Las Cabezadas, pueblo abandonado

En el desvío de la CM-1006 hacia Las Navas de Jadraque (GU140) un cartel indica: Las Cabezadas 1,7 kms. A pesar de ello no es fácil encontrar las ruinas de este pueblo, anexionado a Semillas en 1.969, cuando ya estaba abandonado (en 1.967 el ICONA tomó posesión de sus tierras y demolió las edificaciones para luego repoblar  con pinos).

Una pista forestal para la saca de madera, a la derecha de la carretera, nos lleva al pueblo. La maleza invade las ruinas (zarzas y ciruelos silvestres, con frutos excelentes) y un colmenar en la plaza animan a visitar lo poco que queda: algunos paredones de algunas casas, el abrevadero de una pieza y las ruinas de la iglesia.

Don Juan Luis Pérez Arribas,en su libro ”Pueblos perdidos” nos aporta información y croquis muy valiosos, del pueblo y de la iglesia de la Virgen de la Concepción: de una sola nave, con posible bóveda de cañón, separaba del presbiterio por un sencillo arco (aún se ve) que a su vez estaba cubierto por una bóveda de arista (se ven vestigios en las esquinas). Anexo al sur, estaba el cementerio; en la fachada norte un pórtico cubierto daba acceso a la iglesia y junto el baptisterio. Una rareza, ya que suelen esta al sur.

Las Cabezadas nunca tuvo mucha población. El diccionario Madoz (de 1.847), recoge 33 personas que vivían de la agricultura (trigo, centeno y cerezas), el ganado (ovino y caprino), la leña y la caza (conejos, liebres y perdices), que solían vender en el mercado de Cogolludo.

Solo por respirar la soledad y la paz del lugar, Las Cabezadas merece una visita (después de leer esta entrada).

Lar-ami

Comentarios desactivados en Las Cabezadas, pueblo abandonado

Archivado bajo Actualidad, Mundo rural, Rincones de Guadalajara

Los comentarios están cerrados.