El monasterio de Pinilla de Jadraque

Dedicado a San Salvador, este monasterio cisterciense, en origen pero luego calatravo, y femenino (una rareza en nuestra historia), está situado en medio de un extenso encinar, al que se accede desde Pinilla (a 2 kms) y desde Pálmaces de Jadraque (4 kms) por una preciosa ruta.

Fue fundado en el año 1.919 por iniciativa de la familia Fernández de Atienza, que cedieron el terreno y sus construcciones al obispo de Sigüenza para tal menester. Tras una sencilla remodelación, el monasterio fue habitado por un grupo de monjas benedictinas del convento de Valfermoso (incluida la abadesa Urraca Fernández).

El obispo de Sigüenza y la familia Fernández le otorgaron privilegios y tierras para mantenimiento de la comunidad. El patrimonio era administrado por la abadesa y las monjas (no solo se dedicaban a la vida contemplativa y ejercían de noviciado), apoyadas por mayordomos, criados y capellán. Hacia 1.262 y en una transacción compleja, pidieron ayuda a la Orden de Calatrava, que se la otorgó… Y con el paso del tiempo el monasterio de San Salvador acabó integrándose en la Orden.

El monasterio fue acumulando privilegios (el rey Fernando III de Castilla y sus sucesores lo tomaron bajo su protección), heredades y donaciones (casas, molinos y viñas, además de tierras) hasta convertirse en un pequeño señorío de la Sierra Norte del que dependía un numeroso grupo de vasallos (trabajadores, arrendatarios,…).

A finales del siglo XV, el señorío sufrió un colapso del que no se recuperó, siendo abandonado definitivamente en 1.576. Y sabemos esto y mucho más gracias a un excelente y documentado artículo del historiador D. Enrique Daza Pardo.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad

2 Respuestas a “El monasterio de Pinilla de Jadraque

  1. Otra de las maravillas perdidas de Guadalajara que hay que cuidar, saludos.

    Me gusta