Archivo de la categoría: Costumbres y tradiciones

El siglo de los desastres (XIX) en la Sierra Norte de Guadalajara

Tiempos convulsos que afectaron a todo el país pero tuvieron especial significancia en la Sierra Norte. Durante la Guerra de Independencia, los guerrilleros del Empecinado tuvieron aquí su campo de batalla (y en Cogolludo su cuartel general).

Tras la guerra, el pueblo trató de volver a la normalidad pero surgieron partidas de bandoleros. Si a esto añadimos el absolutismo, el liberalismo, las guerras carlistas, las convulsiones de la I República, la vuelta a la monarquía, las guerras coloniales, … se comprenderá que esta tierra quedara exhausta.

La guerra con los franceses, las desamortizaciones liberal y de Mendizabal provocaron el abandono de monasterios (Bonaval) y conventos (Franciscanos de Tamajón y Cogolludo), ya muy dañados, así como la pérdida de innumerables muebles, pinturas, ropajes, alhajas y elementos litúrgicos. La construcción de la iglesia de Cendejas de Enmedio en este siglo es una rareza.

El fin de los Señoríos y la independencia de los municipios (1.834) creó ciertas expectativas que pronto se vieron cercenadas por la desamortización de Madoz (afectaba a bienes comunales) que empobrecieron a nuestros pueblos. Perdieron los bienes propios que pasaron a manos de especuladores. Algunos fueron recuperadas por el pueblo (previo pago) pero otras cayeron en desuso y acabaron en ruina. Especialmente aquellos que no ofrecían una rentabilidad inmediata (castillos, torreones, ermitas, …)

A mitad de siglo, tras su descubrimiento en Hiendelancina, la “fiebre de la plata” recorrió la Sierra Norte. Surgió una conciencia social para solucionar los problemas del pueblo: construcción y mantenimiento de edificios comunes, escuelas, molinos, hornos, calles, caminos,… con las Hacenderas y reutilizando materiales. Tamajón utilizó columnas y sillares del convento franciscano para restaurar su plaza mayor y la ermita de los Enebrales.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El siglo de los desastres (XIX) en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Membrillera

Situado en Las Mesas, una meseta alargada, zona de transición entre La Campiña y la Sierra Norte que se otea tras la presa de Alcorlo, su nombre significa tierra de membrilleros. Un arbol autóctono del Mediterraneo, que para los griegos era simbolo de amor y fecundidad. De ahi que la noche de bodas a los recien casados se les ofreciera un membrillo antes de pasar a la alcoba.

Dos pequeñas aldeas procedentes de la repoblacion del siglo XII, San Pedro de Castillo y Condemios de Bornova, se unieron un siglo después y  hoy Membrillera se asienta en la ladera de un arroyo que vierte sus aguas al rio Bornova.

En el casco urbano destacan la ermita de la Soledad (1.571) y la iglesia de La Blanca (siglos XVIII-XIX) construida por suscripción popular tras el derrumbe de la anterior en 1.787. Las nuevas construcciones han podido con la arquitectura autóctona, salvo una casa tradicional convertida en museo por iniciativa popular.

Sus 120 habitantes celebran las fiestas de Santa Agueda (5 febrero) y la patrona Nuestra Sra La Blanca el 5 de agosto. Pero su fiesta más tradicional es La Carrera del Cabro (último domingo de Octubre, recuperada en 1.998). Disponen de bar.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Membrillera

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos, Rincones de la Sierra Norte

El siglo XVIII en la Sierra Norte

El siglo comenzó con la guerra de Sucesión entre Austrias y Borbones. Y siguió con las hambrunas y epidemias que ciclicamente azotaron este país: peste, cólera, tifus, …; el pueblo sobrevivía de la mejor manera posible. Los cambios de rey tampoco ayudaron: Felipe V reinó en 3 periodos diferentes, Luis I ocho meses, Fernando VI apenas 13 años.

