El puente tibetano

La gente del turismo son (somos) propensos a poner nombres llamativos a topónimos (lugares y rutas), en la creencia de que atraerán a posibles visitantes. Así ocurre con este curioso puente sobre el Jaramilla, que al que se conoce por “el puente tibetano” por su aspecto rústico y algo desangelado. Aunque su nombre real es Puente de la Hoz.

Su ubicación, a 600 mts aguas arriba del puente de pizarra de la Muralla china, en un lugar agreste en pleno cañón del Jaramilla, con paredes verticales que superan los cien metros, lo hacen inaccesible, … salvo que se vaya expresamente a verlo. Y todo ello contribuye a convertirlo en un puente singular.

En realidad aquí hubo puente desde tiempos inmemoriales, … porque era paso obligado (como camino de herradura) de Campillo de Ranas a El Cardoso de la Sierra. Un documento de 1.866 recoge la necesidad de restaurarlo y para ello se presentó un proyecto un año después que pretendia convertirlo en un puente potente.

Pero como suele ocurrir en este pais, este proyecto nunca llegó a ejecutarse, si bien el puente se restauró de aquella manera, como cuenta con detalle Juan Luis Lopez Alonso en la revista on line Atienza de los Juglares. Pero le seguiremos llamando el Puente Tibetano y en una próxima entrada contaremos la ruta de acceso. De momento disfruten de estas imágenes.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “El puente tibetano

  1. Juan

    De puente tibetano nada, este puente se denomina puente del cartero de Bocigano, que hacía de cartero entre Montejo y Campillo de Ranas y todos pueblos y aldeas intermedias y era el que se encargaba de arreglarle con la ayuda de algún cabrero para que estuviese operativo

    Me gusta