Tierras comunales en el siglo XVIII

Según recoge el Catastro de la Ensenada, en cada pueblo había tierras de aprovechamiento común; los tipos, superficie y usos dependían de su geografía e historia. Los más habituales en La Ribera eran:

  • Dehesa boyal, besana acotada para pastos del ganado de labor (mulas, bueyes, vacas, burros, caballos, …), de uso exclusivo para los vecinos del pueblo. Su superficie oscilaba entre 40 (Puebla de Valles) y 300 fanegas  (Beleña de Sorbe), si bien esta última podría ser común al Señorío.
  • Monte comunal, de los llamados huecos (encinas, robles, quejigos,…), para leña y carboneo. En algunos lugares se arrendaba  a un tercero (Puebla de Beleña) y los beneficios ayudaban a cuadrar el presupuesto. También se aprovechaban como dehesa boyal (La Mierla) y para pastos.
  • Pastos comunales en tierras de baja calidad, no aptas para la siembra, “yermas por naturaleza”: jarales, retamares, pedregales, barrancos,… para ganado lanar y caprino. Ocupaban gran superficie, hasta 2.900 fanegas.
  • Tamajon y Almiruete compartían algunas zonas de pastos con las villas de las tierras de Ayllón, origen de su Señorío.
  • Los pueblos del Señorío de Beleña compartían en igualdad sus tierras de pastos.130816 Tierras comunales
  • Alpedrete, Valdepeñas, Tortuero, Puebla de Valles, Valdesotos compartían sus pastos (diez mil fanegas) con las villas de la Comunidad de Uceda y Torrelaguna,  y del Señorío de Beleña (las 18 villas).
  • En Puebla de Beleña había un terreno de realengo, los Rehenes, que pertenecía comunalmente a las 18 villas. Más de mil ochocientas fanegas para pastos y 180 de labranza.

La gran superficie dedicada a pastos, su aprovechamiento común por las 18 villas y/o en igualdad por los pueblos del Señorío de Beleña,  denotan la importancia de la ganadería y de la Mesta en la comarca. Lo contaremos.

Lar-ami

Comentarios desactivados en Tierras comunales en el siglo XVIII

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.