo rural

Cuentos y leyendas de la Sierra Norte de Guadalajara

El objetivo de este libro, publicado recientemente,  es divulgar cuentos y leyendas fuera del entorno de la Sierra Norte de Guadalajara. Para que el visitante se lleve algo más que un bonito recuerdo de su estancia con nosotros.

La Sierra es rica en historias y leyendas, debido a la orografía y a la abundancia de pueblos (79) y aldeas (85), mal comunicados entre si. Muchos lugares han desarrollado leyendas propias. A veces las comparten con sus pueblos vecinos, por transmisión oral y durante generaciones. Se han adornado para hacerlas más atractivas, y en la medida de lo posible, se ha hurgado en el origen, contexto histórico y/o social que pudo generarla.

Se han incluido leyendas, narraciones tradicionales y serranas recogidas y/o basadas en cuentos de escritores de reconocido prestigio, ya publicados, indicando autor y procedencia. Asimismo se incluyen cuentos históricos que hacen referencia a un hecho, a un entorno, a un lugar que por su interés y/o belleza bien lo merecen. Asi el lector los disfrutará todos juntos y podrá entender mejor la idiosincrasia serrana.

Se ha añadido un mapa con el número de cada lugar donde se desarrolla  cuento ó leyenda, el mismo que figura en el titulo. Asi el lector podrá situarlo en la comarca. ¡Que lo disfruten tanto como los autores!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

D. Pio Baroja en la Sierra Norte de Guadalajara

Médico de formación, se instaló en Madrid en 1.898, frecuentando tertulias literarias y pronto empezó a publicar artículos en revistas y periódicos. En 1.900 sacó su primer libro, Vidas Sombrías, que atrajo la atención de críticos y escritores reconocidos. Formó junto a Azorin y Maeztu el grupo de los tres y más tarde la Generación del 98.

Su obra es muy extensa: más de 60 novelas, decenas de cuentos, novelas cortas, libros de viajes, ensayos, biografías, … Su estilo natural y espóntaneo conectaba muy bien con el lector, al describir situaciones de la vida real. Conoció en una tertulia a Portela Valladares, entonces Registrador de la Propiedad en Cogolludo y Presidente del Gobierno en 1.936.

Trabaron buena relación y como viajero empedernido, aprovechaba cualquier ocasión para conocer nuevos lugares, que luego reflejaba en su obra. En algunos de los viajes relámpago que hacia Portela a su Registro de la Propiedad en Cogolludo, D. Pio le acompañó (al menos en 2) como reconoce en sus memorias. … y plasma en “La Mala Hierba” publicada en 1.904.

Fueron a Cogolludo y la baronesa se llevó un gran chasco … la casa alquilada estaba en un extremo del pueblo, era grande con una puerta azul, 3 ventanas chicas al camino y un corral en la parte de atrás…¡Y qué pueblo! ¡Esto es tan seco, tan árido!”

Está documentada su presencia en Atienza (reconocible en algunos pasajes de La Nave de los locos) y  sabemos que algún viaje se prolongó hasta Sigüenza.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en D. Pio Baroja en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

El castillo y la muralla de Cogolludo

Desde su posición privilegiada, el castillo vigila el paso de la Sierra a la Campiña; de origen árabe, formó parte de la Marca Media, línea defensiva de los musulmanes en los siglos IX y XI. La torre del Homenaje del Castillo o “torre de la Campana” tienen este origen. Fue conquistado en 1.086 por Alfonso VI.

Cortesia JL Perez Arribas

El castillo es citado por primera vez en 1.176, cuando el rey Alfonso VIII lo dona, junto a otras propiedades a la recién creada Orden de Calatarava, que lo mantuvo en su poder 200 años. Hacia 1.200 construyeron la primera muralla de la villa, de la que no queda nada. Solo se conoce el trazado, según nos cuenta el maestro Juan Luis Pérez Arribas.

En 1.377 el Señorio volvió a la corona por permuta con la Orden por otras posesiones; el rey luego lo donó a Doña Aldonza de Mendoza como dote. Al morir sin descendencia, su presunto heredero, D. Diego Manrique se apoderó de dineros y del castillo de Cogolludo. El Marqués de Santillana, hemanastro de Doña Aldonza, sitió la villa y solo la intervención del rey Juan II evitó el conflicto, volviendo el Señorío a la corona.

