Vino y aceite en La Ribera del siglo XVIII

El  Catastro de la Ensenada establece en su cuestionario, por cada pueblo, las unidades de medida que utilizan  Esto permite establecer comparaciones de rendimiento, según cultivo y núcleo de población en La Ribera. A nivel de cereales el análisis aporta poco ya que en secano era similar.Pero esta es tierra vino y aceite. Aunque olivos y viñas eran de secano, la calidad de la tierra marcaba la diferencia, tanto en rendimiento como en la bondad del producto.  Cierto que la calificación era subjetiva, y posiblemente esto explique algunas diferencias.

Así en una fanega de viñas, (400 cepas) el rendimiento variaba entre los mayores productores (Valdepeñas y Puebla de Valles) y los pueblos que cosechaban para autoconsumo. Dado que la Filoxera acabó con los viñedos de la zona en los años 20, no es posible establecer otras comparaciones. El rendimiento en vino, medido en arrobas (16 lts) oscilaba:

  • Tierra de buena calidad:  de 9 a 15 arrobas
  • De calidad mediana: de 5 a 10
  • De ínfima calidad: de 3 a 5

Una fanega de olivar (36-40 olivos según pueblo), el rendimiento variaba entre el mayor productor (Puebla de Valles) y los que solo buscaban el autoabastecimiento (Tortuero, Valdesotos,..)

  • Tierra de buena calidad:  de 4 a 5 arrobas aceite (11,5 kgs = 12,5 litros)
  • De calidad mediana: de 2 a 2,5
  • De ínfima calidad. De 1 a 1,5

Hasta los años sesenta hubo almazaras; los mayores aun las recuerdan y confirman que el rendimiento era bastante similar al aquí expuesto.

Lar-ami

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

2 Respuestas a “Vino y aceite en La Ribera del siglo XVIII

  1. ¿Sigue dedicandose el campo a olivo y vid?

    Me gusta