Ujados: cuevas de Peñagorda y la Puentecilla

Sobre el roquedal de arenisca de Ujados y a unos cientos de metros de la cueva del Tio Gorillos nos encontramos con la cueva de Peña Gorda, orientada al sur, como todas. Tiene 2 entradas que dan a una estancia de unos 6 metros cuadrados; una directamente y la otra a través de un estrecho pasillo.

Cortesia todocultura.com

En la pared posterior se abre una pequeña oquedad que bien pudiera servir de hornacina para una imagen y/o como alacena. En el interior son muy visibles las marcas de picos en los muros, así como la unión curvada de paredes y techo. Por su tamaño bien pudiera ser el habitáculo de un eremita.

La Cueva de la Puentecilla, situada a unos ochocientos metros al este de la anterior, resulta especialmente curiosa por su forma: un pasillo de 1 metro de ancho por 1,50 metros de altura, dispuesto en zigzag. Con tres tramos, al final de cada uno de ellos se ensancha hacia los extremos, como si fueran estancias.

Cortesia todocultura.com

Se desconoce el significado y las razones de tan extraña distribución (e inédita, de ahí su importancia). Ni siquiera ayuda la tradición: una vieja leyenda cuenta que se soltó un gallo dentro de la cueva y al día siguiente apareció en los aros de La Muela, la montaña que se ve al norte de ella. Como si la cueva solo fuese un pasadizo que comunica con otras estancias. A 800 mts se encuentran las tumbas del Plantío.

Cortesia JM Alonso Noguerales

Cortesia JM Alonso Noguerales

Cuatro cuevas, próximas entre si, y todas diferentes que conforman un conjunto único en la Sierra Norte. ¡Yo que tu no me lo perdería!.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Ujados: cuevas de Peñagorda y la Puentecilla

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de Guadalajara

Los comentarios están cerrados.