Un camino mítico

El mítico camino de las encinas conectaba Beleña de Sorbe con el Cordel de las Merinas, pasando por La Mierla y su fuente romana, para atravesar el encinar Aqui se ubican la cantera y su dolmen (en el primer cruce a la izquierda) y el campo negro, donde los celtiberos obtenian sus molinos de mano.

El Cordel de las Merinas, era un ramal de la cañada real galiana que partía del descansadero de ganado de las lagunas de Puebla de Beleña y se dirigía al descansadero de Tamajón (en las cercanías de de laguna Cantarranas, cuya fuente actual procede de alli), siguiendo el trazado de la carretera comarcal.

Esto ya sería suficiente para considerar este camino “mítico”, pero hay más. El bandido Santamera realizaba aquí los atracos y su cueva se encuentra a un centenar de metros. No lejos de allí sobre un montículo se encontraba la torre de los moros, una atalaya de la Marca Media que se comunicaba con el castillo de Doña Urraca de Beleña.

Pero para sentirlo, te invito que hagas la ruta desde la fuente romana. A solas y en silencio. Entenderás por qué lo consideramos un camino mítico. Ya me dirás.

Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en Un camino mítico

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.