¡Esto es de locos!

El baile de los locos es una danza ancestral, perdida en la guerra (in)civil y recuperada en 1.982, de Fuente Carreteros, un pequeño y joven pueblo (lo es desde 2.018, a pesar de que supera los 1.100 habitantes)  de la Campiña de Córdoba. La danza vino con los colonos del Tirol que ocuparon este lugar durante la repoblación de Carlos III (hace 250 años) con gentes venidas de Centro-Europa. Según parece hubo danzantes en muchos lugares de La Colonia, pero solo se ha conservado aquí.

La locada la componen 6 locos y la loquilla, acompañados del maestro de ceremonias (maestro d´espá), los escopeteros y los músicos. Representan la protección del niño Jesús (la loquilla) ante los soldados de Herodes que perpetraron la matanza de los Inocentes. Por ello las danzas se realizan el 28 de diciembre y un dia después tiene lugar la danza del oso. Este año la han presentado en FITUR.

Antaño los locos iban por las calles bailando en cada puerta y eran invitados por los vecinos a un vino con tapas de matanza, huevos, un aguardiente y dinero. Con lo recaudado los mozos (la danza exige una buena preparacion física) continuaban la fiesta hasta el amanecer…

¿Y por qué lo cuento? Porque mis antepasados proceden de Fuente Carreteros y porque este baile tiene muchas similitudes con los danzantes de la Sierra Norte de Guadalajara: religiosidad, el maestro de ceremonias, los músicos, el vestido, el tocado, los pasos, los mozos y su actitud, el fin de fiesta, … ¡No somos tan distintos!


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

Comentarios desactivados en ¡Esto es de locos!

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.