Artesanos en el siglo XVIII

La artesanía del siglo XVIII en La Ribera era rudimentaria y estaba muy ligada a necesidades básicas de las gentes, según detalla el Catastro de la Ensenada. Sastre, zapatero, herrero,  albañil, … eran oficios comunes. 140312 artesano

Había sastre en Tamajón (2) que cobraban por año (1.100 reales) y en Valdepeñas, que  recibía 5 reales por día trabajado. Zapaterías en Valdepeñas y Puebla de Valles; debían ser prósperas, ya que contaban con maestro y oficial (2 en Puebla) y buenos sueldos (6 reales el maestro, que duplicaba el de los oficiales).

140312 artesano 2El herrero, además de los trabajos de forja, componía tinajas y hacía de cerrajero. A veces estaba contratado a sueldo por la villa  (en Puebla de Valles a 3 reales/día), otras por los vecinos  (36 fanegas de trigo en Puebla de Beleña) y en ocasiones era ambulante, cobrando por trabajo realizado (Beleña). Tamajón también disponía de un herrador.

Maestro albañil (maestro de obras) había en Valdepeñas (2) y Puebla de Valles,  con un sueldo de 6 reales diarios; no había oficiales ni peones. En Tamajón había un taller de cantería, con maestro  (6 reales de sueldo), oficial (5) y aprendiz (sin paga).

Lar-ami

Comentarios desactivados en Artesanos en el siglo XVIII

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.