Alcolea de las Peñas, otro pueblo olvidado de la Sierra Norte

Sin ayuda de Google Maps, ¿cuantos serranos sabrían situar Alcolea de las Peñas en el mapa? ¿Cuantos castellano manchegos? ¿Y españoles?Estas preguntas tienen la misma respuesta y no se requiere un algoritmo para calcularlo. Pocos, muy pocos. Es otro pueblo olvidado de la Sierra Norte de Guadalajara.

Aunque su nombre proviene del árabe (pequeña fortaleza), ya estaba poblado en el Neolítico. Las necrópolis celtibéricas de Valdenovillos, El Perical y Cerro Otero son de la Edad de Hierro (siglos VII al III a.c.) y sus piezas más valiosas están en el Museo Arqueológico Nacional.

Situado por encima de 1.000 mts, en su término hay cuevas excavadas en la roca, entre las que destaca La Merendilla, usada como espacio cultural en la Alta Edad Media, y sobre la que se construyó una fortificación a mediados del siglo X. Es conocida también como el Castillo, donde según la tradición hubo una cárcel. No muy lejos está el despoblado de Morenglos, donde la cueva (con chimenea) podría ser el origen de este asentamiento en el Medievo.

La iglesia de San Martín Obispo es románica de planta pero su construcción actual es del siglo XV. Destacan el retablo plateresco, la balaustrada renacentista del coro y el artesonado mudéjar. Sus fiestas patronales se celebran el 15 de agosto.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Alcolea de las Peñas, otro pueblo olvidado de la Sierra Norte

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Los comentarios están cerrados.