Reserva fluvial del río Pelagallinas

Río de montaña de tipo silíceo, el curso del Pelagallinas está modelado sobre cuarcitas (blancas) y pizarras (negras). A veces es un cañón de gran pendiente y otras un amplio valle con llanuras de inundación. Una leyenda dice que “si en la mañana de San Juan, antes del amanecer, te lavas la cara con el agua del Pelagallinas, no tendrás sueño durante todo el año”.

Alisos y sauces negros pueblan su ribera; pinos junto a zarzas y espinos en las zonas altas. Su gran biodiversidad y alto valor ecológico aconsejaron su protección en el año 2.003. La zona de turberas, una rareza en la Sierra Norte de Guadalajara, presenta especies muy interesantes como las drosseras, (planta carnívora) y truchas autóctonas. Las praderas se mantienen verdes todo el año, debido a la humedad.

Dos rutas de senderismo siguen el curso del río: desde Prádena de Atienza hasta la cueva del oso y desde el merendero junto al puente de la GU-151 que viene de Condemios de Arriba.

Lar-ami

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s