¿Petróleo en la Sierra Norte de Guadalajara?

No nos cansamos de repetirlo: en la Sierra Norte tenemos de todo…¡hasta petroleo! Así lo afirma Marco Nieto en un artículo de 2.007 publicado en www.histguetb.net, del que presentamos un breve resumen.

El escritor al-‘Udrí (siglo XI) contaba que “de un monte de Sigüenza se extraían pizarras bituminosas que daban un asfalto parecido al betún “. Nada se sabe hasta 1.873, cuando se registra la mina de bituminoso “La Fotogénica”, 18 Has, en el Barranco de la Raposera. La cercanía a Madrid y el valor del petroleo interesó a los promotores.

Elías Bartolomé, de Madrid, creó en 1.882 una empresa para la explotación de la minas Elisita y San Rafael. Las perspectivas eran fantásticas: “de 100 kilogramos de mineral se pueden extraer de 4 a 5 kilos de aceite mineral […] Considerando el potencial de la explotación, se podrían extraer unos 30 millones de litros… que a precio de mercado supondrían 15.000.000 pts”.

Y el método de producción muy simple: “los hidrocarburos se obtenían por destilación. Al calentar un triturado de piedra, se desprendían gases combustibles. Si dichos gases se hacían pasar por un serpentín, se lograban condensar una serie de aceites minerales”. Pero el proyecto no prosperó y la sociedad se disolvió 8 años después.

Aunque las minas sobrevivieron (a nivel registral) hasta bien entrado el siglo XX, no está documentado que se obtuviesen productos para generar energía. Parece ser que la mina “Las luces” llegó a producir gas para iluminar la ciudad, antes de la llegada de la luz eléctrica a la misma (1897). Muchas se convirtieron en canteras con gran volumen de producción de arenisca, que enviaban por ferrocarril desde la estación de Sigüenza.

Lar-ami

Comentarios desactivados en ¿Petróleo en la Sierra Norte de Guadalajara?

Archivado bajo Actualidad

Los comentarios están cerrados.