Archivo de la categoría: Actualidad

Primavera de colores en la Sierra Norte de Guadalajara

Avanza la primavera, florecen los colores y el paisaje se cubre con un precioso manto. Y nos lo estamos perdiendo con la dichosa pandemia, que nos mantiene confinados y/o con una movilidad reducida.

Quizás porque la primavera está siendo diferente, apreciamos más la belleza de nuestra Sierra Norte y nos soprende el entorno, la forma y el colorido de cada flor, de cada rincón.

Dicen que cada caminante observa la realidad y se emociona a su manera. Ahora el móvil permite captar el objeto y/o momento de su emoción. Por ello, permitanme que les muestre los míos.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Primavera de colores en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Rincones de Guadalajara

Castillos desaparecidos de la Sierra Norte de Guadalajara

Desaparecidos significa que estos castillos apenas son mencionados en las crónicas y quedan pocos vestigios, … tan escasos que resultan dificiles de ver.

  • Castillo de Baides: de planta cuadrada y de sillarejo, quedan algunos restos (que no levantan más de medio metro) con cubos en sus cuatro esquinas. Su ubicación en la confluencia del río Henares y el Salado explica su posible origen como torre de vigilancia de La Marca Media, sobre la que se construyó el castillo en el siglo XIV. Al igual que el pueblo, en el siglo XV pasó de la familia López Estúñiga a los Condes de Salvatierra por esponsales; fue reformado hacia 1.490. Es de titularidad pública y su abandono total.

  • Castillo de Mandayona: se encuentra de espaldas al pueblo, en un cerrro que vigila el río Dulce y al que se accede desde la cuesta que sube por el sur. Es de origen islámico, con planta irregular y de mampostería. Su abandono se produjo con la bajada de los vecinos al valle en el proceso de repoblación tardía (siglos XIV y XV) tras la Reconquista. Apenas se observan huellas del foso y de algunos subterraneos utilizados como bodegas. En el siglo XVII ya estaba en total ruina.

Pero no deben caer en el olvido. Son parte de la Historia de la Sierra Norte de Guadalajara.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Castillos desaparecidos de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Cuentos y leyendas de la Sierra Norte de Guadalajara

El objetivo de este libro, publicado recientemente,  es divulgar cuentos y leyendas fuera del entorno de la Sierra Norte de Guadalajara. Para que el visitante se lleve algo más que un bonito recuerdo de su estancia con nosotros.

La Sierra es rica en historias y leyendas, debido a la orografía y a la abundancia de pueblos (79) y aldeas (85), mal comunicados entre si. Muchos lugares han desarrollado leyendas propias. A veces las comparten con sus pueblos vecinos, por transmisión oral y durante generaciones. Se han adornado para hacerlas más atractivas, y en la medida de lo posible, se ha hurgado en el origen, contexto histórico y/o social que pudo generarla.

Se han incluido leyendas, narraciones tradicionales y serranas recogidas y/o basadas en cuentos de escritores de reconocido prestigio, ya publicados, indicando autor y procedencia. Asimismo se incluyen cuentos históricos que hacen referencia a un hecho, a un entorno, a un lugar que por su interés y/o belleza bien lo merecen. Asi el lector los disfrutará todos juntos y podrá entender mejor la idiosincrasia serrana.

Se ha añadido un mapa con el número de cada lugar donde se desarrolla  cuento ó leyenda, el mismo que figura en el titulo. Asi el lector podrá situarlo en la comarca. ¡Que lo disfruten tanto como los autores!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Cuentos y leyendas de la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

Vida animal en primavera

Sin duda estas fechas son las más propicias para observar los animales en la Sierra Norte de Guadalajara. Corzos, zorros, jabalies, perdices, mirlos, ánades, codornices, … Los pajarillos están finalizando el cortejo y terminando los nidos. Sus cantos de amor impregnan los bosques y las riberas.

Quizás sean los insectos los reyes de la estación, o al menos en los animales que más nos fijamos. Su afición a las flores, el contraste de colores, y la variedad de cortejos los hacen especialmente llamativos.

Quizás sean los insectos los reyes de la estación, o al menos en los animales que más nos fijamos. Su afición a las flores, el contraste de colores, y la variedad de cortejos los hacen especialmente llamativos.

Un paseo por cualquier lugar de nuesta Sierra en estos dias de mayo nos sorprende con imágenes tán sugerentes como estas. Y tan bellas. Que las disfruten.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Vida animal en primavera

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Castillo y murallas de Atienza

De sillajero y origen musulmán, entre los siglos IX y XI el castillo cambió de manos varias veces: Alfonso II, Sancho Carcía, Almanzor, Alfonso VI, … El Cid lo bautizó como “Peña mui fuert” según su Cantar. En el siglo XV la conquistaron los navarros y la recuperó para Castilla D. Alvaro de Luna, tras una cruenta batalla que destruyó villa y castillo.

