Bodas múltiples en la Sierra Norte

En la Sierra Norte de Guadalajara la boda era el momento más importante para la familia. La ocasión de obsequiar a familiares y amigos con lo mejor de la casa; además servía para reafirmar su posición social y económica en el pueblo. Sin escatimar en gastos y según posibilidades. De ahí las bodas múltiples.

Durante la posguerra y hasta los años setenta, cuando los recursos no sobraban, fueron bastante frecuentes. Aún se recuerda en Puebla de Valles la boda de 2 hermanos, chico y chica, con dos vecinos primos entre sí. Corría el año 1.974 y acudió todo el pueblo; los que no eran familiares y/o invitados de una familia lo eran de otra. Asado, bien regado con vino de la tierra, música y baile fueron los ingredientes de la celebración.

Más sonada fue la boda en 1.944 de 3 hermanas en Almiruete con 2 chicos de Jócar y un vecino del pueblo. Se celebró en la casa de la villa y en el huerto del padre de las novias (Sabina, María y Melitona), junto a la plaza. Acudieron invitados de todos los pueblos de alrededor (Tamajón, Palancares, Jócar, Fraguas, …) que disfrutaron del buen comer y beber que la ocasión requería, además de música y baile.

Tras la boda, dos parejas se quedaron en Almiruete y otra se fue a Jócar que ofrecía más posibilidades (ya tenía luz eléctrica, buenas tierras de labor y estaba bien comunicado por carretera). En el museo de Arbancón, donde residen varios descendientes (gracias Jaime por contarnos la historia), hay una foto de las tres novias. Asimismo en el “libro de los hijos de Jócar” pueden verse varias imágenes.

Seguramente hay otros muchos casos. Si conoces alguno, te agradeceremos que nos lo cuentes para reflejarlo en este blog y quede para el recuerdo.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Bodas múltiples en la Sierra Norte

Archivado bajo Costumbres, Fiestas, Mundo rural

Los comentarios están cerrados.