La fuente de Carlos IV en Almiruete

Durante el reinado de Fernando VI se realizó el Catastro del Marqués de la Ensenada, con un objetivo claramente recaudador, que ofrece una radiografía exhaustiva de cada pueblo. Para muchos municipios de la Sierra Norte de Guadalajara es un documento que retrata la economía y forma de vida de sus habitantes. La llegada de Carlos III en 1.759 insufló ciertos aires de modernidad.

Durante las epidemias, las iglesias rurales actuaron como hospitales. Por eso el rey ilustrado ordenó que el interior de las iglesias fuesen encalados (en algunas aún es visible) y prohibió los enterramientos dentro de ellas y/o en su exterior (los vecinos de Puebla siguen llamando cementerio a la explanada delante de la iglesia). Se construyeron cementerios en las afueras, muchos junto a  ermitas de la Soledad que se convirtieron en capillas funerarias.  Se reforestaron las orillas de ríos y arroyos con alisos, fresnos, chopos, álamos, … para sujetar la erosión.

La construcción, como la economía, no tuvo su mejor momento en este siglo. Apenas se afrontaron nuevas edificaciones: la iglesia de Puebla de Valles, la fábrica de vidrio en Tamajón y Los Heros son excepciones. Los esfuerzos se pusieron en restaurar y conservar lo que había: fuentes, caminos, puentes, molinos, almazaras, ...


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El siglo XVIII en la Sierra Norte

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Julio 2.019 y sus fiestas en la Sierra Norte de Guadalajara

En la sociedad actual, julio es verano y vacaciones; antaño en la Sierra Norte de Guadalajara era mes de siega, de huertos y de las labores agrícolas más duras. Los días son más largos y se aprovechan a tope. Se nota por la escasez de fiestas tradicionales.
Niños y mayores vuelven a su pueblo, llenando pozas, piscinas y campos; la vida vuelve. Por ello, además de las deliciosas tertulias nocturnas en las plazas, han surgido eventos que completan un calendario muy atractivo (si faltase alguno agradecemos que lo indiquéis).

  • 6 En Cantalojas, Cantarock con el grupo Hamlet.
  • 10 Fiesta de San Cristóbal en Jadraque
  • 13 III Taller de”Pintura en la Naturaleza al detalle” en la reserva fluvial del Pelagallinas
  • 13-14 Jornadas medievales en Sigüenza.
  • 19-21 Campisábalos, fiestas de San Bartolome y Maria Magdalena
  • 19-21 Fiestas patronales en Campillejo
  • 20 XXXII Travesia de Pálmaces (pte confirmar)
  • 20 Noche de las velas en Arbancon
  • 26-28 Fiestas patronales en El Espinar.
  • 27 XXVI Triatlón de Pálmaces, en Pálmaces de Jadraque
  • 27 Santa Marta en Sigüenza

Un mes para disfrutar de las noches estrelladas al fresquito. Las rutas nocturnas son muy recomendables; (para los atrevidos en las noches de luna las subida al Ocejón y al Altorey son una delicia). No olvides que ¡la Sierra Norte, un paraíso al alcance de todos!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Julio 2.019 y sus fiestas en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Fiestas y eventos

El Barroco y el siglo XVII en la Sierra Norte

Tras el reinado de Felipe II, las malas cosechas, hambrunas, enfermedades, guerras, el aumento de la población, … provocaron la decadencia del pais en el siglo XVII. El pueblo se empobreció, aunque no afectó a todos por igual.

En la Sierra Norte de Guadalajara la situación se agravó por la marcha de la familia Mendoza a Madrid y por las deudas contraidas para conseguir la Independencia. Solo el impuesto de la sal (año 1.636) que potenció las salinas de Imón, La Olmeda, … lo paliaron algo. La economía se resintió y apenas se afrontaron nuevas construcciones, en estilo Barroco naturalmente.

Las iglesias de San Juan Bautista (Jadraque), de Monasterio, de Pálmaces de Jadraque y la ermita de los Enebrales (Tamajón) son excepciones y bellos ejemplos. Continuó la construcción de iglesias comenzadas el siglo anterior (Arbancón) y se completaron los interiores con preciosistas decorados en altares mayores (Bañuelos), retablos (Medranda y Santiuste) y capillas.

