Escaleras con historia

Don Antonio Buero Vallejo, hijo de Guadalajara y escritor muy reconocido, en su obra “Historia de una escalera”  describe de forma magistral la vida de la posguerra a través de la convivencia en una casa de vecinos.

Este guardián etéreo también cree que hay mucha historia en una escalera y por ello traemos aquí algunas de La Ribera, quizás las más representativas:

  • La de caracol del Monasterio de Bonaval, probablemente del siglo XIV, hoy en ruinas.
  • La  escalinata de la iglesia gótica de Valdepeñas
  • El acceso al púlpito de Covarrubias (iglesia de Tamajón, siglo XVI), que sobrevivió a la guerra civil
  • Los peldaños tallados en la roca que dan acceso al puente medieval de Valdesotos.
  • Escalera interior, con arcos y bóveda en el recodo, de la casa de la Gorda, siglo XVII.
  • La calle en escalera Tomás Sanz Azcona, de Puebla de Valles, que salva un desnivel de muchos metros, llamada asi en honor de un alcalde ilustre que murió muy joven por la picadura de una abeja.
  • Las múltiples escaleras exteriores que salpican nuestros pueblos, fruto del reparto de la casa familiar por herencia .

Lar-ami

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Rincones de la Sierra Norte

2 Respuestas a “Escaleras con historia

  1. Si hay que elegir una, me quedo con la de caracol, por su singularidad.

    Me gusta