El pozo de la Roca

Playa natural situada al final del cañón del Jarama cuando el río remansa sus aguas en una poza rodeada de alisos, fresnos y álamos. El Pozo de la Roca es un lugar mágico, al que se llega desde Puebla de Valles en plácido paseo de 30 minutos entre olivos centenarios y terrazas arcillosas del Cuaternario

El camino sale de la calle Soledad, pasa por la ermita del siglo XVI y avanza en paralelo al arroyo del Lugar, dejando atrás huertos, olivos y chopos. Dos hermosas cárcavas rojizas, el Malaño y los Adobes, quedan a la derecha;  de frente aparece la Peña del Miradero, con  media luna en lo alto. La pista baja al cauce y se bifurca; giramos a la derecha y poco después pasamos bajo un grupo de añosos nogales.

Ahora el camino va paralelo al Jarama y su canto nos acompaña doscientos metros. La pista se aleja del río para darle espacio a una besana de cereales y llega a un cruce que tomaremos a la izquierda hasta un pedregal sembrado de olivos. Estamos al borde del acantilado; aquí nace la vereda que baja la cuesta y se dirige a la chopera. Cien metros después aparece el Pozo de la Roca.

La playa, rodeada de alisos y fresnos, el canto del río, la brisa, las truchas que saltan fuera del agua para cazar insectos, el sol y las sombras arboladas, … ofrecen un espectáculo que puede completarse con un baño inolvidable.

Lar-ami

Comentarios desactivados en El pozo de la Roca

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.