A comienzos de siglo la construcción civil vivió un cierto auge con nuevos palacios y casas señoriales que embellecieron el casco urbano de los pueblos serranos. Al utilizarse materiales de la tierra, se integraron en el entorno y resultan muy vistosas. La casa de la Gorda en Puebla de Valles, el palacio de los Montúfar en Tamajón y el de los Beladiez en Miedes de Atienza sirven de ejemplo.

La Contrarreforma generó un fanatismo religioso que achacaba todos los males a la falta de fé. Se afianzaron los ritos de Semana Santa (procesiones, via crucis alrededor de la iglesia, el silencio de las campanas el viernes/sabado santo  sustituidas por la carraca, …), muchos de ellos perdidos. Surgió la fiebre de las ermitas (hasta 17 en Cogolludo), todas similares y construidas por cuestación popular (en vereda). Mientras los vecinos sobrevían como podían.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El Barroco y el siglo XVII en la Sierra Norte

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de Guadalajara

La Olmeda de Jadraque

Si bien sus salinas son conocidas desde la época romana (indicios en la zona así lo indican), su explotación está documentada desde el año 1.139; hoy están declaradas Bien de Interés Cultural. La sal marcó la historia del lugar dada su importancia económica (Felipe IV creó un impuesto en 1.631). Proporcionó trabajo y riqueza durante siglos hasta 1.869 cuando se eliminó el monopolio estatal de la sal.

El origen del pueblo data de la repoblación posterior a la Reconquista, para aprovechar este recurso, y se ubicó en una olmeda próxima (de ahi su nombre). Se integró en el Común de las Tierras de Atienza hasta mediados del siglo XV, cuando pasó a depender del Señorío de Jadraque (de ahi su apellido).

Su casco urbano muestra claramente su origen: iglesia románica del siglo XIII (espadaña original y reconstruida en el XIX), la fuente de los gallegos, casonas señoriales del XIX (del administrador de las Salinas y la Posada), con aleros en madera, color rosa suave en las paredes y motivos geométricos de ruedas y flores. Una visita al paisaje cuadriculado de las salinas es imprescindible. Celebra sus fiestas patronales el 21 de Septiembre.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en La Olmeda de Jadraque

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

¿Como vivían los pueblos de la Sierra en la Edad Media?

¿A que se dedicaban? La vida no era fácil, por lo agreste del terreno, las bestias (osos y lobos según el Libro de la Montería), desconocimiento del terreno y escasos medios para alimentar a la familia (en la época tenía 6 miembros de media). Como las crónicas no se ocuparon de ello, acudimos a los mensarios de las iglesias románicas de Beleña y Campisábalos.

Aquí se cultivaban cereales y vid, se criaban cerdos y se cazaba al jabali. Surgieron bodegas, excavadas en la roca (Alpedrete y Beleña son bellos ejemplos) y en la tierra (Puebla de Valles), aprovechando laderas de los cerros circundantes. También se ubicaban en ellas las cortes, donde se guardaban a los cerdos.

El espìritu pionero (hay que hacerlo todo y entre todos) creó un clima de solidaridad entre vecinos para solucionar problemas propios y del pueblo (así nacieron las hacenderas). Fruto de ellos son las fuentes y lavaderos (centro de reunión de las mujeres), que hoy son visibles en El Espinar, Roblecasa, La Mierla, … De esta época han quedado algunas leyendas: las lágrimas de la mora, la cueva del aceite, los tres hermanos, …

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A finales del siglo XIII y siguientes, los pueblos pasaron a depender de Señores (duques, marqueses, condes,…) que no respetaron rentas, plazos ni impuestos. Construyeron castillos y murallas, hoy en ruinas (Cogolludo, Galve, Diempures) a costa del pueblo. Sequias, pestes y hambrunas diezmaron a la población que abandonó campos y pueblos (despoblados).

