La Ribera se acerca a Guadalajara

Casi un kilómetro, tres minutos de reloj. Y no se debe al cambio climático, ni a un corrimiento de tierras producido por las abundantes lluvias y nevadas de las que estamos disfrutando este invierno.

El desvío de la carretera CM-101 a su paso por Humanes lo ha conseguido. Se evitan los badenes salvajes que acarician los bajos del coche, la curva de 90º  del centro, el peligroso cruce de la carretera de Cogolludo, la doble fila en la calzada,  … Y siempre queda la opción de entrar en el pueblo si queremos comprar algo.

Hace apenas veinte un mes que está abierto al tráfico. La Ribera y Puebla de Valles  se sienten más cerca de Guadalajara. La realidad es que nunca estuvo muy lejos (45 kms en coche y unos 30 por veredas y atajos).

Después de la guerra, coincidieron en el cuartel de Guadalajara varios mozos de Puebla. Como apretaba el hambre, un soldado elegido por turnos aprovechaba la noche y se acercaba  al pueblo a recoger las pocas viandas que sus familias les  podían dar, mientras sus compañeros le cubrían las espaldas.

Regresaba con el alba y procedía al reparto. La operación se realizaba al menos una vez por semana y duró varios años. Los protagonistas aún lo recuerdan con nostalgia (por la edad, no por el hambre)

Lar-ami

4 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Paisajes y lugares de la Sierra Norte

4 Respuestas a “La Ribera se acerca a Guadalajara

  1. Eduardo

    Que paliza andando, se nota que apretaba el hambre, eran otros tiempos.
    Me alegro por lo de la carretera.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Como cambian los tiempos!

    Me gusta