El rey lo cedió en 1.438 a D. Fernando Álvarez de Toledo, quien lo permutó con el III conde de Medinaceli, Así fue como el castillo, tras algunas reformas, se convirtió en su residencia, donde murio confinado años después. Cogolludo pasó a la casa de Medinaceli, donde permaneció hasta 1.811, cuando se abolieron los Señoríos. La historia del castillo no termina aquí, pero lo contaremos mañana.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo y la muralla de Cogolludo

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Las epidemias de cólera del siglo XIX en la Sierra Norte de Guadalajara

En el XIX surigeron en la península otras epidemias, tan mortíferas como la peste (la viruela, la fiebre amarilla y el cólera), que diezmaron la población. El cólera tuvo una especial incidencia en nuestra Sierra, como explica el maestro Tomás Gismera en “Guadalajara en los tiempos del cólera”. Cuatro brotes, que “casualmente” coincidieron con graves crisis económicas y politicas:

  • 1833-34 Primera Guerra Carlista
  • 1854-55 Pronunciamiento de O’Donnell y carestía
  • 1864-68 Revolución de 1868 y la primera República
  • 1885 Crisis agricola y propagación de la filoxera que asoló los viñedos.

Cortesia elblogdeacebedo.blogspot.com

En Somolinos y Albendiego el cólera fue especialmente cruel, estimándose que perdieron el 25% de su población. El Boletin Oficial de la Provincia de 2 noviembre de 1855 recoge estos datos de Somolinos: contagiados 155, curados 90, muertos 56. Pero afectó a toda la comarca, ya que el confinamiento y las cuarentenas no se aplicaban con rigor. A modo de ejemplo, Ujados entre los dias 17 y 18 de octubre de 1.855 registró 2 contagiados y 2 muertos.

Y ahora conviene recordar estos hechos, para que reconozcamos que nuestras condiciones de vida, atencion sanitaria, y medidas de cuarentena nos situan en una excelente posición para superar esta pandemia con el esfuerzo de todos.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Las epidemias de cólera del siglo XIX en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Epidemias en la Sierra Norte de Guadalajara durante la Edad Media

En los siglos XI y XII se produjo la repoblación de la Sierra, se fundaron la mayoria de los pueblos y se fortalecieron los ya existentes, organizándose en Comunes de Villa y Tierra. Esto unido al aumento de la natalidad, estructuraron la comarca…. que se vio modelada por grandes epidemias en siglos posteriores

La primera pestilencia, según recogen las crónicas de Alfonso X el Sabio, llegó al reino de Castilla hacia 1.350, pero hubo oleadas de peste en 1.363 y 1.374 que provocaron el abandono de muchos lugares de la Sierra que nunca se recuperaron (despoblados) y múltiples leyendas (envenenamiento masivo, hormigas gigantes, …) para justificarlo

En 1.450 otra epidemia de peste diezmó Atienza y su territorio, con tal virulencia que tuvieron que pedir ayuda al rey, provocando su decadencia. Atienza pierde su poder estratégico, politico y demográfico y de su Común de Villa y Tierra se desgajaron el condado de Galve, el Señorio de Jadraque, el Condado de Miedes, …

Las luchas politicas y militares por el trono en el reino de Castilla, las fluctuaciones de las cosechas, las hambrunas, la subida de precios y la gran mortalidad por las epidemias sumieron a la Sierra Norte de Guadalajara en un pozo del que tardó más de un siglo en salir.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Epidemias en la Sierra Norte de Guadalajara durante la Edad Media

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural

Molinos celtibéricos en la Sierra Norte de Guadalajara

El nacimiento de la agricultura en el Neolítico (cereales y legumbres fueron los primeros cultivos) y la necesidad de moler el grano (y frutos secos como la bellota) para obtener la harina. Asi surgieron los molinos. Los más primitivos eran de vaivén, que pronto fueron sustituidos por los molinos rotativos.

Dos ruedas del mismo tamaño, en plano horizontal y encajadas mediante un eje, que llevaban una ó dos agarraderas para hacer girar una sobre otra. La

Dos ruedas del mismo tamaño, en plano horizontal y encajadas mediante un eje, que llevaban una ó dos agarraderas para hacer girar una sobre otra. La “rueda volandera” tiene una cara cóncava que apoya sobre la “rueda fija”, de cara convexa, lo que facilita la decantación de la harina. El grano se introducía por el hueco del centro. En la Celtiberia, los molinos rotativos aparecen en los poblados del siglo II a.c.

En el número 24 de la Revista de arqueologia de Ponent, un articulo de M.ª Luisa Cerdeño at all, hace un repaso de los molinos de vaivén y rotativos en la Celtiberia. Entre ellos se menciona la excavación que realizó Emilio Gamo en 2.010 en el poblado fortificado del Atance, donde se hallaron restos de varios molinos rotativos. Hoy el Atance es conocido por el pantano.

Su utilización era sistemática para obtener harinas (trigo, cebada, centeno, mijo) con las que se hacían pan, tortas y bebidas (fermentadas); se han encontrado varios molinos adosados a la casa. Según algunos autores, bellotas y frutos secos las tomaban en forma de tortas que se mojaban y/o untaban con miel.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Molinos celtibéricos en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Sucedió en Puebla de Valles

Hay sucesos que no aparecen en los medios de comunicación (ni siquiera en los locales), por su aparente insignificancia. Sin embargo algunos son tan importantes que cambian la fisonomia de un pueblo y/o de su forma de vida, … al menos temporalmente.