El pueblo inventó leyendas para esconder este hecho vergonzante: hormigas gigantes, Venenos que matan,… Y los Señores otras para resaltar su poder: leyendas de Doña Urraca, las lágrimas de una reina, …


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en ¿Como vivían los pueblos de la Sierra en la Edad Media?

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

La ronda en la Sierra Norte de Guadalajara

Ahora que nos acercamos a los mayos, es momento de hablar de la ronda. Los mozos salían en grupo a recorrer calles plazas, armados con guitarras, bandurrias, laúd, triángulo, …. tocando y cantando. Animaban el baile y salían en fiestas señaladas, (Nochebuena, Los Mayos, Nochevieja, Año Nuevo, Carnaval, Candelas, fiestas patronales, …) Su temática variaba según fechas (religiosa, galante, pícara, …); la despoblación acabó con la costumbre.

La ronda más celebrada era el sábado. Salían después de cenar hasta la madrugada; paraban frente al balcón de una moza y le dedicaban canciones de amor (un joven la quería conquistar). Si el mozo era de su agrado y la familia no se oponía, se asomaba al balcón. Entonces la ronda le obsequiaba con más canciones.

Pero si no era así, tras un par de canciones y los improperios del cabeza de familia (que se oían hasta en las eras), se acababa la actuación. La ronda seguía hasta la siguiente parada donde repetían la operación, … y así hasta que pasaban por todas las casas donde había mozas enamoradizas. Las más celebradas eran las coplillas pícaras, como estas recogidas en Beleña de Sorbe:

  • De que te sirve llorar
  • y dar voces como un loco,
  • si tu te mueres por ella
  • y ella se muere por otro.
  • .
  • Anda diciendo tu madre
  • que tu no me quieres a mi,
  • y ya quisiera tu madre
  • que te quisiera yo a ti.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en La ronda en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

Leyendas de la despoblacion de la Sierra Norte de Guadalajara

A partir del siglo XIV y hasta finales del XIX, se produjo el abandono de numerosos lugares en la Sierra Norte de Guadalajara (> 50), llamados Despoblados. Entre las posibles razones: epidemias de peste, el avance de la Reconquista que ofrecía mejores condiciones a los colonos en las nuevas tierras, el auge de La Mesta creó poblados de temporada que luego se abandonaban, agotamiento de recursos, …

Como un despoblado en la vecindad era un desprestigio, la tradición creó leyendas para explicar su origen, similares, aunque estén a 80 kms de distancia: “el pueblo desapareció tras una boda, a la que estuvo invitado todo el mundo menos una vieja (bruja). Resentida, envenenó el vino del banquete metiendo una salamanquesa en la tinaja y todos murieron, desapareciendo el poblado para siempre”.

Algunas variantes cambian “vieja por pastor”, “bruja por enamorado”, otras “tinaja por caldero” e incluso “vino por chocolate”. Otras intercambian “salamanquesa por planta venenosa” y “casualidad por intencionalidad”. Se pueden combinar a capricho y seguro que es aplicable en algún despoblado. Otra leyenda cuenta que “de pronto apareció una plaga de hormigas gigantes y muy voraces que lo devoraban todo, incluido cosechas, ganado y madera, por lo que tuvieron que marcharse para siempre. Las hormigas desaparecieron con las misma velocidad y sin explicación”.

Algunas ya las hemos contado antes: Navazuelas, Canrayao, La Mierla, La Poblachuela, … pertenecen a nuestro patrimonio cultural y no debieran perderse. Pero debemos conocer su origen.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Leyendas de la despoblacion de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Artesanía en la Sierra Norte de Guadalajara

En la Sierra Norte de Guadalajara hubo una rica variedad de artesanías, muy pegadas a la tierra, el ganado y a sus gentes, que con la despoblacion de los 60´s quedaron abandonadas. Algunas todavían resisten, a pesar de las dificultades (si faltara alguno, rogamos lo indiqueis) y han surgido otras nuevas:

Y ahora que estamos en Semana Santa, es el momento de acercarse a ellas. ¡De nada! sabía que te interesaría.

Comentarios desactivados en Artesanía en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte