El románico en Bonaval

El proyecto inicial, con iglesia y claustro como elementos esenciales según las normas del Cister, era románico, y solo se conserva  la Sacristía.  El resto de la iglesia es gótico; del claustro solo quedan indicios que permiten esbozar hipótesis, no exentas de polémica.

La capilla inicial luego convertida en Sacristía, es una pieza rectangular de 10 x 3 metros, escasa de altura y cubierta por una bóveda de cañón dividida en dos tramos, el occidental rebajado; de esta manera tan ingeniosa, la luz se distribuye por toda la estancia.  Bajo la ventana de aspillera orientada al este pudo estar el altar. Enfrente un arco, ahora cegado, daría acceso al claustro según la aproximación de D. Tomás Nieto. En el lateral sur, una puerta estrecha da paso a la iglesia. Hoy presenta un aspecto lamentable.

La elección del solar no fue adecuada: el terreno cedió y se produjo un derrumbamiento (obsérvese que el terreno exterior está más bajo y que lo mejor conservado son las capillas). Esto obligó a un replanteo general,  además de un cambio de estilo (del románico al gótico). Sin duda se vio favorecido por el paso a propiedad de las tierras (año 1.175) y por el auge del Monasterio de Bonaval

Lar-ami

Comentarios desactivados en El románico en Bonaval

Archivado bajo Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.