Espantapájaros

En La Ribera, como los campos están poco transitados, sembrados y huertos son presas fáciles para los animales salvajes.  Los métodos de protección dependen del tamaño de la parcela, el cultivo y los animales de los que se quiere resguardar.

Así  frente a corzos y jabalíes, la mejor protección es el vallado; pero si la superficie de la parcela lo hace poco viable, se opta por colocar una cuerda (alambre) alrededor de la que se cuelgan latas, cencerros,… y todo aquello que haga ruido cuando el animal la toque y lo espante.

En árboles sensibles a los pájaros (cerezos) se coloca una redecilla alrededor de la copa. En las parras, una bolsa de papel rodea el racimo. En huertos y frutales se ponen CD´s y otros elementos que brillen con el sol.

Pero en besanas grandes, ya sean huertos, arboleda y/o sembrados, sobreviven los socorridos espantapájaros; los hay de todas formas y colores, algunos muy hermosos. Es el arte de lo popular.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Costumbres y tradiciones, Mundo rural, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Espantapájaros

  1. Buena idea, pondré uno en el jardín de una de las casa rurales, a ver si auyentamos los animalitos amantes de lo ajeno!

    Me gusta