Sorpresas en los caminos

140711 sorpresas 1Que la repoblación de los montes adehesados de La Ribera respetó la arboleda existente es conocido; eso explica que encontremos robles, higueras, olivos, … rodeados de pinos.

140711 sorpresas 2La existencia de acacias, cipreses, eucaliptos, … en los pinares se justifica por la voluntad de los repobladores que quisieron dejar huella.

Pero hasta ahora no habíamos encontrado frutales en lugares aislados, junto a las pistas que atraviesan pinares y montes. Así en el camino a La Vereda encontramos ciruelos, cerezos, manzanos, y nogales. En la pista del Espanto, cerezos.140711 sorpresas 3

Parecería que se deba a la casualidad: un caminante despistado que tras consumir la fruta tira el hueso a cualquier sitio.

140711 sorpresas 4Pero el lugar escogido, la edad y el aspecto de los frutales aleja esta posibilidad. Más bien parece que  quienes los sembraron ahora se preocupan de los montes y de su cuidado. Gracias amigos; las cerezas estaban deliciosas.

Lar-ami

Anuncios

Comentarios desactivados en Sorpresas en los caminos

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.