Archivo de la categoría: Mundo rural

Accidente de avión en la Sierra Norte: el rescate

El 8 de febrero ABC informaba que los restos del avión se habían encontrado en una paraje muy agreste de Peñalba de la Sierra, situado a 1.200 mts, conocido como “La Majada del Chacho”. Según decía por fuerzas de la Guardia Civil y vecinos de Colmenar de la Sierra. (2 días después ABC reconocía que los primeros en llegar a los restos fueron los voluntarios Basilio Serrano, Santiago Pérez y Santiago García).

El 9 de febrero ABC explicaba que la parte posterior del avión (lo único que se conservaba entero) estaba semi-enterrado en la nieve, con señales de haber tocado en algún risco antes de estrellarse de frente contra una pared vertical. Los pequeños trozos del avión estaban esparcidos sobre la ladera, al igual que los restos de los tripulantes; había señales de fuego (el avión llevaba 200 litros de gasolina) pero no estaban calcinados.

La operación de rescate del día 8 resultó muy penosa, por el hielo y la nieve, ya que las caballerías no pudieron llegar hasta el lugar del siniestro. Los restos de la tripulación fueron depositados en varias mantas que, en grupo de 4 voluntarios por manta, bajaron hasta donde esperaban los animales (algo más de 1 kms)  que desde allí  las sacaron a la pista. Cuatro ambulancias las llevaron, primero a Riaza (donde llegaron a las 15.30 h.) y luego a Madrid (18.00 h).

Sus relojes estaban parados a las dos menos diez, y sus restos no estaban carbonizados, por lo que no fué difícil identificarlos. La capilla ardiente se instaló en el Hospital General del Aire (C/Princesa). El entierro fue el día 10 a las 12 h;  asistieron ministros, militares de alta graduación, gobernadores,… tal y como detallaba ABC en su edición del 10 de febrero.

Hoy en La Majada del Chacho hay una cruz en recuerdo de este accidente, que no sirvió para poner en el mapa a Peñalba de la Sierra (ni a la Sierra Norte). La excepción que confirma la regla.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Accidente de avión en la Sierra Norte: la búsqueda

El 4 de febrero de 1.956 ABC le dedicó 1 página al accidente, pero la información que aportaba no resolvía el misterio. Contaba que se había ampliado la búsqueda a la Sierra de Albarracín (Teruel) y que el coronel jefe del II Tercio de la Guardia Civil había establecido su puesto de observación en Madriguera (Segovia).

Aviones de las bases de Getafe y Valladolid (más de 15) sobrevolaron la zona. Grupos de recate de los pueblos situados en la ruta, coordinados por la Benemérita, recorrieron la zona a pié y con tractores. Nevadas continuas, ventiscas y temperaturas entre -9º y -14º dificultaron la búsqueda (hubo casos de congelación entre los voluntarios). Cundía el pesimismo y no había esperanzas de encontrar supervivientes.

El dia 5 febrero ABC informaba que en la provincia de Segovia, la búsqueda se centró en Somosierra y la Sierra de Ayllón. En Guadalajara 300 guardias civiles y más de 1.000 voluntarios (todos los hombres útiles de Galve, Condemios, Campisábalos, Villacadima, Cantalojas,... ) recorrieron las Sierras Gorda, del Bulejo, de Pela y del Altorey.

La búsqueda se intensificó en el Moncayo, Soria (Sierras de las Cabras y Ligeras) y se extendió al Señorío de Molina y provincias limítrofes (Cuenca y Teruel). A los aviones españoles se unieron 2 unidades de salvamento americanas (procedentes de Casablanca) y 2 helicópteros que apenas pudieron actuar por la fuerte ventisca. La temperaturas bajaron hasta -20º. Al final del día no había aparecido resto alguno.

Las expediciones de rescate continuaron en días posteriores con mayor ahínco si cabe, pero sin resultados … hasta a las 18.00 h. del 7 de febrero (6 días después). ABC daba la noticia al día siguiente, pero esto lo contaremos mañana.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Accidente de avión en la Sierra Norte de Guadalajara

Cualquier sierra importante cuenta con un avión estrellado en sus montañas; este hecho luctuoso provoca que los medios pongan la comarca y el lugar en el mapa. Así ocurrió con la Sierra Norte de Guadalajara y Peñalba de la Sierra en el año 1.956 (nuestro agradecimiento a Rafael Hernández que nos puso en la pista)

El ABC ofreció información puntual y diaria del accidente (dentro de las restricciones propias de la censura de la época). El 3 febrero  informaba que el día 1 un Junker postal, que volaba de la base militar de Villanubla (Valladolid) a la base de Valenzuela (Zaragoza), había desaparecido 20´ después de despegar. Formaban la tripulación 7 hombres, al mando de los tenientes Carlos Amat y Carlos Escat.

Se supo que minutos antes, la torre de control de Zaragoza informó a los pilotos que el aeródromo estaba cerrado por mal tiempo (el aterrizaje estaba previsto a las 15.00 h). Se estimó que el avión sobrevolaba las montañas entre las provincias de Segovia, Soria y Guadalajara cuando desapareció. Según parece, en las inmediaciones de Atienza se vio un avión con las luces encendidas y a baja altura.

Las bases de Getafe, Villanubla y Valenzuela realizaron algunas exploraciones sin resultado. Se avisó a los puestos de la Guardia Civil de los pueblos situados en la ruta prevista, que formaron grupos de voluntarios. Varias expediciones rastrearon sin éxito las estribaciones del Moncayo y de los Picos de Urbión bajo condiciones extremas debido al temporal de nieve y viento.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Contrastes de primavera

No nos cansamos de repetir que uno de los encantos de la Sierra Norte de Guadalajara es su contraste de paisaje y color.

