Molineros y molinos

Doña Eulalia Castellote  en su libro “Molinos harineros de Guadalajara”  describe el papel que jugaban molinos y molineros en los pueblos, que bien podría aplicarse a La Ribera. Los molinos fueron lugar de encuentro y de activación de lo que ahora se llaman redes sociales, se daban noticia y recados, se contaban historias, …

Los molinos eran un referente para la comunidad y mejoraban el status del municipio,  ya que atraía a forasteros. Se tenían por espacio público y por ello muchas veces los hombres del pueblo colaboraban en el mantenimiento del cauce del río, de la presa y de  la caz, que era utilizada para regar huertos próximos de los vecinos.  

El mantenimiento de instalaciones y maquinaria era labor del molinero, lo que le exigía conocimientos de carpintería, mecánica, picar la piedra, albañilería,  herrería, del campo, ganado,… Estos conocimientos le daban un prestigio. 

Además vestía bien, andaba a  caballo y se movía por toda comarca buscando clientes, por lo que era muy conocido. No trabajaba el domingo y su nivel económico era superior a la media, por lo que el molinero era denostado por los hombres y considerado un buen partido por las mujeres.

Lar-ami

 

Comentarios desactivados en Molineros y molinos

Archivado bajo Costumbres y tradiciones, Rincones de la Sierra Norte

Los comentarios están cerrados.