De zorras y gallinas

Según reza el dicho popular, la zorra acude donde hay gallinas. Cuando la nieve lo cubre todo y el hambre aprieta, baja al pueblo en busca de alimento. Como a finales de enero, donde sus incursiones en Puebla de Valles han dejado huella (y no solo en la nieve). 

  • Fue vista por varias personas paseando por el Calicanto y por la plaza del Rincón, aprovechando la oscuridad de la noche.
  • Atacó un gallinero del Arroyo del Vallejo matando todas las gallinas menos una, seguramente porque no la encontró. A las pocas noches volvió y remató la faena, dejando el gallinero vacío y a su dueña descompuesta.
  • Y lo hizo con tanto cuidado que los vecinos más próximos (apenas veinte metros) ni se enteraron.

No es la primera vez, pero hacía tiempo que no bajaba. Esa vez que una urbanita estuvo alimentando a una hembra varios días, al confundirla con una perra,  no cuenta.  Menudo sorpresa se llevó la mujer: “Ya me parecía a mi que era rara, pero como estaba criando me dio lástima”.

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

4 Respuestas a “De zorras y gallinas

  1. Me parece a mi que esa urbanita necesita salir un poco más al campo, jejeje

    Me gusta

  2. Vaya !
    Una lástima, pero asi se confirman las viejas leyendas … y narraciones de los mayores …

    Me gusta

    • Cierto. La zorra sigue bajando a los pueblos cuando el hielo y la nieve se ahacen rpesentes en la comarca. Lo ultimo que sabemos es que se come el alimento de los gatos callejeros que algunos vecinos cuidamos.

      Me gusta