Cantarranas

Cárcavas Puebla de Valles

Esta primavera ofrece ejemplos espectaculares, gracias a las abundantes lluvias.

Jarama y Pico Centenera

Beleña y ermita Peñamira

Otros contrastes se deben a la mano del hombre, que también resultan impresionantes.

Grafitti en el corral

Trainning

¡Para disfrutar!

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Lo que nunca te contaron de Alcorlo

Cortesía J.L. Perez Arribas

Hace un tiempo hablamos de Alcorlo, el pueblo serrano que desapareció bajo las aguas del pantano. Contamos su historia y lo injusto que fue la Administración con sus vecinos. Creímos que lo habíamos contado casi todo, pero hemos hallado un texto de Don Juan Luis Pérez Arribas, ”Pueblos perdidos” que aporta información de este lugar, si no desconocida al menos poco divulgada:

  • Un croquis de su casco urbano (de 1.896) que muestra como era el pueblo. Sorprende que la ermita de la Soledad y el cementerio estén en extremos opuestos. Suelen estar juntas.

    Cortesia JL Perez Arribas

  • La iglesia de San Salvador, de planta románica con elementos mudéjares y construcción renacentista se conserva … en Azuqueca de Henares. Reconstruida sin que pueda juzgarse cuan fiel fue la reconstrucción (hay pocos datos de la original).
  • Del románico conserva la espadaña, el arco de triunfo, algunos canecillos de la cúpula y la pila bautismal, ubicada en el atrio exterior de la iglesia. El resto tenía trazas renacentistas.
  • El artesonado de la nave de la iglesia original era mudéjar, al igual que la bellísima cúpula octogonal sobre planta cuadrada, que se cerraba formando una estrella de 16 puntas. Fue sustituido por una cubierta de madera sin mayor interés.
  • Del retablo del altar mayor hay imágenes de Tomás Camarillo que muestran su rustica belleza, si bien fue destruido en la guerra (in)civil.

Cortesia JL Perez Arribas

La anexión del término municipal de Alcorlo a La Toba (prácticamente en su totalidad) en 1.987 no ha sido suficientemente explicada, sobre todo a los vecinos de los pueblos limítrofes (Congostrina, Zarzuela de Jadraque, San Andrés del Congosto). Quizás fuera el momento de hacerlo.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

12+1 rutas de senderismo por la Sierra Norte de Guadalajara

Un joven informático, experto montañero y entusiasta de esta tierra, ha emprendido la noble tarea de poner en la red y al alcance de todos rutas de senderismo de la provincia de Guadalajara; un número importante recorren la Sierra Norte. Por su belleza y singularidad, Victor ha destacado estas 12+1 rutas:

Me cabe la satisfacción de haberlas hecho casi todas (algunas están recogidas en mi libro “Veredas y caminos de La Ribera”) y el honor de compartir su amistad. Emplazados estamos para hacer juntos más rutas serranas.

Lar-ami

Comentarios desactivados en 12+1 rutas de senderismo por la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

III Guerra Carlista en la Sierra Norte de Guadalajara

Tras la revolución de 1.868 (La Gloriosa), los carlistas formaron una red social afín a su ideología. Fundaron la Asociación de Católicos (su presidente fue Juan Catalina García) y la Juventud Católica, que en 1.871 editó el periódico “El católico alcarreño”. Para actuar libremente se convirtieron en partido político, la Junta Católico-Monárquica.

Con la declaración de la III Guerra Carlista (1.872) aparecieron partidas en la Sierra Norte: Negredo, Alcolea del Pinar, … como sucedió en la primera. Para combatirlas, en 1.873 el gobierno nombró un fiscal militar en Guadalajara, que las desbarató una a una; sus efectivos dispersos se unían a otra nueva partida que era disuelta con rapidez. Al final se marcharon como voluntarios al ejercito carlista.

General D. Angel Villalaín

Angel Villalaín formó partida en Galve de Sorbe y apoyado por sus paisanos, se hizo fuerte en el castillo y efectuó incursiones por el valle del Henares y la Sierra del Altorey. Atienza fue protegida por 2 cañones situados en las troneras realizadas al efecto en la muralla (entre Santa María y la Trinidad). Acosado por los isabelinos, se retiró de Galve tras volar el castillo.

Dando un rodeo atacó el castillo de Sigüenza (defendido por guardias civiles) que no pudo tomar. Luego pasó al Señorío de Molina, siendo nombrado general en el verano de 1.873 y comandante militar de Cuenca y Guadalajara. El 5 enero de 1.874 atacó por sorpresa Sigüenza llevándose 200 fusiles. Siguió batallando por la provincia y el Maestrazgo hasta su muerte en la batalla de Villahermosa, un año después.

El carácter serrano del general Angel Villalaín quedó reflejado en esta anécdota que contaba el general Oliver: “Villalaín tenia un caballo y un macho muy fieros a los que cuidaba y quería como a sus hijos. Instantes antes de morir lo encontré a pié y muy triste porque se los habían matado en la batalla”. Cuando murió, su ayudante recuperó su cadáver y lo llevó a la grupa hasta Mosqueruela donde le dio sepultura.

Durante los años 1.874-75 también hubo varias incursiones rápidas de tropas del coronel Santés y del general Marco Bello desde Aragón, pero apenas dejaron huella en la sierra.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Paisajes y lugares