A partir de estos hechos, perdió su valor como fortaleza y tuvo varios usos: cárcel para nobles discolos, alojamiento del rey Felipe V, … Fue saqueado por los franceses en la Guerra de Independencia y sufrió la guerra (in)civil, acelerando su deterioro hasta su estado actual. Conserva una bella estampa sobre la peña que domina la villa, que la iluminación nocturna realza.

El castillo tenia 4 plantas y dos murallas. La interior protegía la piedra sobre la que se levanta la torre (aquí estaba la alcazaba árabe) y el recinto interior; solo queda en pie un tramo. La exterior protegía el patio de armas e iba desde la Torre del homenaje, de un piso con chimenea y terraza, hasta las torres de la entrada de las que solo quedan las bases.

De aqui arrancaban las murallas de la villa, construidas por Alfonso VI (de las que se conservan las puertas de La Nevera, Arrebatacapas y de la Guerra, los arcos de la Virgen y la Escuela Vieja) que fue ampliada con una segunda muralla por Alfonso VII (puertas de Antequera y de la Salida).

El recinto interior mide 130 mts x 30 mts x 12 mts de alto; la entrada era un arco con torre cuadrada a cada lado. Dos aljibes para recoger agua de lluvia y dos escaleras empotradas en los muros completaban el conjunto; la entrada era la ventana sobre la puerta. Unos túneles, hoy tapados, comunicaban el castillo con las iglesias de Santa Maria del Rey, la Trinidad y San Salvador.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Castillo y murallas de Atienza

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

D. Miguel de Unamuno

En 1.931, el insigne filósofo y ensayista andaba enredado en politica. Habia sido elegido concejal de Salamanca en las filas de la coalición republicano-socialista, siendo el encargado de proclamar la Republica en esta ciudad el 14 de abril. De su obra, como genuino representante de la generación del 98, ya se han ocupado los expertos.

De su estancia en la Sierra Norte de Guadalajara lo ha hecho el maestro Tomás Gismera en un magnífico artículo en Nueva Alcarria, del que entresacamos los datos más interesantes. Su amistad con el alcalde de Guadalajara (Marcelino Martín) y el concejal Miguel Bargalló, unida a su curiosidad intelectual, le trajeron a recorrer el camino del Campeador, como años antes hiciera su colega D. Ramon Menéndez Pidal.

En Guadalajara fue recibido y saludado por destacados militantes socialistas, que a la sazón gobernaban la ciudad. Al dia siguiente, 30 de agosto, a primera hora D. Miguel y sus amigos salieron camino de Atienza, donde llegaron en 3-4 horas después, donde se les unió el alcalde de la villa Gregorio Gallego.

Junto a otras personalidades atencinas, que hicieron de guía por la villa, marcharon a Miedes que visiatron. Desde alli continuaron su recorrido hacia Gormaz mientras sus amigos atencinos regresaban a su pueblo. Unos dias despuñes. El 4 de septiembre, D. Miguel publicaba un artículo en el periódio El Sol, relatando su viaje “… a restregarme el alma en la desnudez ascética de la vieja Castilla reconquistadora, la del Cid, Guadalajara, Atienza, … nombres que son tierras que resuenan a este romance castellano …”


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara

Comentarios desactivados en D. Miguel de Unamuno

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Bosques blancos en la Sierra Norte de Guadalajara

Este espectáculo se celebra cada primavera desde el siglo XVIII, cuando los Borbones ordenaron que las orillas de ríos y arroyos fueran reforestadas con álamos blancos y negros, fresnos, sauces, alisos, chopos, … aunque este año por el maldito Covid19 nos lo estemos perdiendo.

En la Sierra Norte el chopo temblon brota a finales de febrero, florece en abril y se desprende de sus semillas en mayo, en forma de pelusas que el viento trata de dispersar, y que consigue a medias.

Los suelos de las choperas se visten de blanco, con una capa de varios centímetros que se levantan al paso del caminante, se pegan a la ropa y dificultan la respiracion. Si se tiene algún tipo de alergia, no es recomendable pasear por ellas. Pero si te lo puedes permitir, hazlo … porque estas imágenes no se olvidan.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Bosques blancos en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Guijosa

La imagen de este castillo impresiona, si bien apenas quedan el cascarón exterior y la torre del homenaje, recientemente reconstruida. D. Íñigo López de Orozco, lo mandó edificar en el siglo XIV (ya era Señor de Tamajón) y luego pasó a los Duques de Medinaceli, Señores de Cogolludo, que lo utilizaron como plaza fuerte para albergar alcaides y servidores, pero nunca lo habitaron.

