El castillo de Sigüenza

Situado en un cerro al sur de la villa, su construcción data de 1.123 por orden del obispo D. Bernardo de Agen, su conquistador, como fortaleza-palacio y residencia de los obispos, Señores de Sigüenza. Fue fortificado y ampliado en varias ocasiones, añadiendo salones, capillas, salas de tribunales y cárceles, hasta ser uno de los castillos más importantes de la península.

El recinto amurallado tiene planta rectangular, con torres de la misma altura rematadas con almenas que realzan el edificio. Se conservan de la época medieval las puertas del Sol y del Toril, ademas del portalón del Hierro y el Portal Mayor, que era el acceso principal.

(Aqui se desarrolla una de las escenas más esepectaculares y divertidas de las jornadas medievales, que se celebran a mediados de julio: el asalto al castillo para rescatar a Doña Blanca de Borbon. ¡Su leyenda sigue viva!)

Su declive comenzó en el siglo XIX, con la Guerra de Independencia y las Guerras Carlistas. Sufrío varios incendios, fue cuartel de nacionales y republicanos en la Guerra (in)civil, cantera para nuevas construcciones y acabó abandonado en la posguerra.Restaurado en los años 70 conforme a los planos medievales, hoy es parador de Turismo y un orgullo para la Sierra Norte de Guadalajara.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en El castillo de Sigüenza

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.