De los impuestos de La Ribera en el siglo XVIII

de los impuestosLas respuestas generales del Catastro de la Ensenada, incluyen varias preguntas sobre impuestos adicionales a las alcabalas. En los pueblos de La Ribera sorprenden por lo elevado de su cuantía.

 Diezmos y Primicias (pregunta 15): que pagaba el municipio a la iglesia, generalmente el obispado, que a veces cedía las rentas a centros religiosos. En nuestra zona, al arzobispado de Toledo quien los tenia desviados al Monasterio del Paular y varias iglesias de Alcalá de Henares.

  • El Diezmo suponía  el 10% sobre producción (excepto semillas). Tamajón pagaba 60 fanegas (50 kgs) de trigo, 48 de centeno, además de 456 reales por menudos y cordero. 
  • Primicias, cantidad fija (1/2 fanega generalmente)  por cada especie y pueblo: Alpedrete pagaba 15 fanegas y La Mierla 9.

Sisas y arbitrios (pr.24): impuestos municipales que abonaban los vecinos sobre consumos, si bien en los Señoríos y en las villas de reciente creación (siglo XVII), eran escasos y/o nulos.

Estos impuestos, más las rentas que percibía el municipio por arrendamientos, ayudaban a cuadrar el presupuesto, cuyos gastos están desglosados en las siguientes preguntas (de la 25 a la 28), con sus justificantes correspondientes. 

Lar-ami

Anuncios

Comentarios desactivados en De los impuestos de La Ribera en el siglo XVIII

Archivado bajo Rincones de la Ribera

Los comentarios están cerrados.