Tiene planta cuadrada, con foso y torreones cilíndridos en las esquinas. Cornisas voladas y almenas en punta sobre la muralla, con matacán y adarve en cada lado, a los que se accedía por una escalera desde el patio. La puerta principal, con arco de medio punto y escudos de D. Íñigo, está semitapada por una casa. Ahora el acceso es a través de una puerta en el muro.

Los torreones forman chaflán en cada esquina del patio interior, montados sobre dos piedras cruzadas en su punto medio, formando escuadra. En el patio la torre del homenaje, cuadrada y muy hermosa, con entrada a la altura del primer piso; estancias, chimeneas y escaleras completaban el conjunto, pero de ellas no se conserva nada. Hoy es de propiedad privada.

La tradición cuenta que Doña Beatriz, hija de la amante de Alfonso X el Sabio y luego reina de Portugal, fue señora de Guijosa. Y que luego pasó a manos del Infante D. Juan Manuel (Señor de Galve), …pero las crónicas no han dejado constancia … Durante la Edad Media, los nombres se repiten en la Sierra Norte de Guadalajara


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo de Guijosa

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Ortega y Gasset en la Sierra Norte de Guadalajara

Nacido en 1.883, este filósofo y ensayista madrileño de la generación del 14 (Manuel Azaña, Gregorio Marañon, Ramón Pérez de Ayala,…), se crió en un ambiente culto y refinado. Se doctoró en Madrid y amplió estudios en varias Universidades alemanas; Catedrático de Metafisica en la Universidad Complutense en 1.910, pronto adquirió un gran prestigio.

A finales del siglo XIX pasó algunos veranos en la finca campiñera de su tío en Fuentelahiguera de Albatages. Pero es Sigüenza la villa con a que trabó una estrecha relación, ya que sus padres solían descansar en la ciudad mitrada. Su matrimonio con Rosa Spottorno (1.910) reforzó esta relación. Sus suegros tambien descansan en la villa y ese verano, D. José preparó la oposición a la cátedra de Metafísica. Viaja por la Sierra y del castillo del Cid en Jadraque dijo que “estaba en el cerro más perfecto del mundo”.

En el 1913, Ortega y Gasset vuelve a Sigüenza con su esposa y su primer hijo, alojándose, como años atrás, en la calle San Roque, cerca de las Tres Cruces. Asistían con frecuencia a la tertulia política y literaria de la Alameda, a la que acudían personalidades locales (se dice que la Sra Cabezuelo le regaló la pluma con la que escribio su obra cumbre,La rebelión de las masas”) y el Conde de Romanones.

Sigúenza y la figura de El Doncel aparecen con frecuencia en sus artículos; compara estas tierras serranas con “los hombros de un gigante”. En 1911 escribe en El Imparcial el artículo “Arte de este mundo y del otro”, en el que toma como ejemplo la catedral de Sigüenza y la hermana con el Cantar del Mío Cid, como hijos de la espiritualidad del Románico.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Ortega y Gasset en la Sierra Norte de Guadalajara

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

El castillo de Jadraque

Situada sobre el cerro más perfecto del mundo, la primitiva alcazaba (siglos IX-X) no era más que un castillejo de la Marca Media. La suerte de la villa y del castillo cambiaron en el último tercio del siglo XV, cuando pasó a manos de D. Pedro González de Mendoza, más tarde todopoderoso Cardenal.

El castillo actual fue construido por el Cardenal Mendoza, con más aires de palacio renancentista que de castillo. Por ello carece de saeteras y foso, y tiene troneras en los muros para el uso de cañones. De forma rectangular adaptado al terreno, con 100 mts de lado, sus muros de mamposteria están recubiertos por sillares calizos.

Cuatro torres cilindricas y una cuadrada que se comunicaban por terrazas y adarves almenados, a los que se accedía por la escalera empotrada en el muro. En el patio de armas aljibes de origen árabe para el agua de lluvia asi como almacenes subterráneos para víveres y municiones, que servían de refugio en caso de ataque. Junto al patio se levantaba la fortaleza, en la que vivían sirvientes y la guardia.

A la muerte del Cardenal, pasó a manos de su primogénito, llamado Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza (de ahi el nombre Castillo del Cid) por real gracia de Isabel la Católica. Rodrigo lo hizo su residencia a partir de 1.506. Lo adaptó y embelleció con todo el boato y buen gusto de la familia Mendoza (Palacio del Infantado y el de Cogolludo son bellos ejemplos). Las habitaciones se repartían en dos pisos, donde vivían los Señores y sus invitados, dotadas de una gran luminosidad a través de un bonito claustro.

El castillo fue abandonado a su suerte a finales del siglo XIX, puesto a la venta y adquirido por el pueblo en 1.889 por la simbólica cantidad de 300 pesetas. Reconstruido mediante aportaciones públicas, privadas y hacenderas, hoy es visitable y ha recuperado su aspecto majestuoso.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara

Comentarios desactivados en El castillo de Jadraque

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte