Las lágrimas de una reina

La fuente medieval de Doña Urraca, a orillas del Sorbe en Beleña, tiene la propiedad de colorear las piedrecillas del fondo y si se sacan del agua, poco a poco pierden color. Aunque no está documentada la presencia de Doña Urraca I en este castillo de leyenda, un cuento anónimo relaciona estos hechos.

“Cuentan que la reina acompañada de sus  doncellas, bajaba a diario a la fuente a tomar un baño. Dicen que una mañana, la triste mirada de su vieja dueña sorprendió a la soberana.  Extrañada, le preguntó la razón de su pena. Tras mucho insistir, la dueña dijo:

– Mientras os bañabais, he observado las ondas que generaba vuestro cuerpo en el agua. Mi saber me revela que os veréis envuelta en guerras fraticidas.  (La reina lanzó un grito de dolor, mientras de sus ojos resbalaron dos lágrimas, que al caer al agua, convirtieron las piedrecillas en rubíes).

– Mirad, señora -continuó la vieja, así lo dicen vuestras lágrimas.

La reina lloró amargamente, y el fondo de la fuente quedó para siempre tapizado de piedrecillas de mil colores que recuerdan este hecho.  Poco después la profecía se cumplió en el sitio de  Zamora, pero Doña Urraca ya estaba prevenida por la fuente”

As. Cultural Amigos de Beleña de Sorbe recoge en el nº 3 de su revista  “La Urraca” la historia de la reina, y en un número posterior este cuento. Considerando que Beleña celebra ahora sus fiestas, la posibilidad de baño y su rica historia, este es buen momento para conocer esta preciosa villa.

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Rincones de la Ribera

2 Respuestas a “Las lágrimas de una reina

  1. sEGURO QUE ES PRECIOSA! Habrá de visitarse!

    Me gusta