Otra leyenda de Canrayao

Este mágico lugar, Canrayao,  no deja de sorprendernos. El maestro  José Ramón López de los Mozos nos ha hecho llegar la leyenda, “Bodas de Canrayao”,  que recogió el gran etnógrafo D. Sinforiano García Sanz en el periódico Nueva Alcarria en su edición del 25 de mayo de 1.968.

Esta trágica leyenda, donde un pastor envenena y mata a todo el pueblo en el banquete de bodas de la hija del rico del pueblo, por despecho,  está recogida en el libro “Puebla de Valles, usos, costumbres, cuentos y leyendas” publicado en 2.006 por AACHE ediciones.  Pero la versión de Sinforiano, recogida 50 años antes, aporta variaciones que la hacen más hermosa:

  • El veneno procedía de las salamanquesas que el pastor fue recogiendo durantes semanas.
  • El mozo era el hijo del rico del pueblo, mientas la novia era pobre.
  • Moza y pastor se amaban desde niños
  • El pastor coge el cadáver de la novia y juntos se arroja a un pozo.
  • La campana de la iglesia tocó a muerto de forma continua hasta que se descubrió el horrendo crimen, y siguió así hasta que los cadáveres recibieron sepultura.
  • Mientras la espadaña de la iglesia estuvo en pié, cada año y el mismo día de la boda, la campana tocaba a muerto en honor a los difuntos.

La fuente y los cimientos de casas/corrales han quedado como testigos de esta leyenda que circula en diferentes versiones.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Mundo rural, Rincones de la Ribera

4 Respuestas a “Otra leyenda de Canrayao

  1. Curiosamente el otro día leí sobre Canrayao en este blog que creo conocerás y le hice un comentario, estaba por decírtelo ya que le doy el enlace de tu blog, espero no te moleste, si no dímelo y lo arreglo.

    http://blogdejosemanuelsanz.blogspot.com/2012/01/el-despoblado-de-canrayado.html

    Saludos.

    Me gusta

  2. Interesantes historias. Es la cultura de un pueblo que no debería desaparecer.

    Me gusta