A mediados de febrero una alimaña entró en un corral de Puebla de Valles y acabó con sus 8 gallinas. Todas fueron degolladas y desangradas; mordisquedas solo algunas. El animal fue visto por un vecino que acudió al ruido y que no pudo precisar su especie. Dos dias después el animal repitió la operación en otro corral, donde terminó con sus 20 gallinas de la misma manera. En dias posteriores se detectaron otros intentos fallidos”

Como otras veces (hace 2 años las alimañas saquearon 3 corrales), en el bar se suscitó el debate sobre el causante de tal desaguisado. Tejón, gineta, zorra, meloncillo, visón, comadreja, presentes en nuestro territorio, fueron los candidatos. Ganó la comadreja: siente predileccion por la sangre frente a la carne, su pequeño tamaño le permite acceder a todos los rincones, gatea por cualquier pared … Su agresividad y las huellas confirman esta tesis.

Estas son las consecuencias: 28 gallinas y 2 corrales menos, que no sabemos si volverán a funcionar; dos vecinos que se han quedado sin hobby y sin esos ingresos, sin contar con los que nos quedamos sin huevos de corral. Preocupación por la suerte de otros gallineros (quedan algunos), trabajos de refuerzo en los corrales, … y una atracción menos para los niños que cada fin de semana iban a visitarlos. ¿Es o no es importante este suceso?


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Sucedió en Puebla de Valles

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Los efectos del cambio climático

La flora y fauna de la Sierra Norte de Guadalajara se está viendo afectada por el aumento de las temperaturas y el desconcierto climático que estamos sufriendo en este año 2.020 (el Covid-19 es solo una consecuencia más).

Hasta ahora solo eran visibles las corzas y sus crias. Observar un jabali macho y seguirle durante unos minutos (siendo un animal asustadizo) ya no es una rareza, sino una bonita experiencia (pista de La Vereda, 11 marzo, 4,45 tarde). El zorro ya no huye a toda velocidad, se para y te observa (otra bonita experiencia, en la CM-1001, dia 14 marzo a las 9,30 mañana). Su imagen embelesa.

Los buitres (al menos 2 parejas) han vuelto al Marralín (Puebla de Valles) y ya están anidando, cuando lo hacen en abril. Hemos probado los espárragos trigueros (14 marzo), de buen tamaño y muy sabrosos, … con al menos 1 mes de antelación con respecto a otros años.

Son pequeños detalles y experiencias serranos que demuestran que el cambio climático es una realidad.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Los efectos del cambio climático

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Actividades serranas para periodos de confinamiento

Dado que el estado de alarma nos exige estar confinados en casa (al menos hasta mayo no alcanzaremos la normalidad) no parece procedente hablar de fiestas y eventos próximos en la Sierra Norte de Guadalajara. Pero si de actividades hogareñas que nos conectan con esta tierra.

Como recordar y comentar con la familia la serie El Hombre y la Tierra de Félix Rodriguez de la Fuente, con un 60% de imágenes rodadas en nuestra comarca (Fauna Ibérica), ahora que se ha cumplido el 40 aniversario de su muerte. Sean estas otras

No he echado cuentas, pero aqui tienes tropecientas horas sobre la Sierra Norte de Guadalajara. Además una potente herramienta te permitirá ampliar la búsqueda. ¡De nada! Sabía que te gustaría!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Actividades serranas para periodos de confinamiento

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Yeso en la Sierra Norte de Guadalajara

Peñalbilla, en Puebla de Valles, es conocido como el cerro del yeso. Ya hemos hablado de él y del color blanquecino que le caracteriza. Pero no lo hemos hecho del yeso, de su proceso de formación y de su presencia en la Sierra Norte de Guadalajara. Y va siendo hora de hacerlo.

El yeso es sulfato de calcio hidratado y su origen es sedimentario, entre rocas calcareas y arcillas. Los depósitos de yeso se originaron como consecuencia de la evaporación de aguas salinas sobresaturadas en lagos o mares de poca profundidad. En España, este fenómeno tuvo lugar principalmente durante el periodo Triásico (hace 208 millones de años) y el Cenozoico (66 M. años).

En Peñalbilla y alrededores aparece en finas capas (2-5 cms de grosor) entre la arcilla. En Jadraque abunda el yeso fibroso y el alabastro de Cogolludo (yeso granulado que permite ser esculpido) gozaba de justa fama. Cuando el yeso recristaliza en grietas y huecos de la misma roca de yeso (originado por la disolución de sales) genera bellas geodas, como las de Pálmaces de Jadraque.

El yeso se usaba tradicionalmente para enlucir paredes, molduras y vaciados; mezclado con la arcilla se utilizaba como retardador del cemento para fraguar el hormigón. Hoy su principal uso es la obtencion de escayolas que adornan los interiores (de estuco, escayola policromada, quedan maravillosas obras de arte en iglesias y palacios barrocos y renacentistas).


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Yeso en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte