Ante la Ley

140113 ante la ley 1Que me perdone Franz Kafka por versionar su cuento, pero me ha sido imposible evitarlo: “Ante la Ley hay un gallardón que protege la puerta de entrada. Un ciudadano se acerca y pide permiso para acceder a la Ley. El guardián le dice que en ese momento no es posible. El ciudadano pregunta si podrá entrar más tarde. Es posible,  si paga, pero no ahora.

El ciudadano mira a través de la puerta para ver que hay en el interior. El guardián le advierte que aunque él es poderoso, en la puerta de cada tribunal  hay otros vigilantes aún más poderosos. La mirada de los guardianes del Tribunal Supremo resulta insoportable. Y la del Tribunal Constitucional, temible.

El ciudadano piensa que la Ley debe ser accesible para todos y en todo momento. Pero al considerar la situación, decide esperar a que el guardián le de permiso para entrar. De momento éste le ofrece un taburete,  junto a la puerta. El ciudadano permanece allí sentado días, meses, años,… hasta envejecer.

140113 ante la ley 2Durante muchos años, observó al guardia  y terminó pensando que era su único impedimento para acceder a la Ley. Al principio maldijo su mala suerte, pero ya envejecido solo murmuraba para sí. Antes de su muerte necesitaba una sola respuesta. Llamó al gallardón y le preguntó

  • Todos aspiramos a la ley. ¿Cómo es posible que durante estos años solo yo haya solicitado entrar?
  • Esta entrada estaba reservada solo para ti y nadie hubiera obtenido permiso.

Dicho lo cual, cerró la puerta y se marchó a cumplir importantes tareas del Gobierno. Entre otras defender a las mujeres de si mismas.”

 Lar-ami

Comentarios desactivados en Ante la Ley

Archivado bajo Actualidad

Los comentarios están cerrados.