Guerras Carlistas en la Sierra Norte de Guadalajara

Aunque nació como lucha por la sucesión tras la muerte de Fernando VII, la I guerra carlista enfrentaba dos maneras de entender España (las otras dos si lo fueron): absolutistas y/o tradicionalistas (carlistas) versus liberales y/o cristinos (isabelinos). Una guerra civil en la que la crueldad se manifestó en hechos que deben avergonzar a este país. En realidad hubo tres guerras:

  • I : de 1.833 a 1.840, que afectó a la Sierra Norte de Guadalajara
  • II : de 1846 a 1.849
  • III : de 1.872 a 1.876, que también incidió en nuestra comarca

La población serrana era tradicionalista (por rural) mientras que las personas influyentes eran afectos al gobierno. La lucha se llevó a cabo con el sistema de guerrillas: un personaje del pueblo se levantaba en armas, formaba una partida e intentaba tomar el lugar. La mayoría de las veces fracasaban, se unían a regimientos ya existentes y/o servían de apoyo a columnas carlistas que pasaban por la zona.

Esta fue una constante en las tres guerras, con resultado dispar, quizás debido a la falta de preparación (campesinos, obreros y artesanos sumaban el 90% de los efectivos ) y a su inexperiencia (el 90% eran menores de 30 años). Sirva de ejemplo la II guerra carlista, donde las partidas guerrilleras fracasaron en todo el país, circunscribiendo la contienda a Cataluña.

No es objeto de este blog indagar en estas confrontaciones, sino relatar hechos ocurridos en la Sierra Norte (ya contados), con cierta unidad. Así lo haremos en próximas entregas.

Lar-ami

 

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Paisajes y lugares

2 Respuestas a “Guerras Carlistas en la Sierra Norte de Guadalajara

  1. Terribles hechos en el enlace que nos muestras de la Batalla de Villar de los Navarros, sobre la represión carlista, cuando en un principio de la guerra el trato a los prisioneros por parte de los carlistas de Ramón Cabrera fue bueno pero la represión isabelina anterior a esta batallla había sido muy dura, llegándose a fusilar hasta a la madre de Cabrera por el solo hecho de serlo. Muy interesentante. Espero los siguientes capítulos. Saludos.

    Me gusta