Lluvias de otoño

Navajo de la Alcantarilla

Hasta mediados de Noviembre las lluvias han sido tan escasas que no han aparecido los níscalos ni han corrido los arroyos. Charcos, lagunillas y chortales brillan por su ausencia; la tierra se ha quedado todo el agua. Solo la caliza (y porque le resbala todo),  ha permitido que surque algunos de sus barrancos. Los típicos navajos de La Ribera también han cogido agua.

Junto a la carretera CM 1001 hay dos, la Alcantarilla (a la izquierda en dirección a Tamajón)  y la Rueda (a la derecha, pasado el cruce de La Mierla). Al profano le sorprende que el primero esté casi lleno y el segundo apenas tenga agua; que las orillas de uno estén impolutas y las del otro pateadas por los animales.

Navajo de la Rueda

Quizás se deba a que en la margen izquierda existen varios bebederos (como el navajo de las Casas) y las lagunas de Beleña mientras en la derecha, el más próximo es la fuente de La Mierla.  Aunque los animales cruzan la carretera (tiene poco tráfico de noche), no deja de ser una barrera.

Sin bajarte del coche, tú también podrás observarlos.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Lluvias de otoño

  1. Curioso… tal vez nadie haya limpiado la zanja que lleva allí el agua o tal vez esté desviada el agua a otro lugar…. Por aquí en el norte de Castellón se han llenado un poco las balsas, pero no del todo tampoco.

    Me gusta