Pobres de solemnidad en el siglo XVIII

El Catastro de la Ensenada llama así a los vecinos que de forma oficial eran considerados indigentes. Pero solo se trata de una consideración administrativa, que no siempre corresponde a la ausencia absoluta de ingresos y/o propiedades.140331 pobres

A veces el número de pobres de solemnidad responde a una estrategia del Concejo para dar una sensación distinta a la realidad. No hay pobres de solemnidad en Alpedrete, Puebla de Beleña y Tamajón… Otros pueblos de La Ribera que lo explican a su manera: 

  • Beleña de Sorbe dice que “aunque hay 4 viudas y 1 soltera no hay pobres de solemnidad”.
  • En La Mierla “hay 12 pobres y 3 viudas, que carecen de medios y padecen gran necesidad, pero ninguno llega al extremo de pobre de solemnidad”140331 pobres 2

Otras veces los Concejos municipales, para dar sensación de pobreza y pagar menos impuestos, declaran un número superior de pobres, especificando “de ambos sexos”. Es imposible saber si es el caso de Valdepeñas (14), Tortuero (5) y Valdesotos  (4), aunque por censo de población resultan curiosos. Puebla de Valles declaran 3 y Muriel “una viuda pobre de solemnidad”.

 Lar-ami

Comentarios desactivados en Pobres de solemnidad en el siglo XVIII

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.